Una ruta por las ciudades modernistas en Europa

· 1 marzo, 2017

A finales del siglo XIX y principios del XX, en Europa tuvo lugar un estilo nuevo, el modernismo. El triunfo en todo el continente fue total, con varios nombres como el art nouveau (En Bélgica y Francia), jugendstill (Alemania y países nórdicos), sezessión (Austria), liberty (Italia), modern style (Países anglosajones). Vamos a dar un paseo por algunas de las ciudades modernistas en Europa.

Ruta por las ciudades modernistas en Europa

Comienza si dilación este recorrido por las ciudades modernistas en Europa. Este viaje nos lleva de Riga a Lisboa pasando por muchas capitales del Viejo Continente.

1. Viena

Belvedere Alto
Palacio de Belvedere – Bildagentur Zoonar GmbH

Una buena ciudad donde comenzar el viaje. En Viena están algunas de las obras más significativas de este estilo. En la visita a la ciudad se incluye el palacio Belvedere, que hoy es un museo que exhibe los cuadros más conocidos de Gustav Klimt, uno de los más grandes representantes del movimiento modernista. Entre otras obras, destacan El beso o Judith I.

Este palacio barroco tiene tres museos diferentes que van desde el arte medieval a modernismo, pasando por el barroco.

2. Praga

En la hoy capital de la República Checa, Alphonse Mucha dejó unos buenos ejemplos de diseño gráfico y propaganda modernista. Algunas de las imágenes más emblemáticas vienen de sus carteles para licores, cigarrillos y obras de teatro. Eso incluye muchachas eslavas de mirada penetrante en posturas relajadas. Destaca Princezna Hyacinta, un poster publicitario de un ballet que se basa en un cuento de hadas.

3. Budapest

Hotel Gellert en Budapest
Hotel Gellert – Alistair Young / Flickr.com

En la capital de Hungría el modernismo decora las fachadas. Este estilo hace que podamos pasear por muchas demostraciones. El símbolo más conocido es una piscina termal alicatada y rodeada por columnas que nos hará sentir como si estuviésemos dentro de una catedral.

Los baños están al lado del Gellert Hotel y se alimentan del manantial de la colina del mismo nombre que tiene propiedades curativas.

4. París

Estación de metro de Paris
Metro de París – Robert Crum

Si queremos disfrutar del modernismo en París, no hay más que buscar las preciosas bocas de metro, esas que solo los turistas fotografían. Aunque son emblemáticas, cuando se construyeron fueron criticadas. Hector Guimard fue el que las realizó. Muchas se destruyeron, pero queda alguna intacta, como Porte Dauphine, en la línea 2.

5. Bruselas

Casa Tassel en Bruselas
Casa Tassel – Arco Ardon / commons.wikimedia.org

En el caso de la capital belga, suele hablarse de un edificio como la primera casa diseñada íntegramente en art nouveau. La construyó Victor Horta para el científico Émile Tassel, y presume de líneas sinuosas y de su delicada ligereza modernista en estado puro. La casa Tassel es todo un exponente, donde Horta llegó a diseñar hasta los pomos de las puertas.

6. Londres

En esta ciudad hay muchos símbolos modernistas. Destacamos los retorcidos trazos de tinta de la mujer fatal de Aubrey Beardsley o The Toilette of Salome.

7. Glasgow

Es esta ciudad destacas The Willow Tearooms and Gift Shop, un edificio que proyectó el arquitecto Charles Rennie Mackintosh en 1903. Se dedicó a trabajar en todos los aspectos del diseño, cucharillas y delantales incluidos.

8. Barcelona

Paseo de Gracia en Barcelona
Casa Mila – Yaslex

Aquí sobresale Antonio Gaudí, que dejó suficientes edificios y obras de arte como para hacer una ruta por la ciudad. Destaca en Barcelona la Casa Milá, un edificio construido de 1905 a 1910. Se la llama también La Pedrera (La Cantera) por su irregular fachada en piedra gris.

A lo largo del Paseo de Gracia se pueden contemplar otros magníficos ejemplos de arquitectura modernista. No hay que olvidar, por supuesto, otras grandes obras de Gaudí, desde la Sagrada Familia al Parque Güell.

“Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica.”

– Antoni Gaudí –

9. Lisboa

Una de las joyas de este estilo lo tenemos en la Libélula de Lalique. Este animal era muy querido por los artistas art nouveau. Se usó en muchos diseños y los patrones arabescos de sus alas se imitaron con maestría en la arquitectura. Actualmente se exhibe en la Fundación Gulbelkian de Lisboa. La joyería es una de las artes que más favorecida se vio por el modernismo.

10. Riga

Riga en Letonia
Riga – Balakate

La capital de verdad del modernismo no es Bruselas, ni Viena, ni París, es Riga. La Unesco declaró su casco histórico como patrimonio mundial por su arquitectura modernista, donde su ubica la zona del mundo con más concentración de edificios de este tipo. 750 construcciones modernistas que nos hacen sentir como si estuviésemos paseando por la calle a finales del siglo XIX.

El modernismo en otras ciudades de España

Nos gustaría terminar con dos recomendaciones para ver más modernismo en España. La primera está en Salamanca. La Casa Lis se mandó construir por un acaudalado empresario de curtidos y hoy es la sede del Museo Art Nouveau y Art Déco. En él se exponen las colecciones que donara el anticuario y coleccionista Manuel Ramos Andrade.

Casa Lis en Salamanca
Casa Lis, Salamanca – Raúl Hernández González / Flickr.com

La segunda recomendación tiene a dos ciudades del sur de España donde este estilo tuvo gran importancia. Una es Cartagena, donde el estilo triunfó en paralelo con el auge de sus minas. Otra es Melilla, donde Enrique Nieto, discípulo de Gaudí, fue autor de muchos edificios, desde la sinagoga a la mezquita, pasando por varios edificios para la iglesia católica.

Como puedes ver, se puede hacer una ruta de ciudades modernistas en Europa y no son pocas las que tienen patrimonio de un arte que dejó huella.