Descubrimos 4 maravillosos lugares secretos de Praga

Praga es una de las ciudades más espectaculares del viejo continente. Son muchísimos los lugares que esta maravillosa ciudad tiene por ofrecer. En esta ocasión nos vamos a aventurar por aquellos sitios que no son tan turísticos y populares, pero que sin embargo, son sumamente interesantes y que definitivamente no te puedes perder.

Praga, una ciudad única y especial

1. Monte Petrín

El Monte Petrín es uno de los jardines más bonitos y originales que podrás encontrar en la ciudad. Recorrerlo puede convertirse en toda una aventura inesperada, puesto que a través de sus caminos en los que serpentean los arboles encontrarás lugares como iglesias, parques y laberintos de espejos que no aparecen en el mapa del jardín.

Vista de Praga desde el Monte Petrin
Vista de Praga desde el Monte Petrín – DaLiu

El Monte Petrín es uno de los pulmones naturales de la ciudad. El monte como tal tiene una altura de 140 metros y está construido en gran parte sobre antiguos viñedos. De hecho, en algunas partes todavía puede apreciarse algún que otro viñedo.

Te recomendamos que visites el Monte Petrín por la tarde y así puedas deleitarte con el precioso e inigualable atardecer que caracteriza a Praga.

2. Torre de Petrín

La Torre de Petrín se encuentra ubicada en el Monte Petrín. No es como tal un lugar secreto, puesto que su gran estructura puede divisarse desde varios puntos de la ciudad. Pese a ello, no es uno de los lugares más turísticos de la misma, pero definitivamente debes visitarla puesto que la torre como tal es impresionante y las vistas desde allí no tienen comparación.

Torre Petrín en Praga
Torre Petrín – Alexanro

La Torre de Petrín es una copia de la famosa Torre Eiffel. Pese a que la primera tiene tan solo 60 metros de altura, su ubicación, en la cima del Monte Petrín, hace que la punta de la misma esté situada exactamente a la misma altura que su hermana mayor parisina.

La torre se construyó en 1891 y años más tarde fue trasladada hasta la cima del Monte Petrín, su ubicación actual. Para subir hasta lo más alto se tiene la opción de tomar un ascensor, eso sí, deberás pagar un monto extra por el uso del mismo.

Si, por el contrario, quieres disfrutar más de la preciosa vista, hacer algo de ejercicio y ahorrarte unos euros, deberás subir los 300 escalones que te llevarán hasta la punta de la torre. Desde allí podrás deleitarte con hermosas vistas sobre toda la Ciudad Vieja, la catedral y el imponente Castillo de Praga.

3. Monumento a las Víctimas del Comunismo

Entre los años 1948 y 1989 República Checa vivió uno de los capítulos más oscuros de su historia: el comunismo. El Monumento a las Víctimas del Comunismo es un sentido homenaje erigido en la ciudad de Praga a las víctimas que perdieron la vida y sus libertades en este período. Fue inaugurado el 22 de Mayo del 2002.

Monumento a las Víctimas del Comunismo en Praga
Monumento a las Víctimas del Comunismo – nsafonov

El Monumento consiste en 7 figuras metálicas que descienden por una escalera. Cada una de las figuras representa las diferentes fases a la que una persona es sometida bajo un régimen comunista. A medida que la figura se aleja de la parte baja de las escaleras le va faltando más partes de su cuerpo hasta finalmente desaparecer.

Simboliza la pérdida de todas las libertades del hombre, que es sometido hasta la muerte. Recorrer este monumento es bastante rápido pero definitivamente vale la pena, puesto que es realmente impactante.

4. Pabellón Hanavsky

El Pabellón Hanavsky es una preciosa edificación que fue construida en el año 1891. Se encuentra en el parque de Letná, muy cerca del casco histórico de la ciudad. Pese a la belleza del lugar, no se encuentra entre las listas de “qué conocer en Praga”. Sin embargo, merece la pena visitarlo y recorrerlo en su totalidad.

Pabellón Hanavsky en Praga
Pabellón Hanavsky – Kajano

El Pabellón Hanavsky es el primer edificio de la ciudad que posee una mezcla de diferentes materiales para su construcción: hierro forjado, cristales y cemento. Justamente esta mezcla le da un aspecto único y sumamente especial. Además de la belleza de la edificación, las vistas desde la misma son impresionantes.

“Todos los viajes tienen destinos secretos de los que el viajero es consciente.”

– Martin Buber –

Estos cuatro rincones no aparecen en las listas de los lugares más turísticos de Praga. Sin embargo, debes conocerlos, puesto que cada uno de ellos posee una belleza histórica sin precedentes.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar