Salou, un pequeño paraíso en el Mediterráneo

· 17 julio, 2018
Salou es conocida por su parque temático. Pero esta bella localidad de la provincia de Tarragona esconde mucho más.

Salou es uno de los destinos turísticos más demandados y recomendables de España, pues ofrece numerosas posibilidades, empezando por su entorno natural privilegiado, que incluye diversas y preciosas playas y calas. ¿Te animas a conocer este auténtico paraíso en el Mediterráneo que es Salou? Sin duda, no te decepcionará.

Qué ver en Salou

Torre Vella en Salou
Torre Vella – Ferran Llorens / Flickr.com

En Salou existen lugares que no pueden dejar de visitarse, como el monumento a Jaime I. Recuerda  las hazañas del antiguo rey que, a inicios del siglo XIII, partió del puerto de la localidad tarraconense hacia Mallorca con el objetivo de unirla a sus tierras.

Pasamos a la Torre Vella, construida en el siglo XVI para servir de protección a la localidad. A día de hoy, alberga el Museo Municipal de Esmaltes Contemporáneos. Allí se puede conocer una representativa colección de esmaltes de las más variadas técnicas y tendencias de autores de diversas procedencias.

Igual de destacada es la Fuente Luminosa, una pileta de gran tamaño que dispone de unos magníficos juegos de luces y colores. De hecho, estos pueden llegar hasta las doscientas diez combinaciones en turnos de noventa segundos. Como curiosidad, fue creada por el mismo ingeniero que levantó la fuente de Montjuïc de Barcelona.

Otros monumentos y construcciones que también deben visitarse son la Casa Bonet, de estilo modernista y edificada por Domènech Sugrañes i Gras, discípulo de Gaudí; la iglesia Santa María del Mar, el templo más antiguo de Salou, pues su origen se remonta al siglo XVIII; y el faro, ubicado en los acantilados, en la punta del cabo de Salou. 

Qué hacer en Salou 

Port Aventura, uno de los destinos en primavera para adolescentes
Port Aventura – Simon & Vicki / Flickr.com

Además de ver todos los monumentos que acabamos de nombrar, no hay nada como caminar por el paseo Jaime I. Este es uno de los lugares más conocidos y transitados de la localidad. Y es que, ¿hay algo mejor que pasear entre palmeras escuchando el mar de fondo? Igual de recomendable es el paseo Miramar, junto a la playa de Poniente.

Otra de las posibilidades que ofrece Salou es divertirse en PortAventura, con numerosas atracciones como la montaña rusa Shambhala, la segunda más alta de Europa, con una altura de noventa y dos metros; el Tutuki Splash, donde es imposible no mojarse; o Hurakan Condor, una torre con una caída libre de casi noventa metros.

Tampoco se puede dejar de probar la gastronomía de Salou, donde existen numerosos restaurantes que van de la cocina tradicional a la de vanguardia. Entre los diversos platos habría que destacar los marinados con algún vino o cava de denominación de origen; o los elaborados con arroz, marisco o pescado fresco del mar Mediterráneo.

Espacios naturales de Salou, un paraíso en el Mediterráneo

Paseo junto al mar en Salou
Salou – vitalez

Mención aparte requieren los espacios naturales, que ponen la nota especial a este paraíso en el Mediterráneo y permiten a los turistas desconectar del bullicio de la localidad y disfrutar de rincones de valor paisajístico, empezando por las playas.

Una de las playas más destacadas es la cala Penya Tallada, de arena y con aguas cristalinas, que se encuentra rodeada de acantilados rocosos cubiertos de vegetación.

Igual de recomendables son cala Crancs, en la que se combinan fondos rocosos con praderas de posidonia y que es ideal para practicar esnórquel; cala Font y cala Vinya, dos pequeños arenales con diversos servicios e instalaciones; la playa de Levante, la principal de Salou; o la playa de Poniente, junto a la anterior.

Aparte de dejarse caer por las preciosas playas y calas de la localidad se puede realizar el Camino de Ronda de Salou. Es un sendero de más de dos kilómetros de longitud que permite conocer en profundidad la belleza paisajística del litoral de la localidad de Tarragona que nos ocupa y de la Pineda.

Asimismo, sin salir de Salou se puede visitar el jardín botánico, que alberga más de cuatrocientas especies vegetales. También se puede pasear por el parque de la Ciudad de Salou, con más de 15.000 m² en los que se reparten diversas plantas, flores y estanques.

Y, finalmente, hay que admirarlos dieciséis olivos monumentales que se sitúan frente al ayuntamiento y que rondan los mil años. Uno de los tesoros de ese pequeño paraíso en el Mediterráneo que es Salou.