La playa de Bolonia en Tarifa, una de las más bonitas de España

· 22 agosto, 2017

Al sur de la península ibérica, en la provincia de Cádiz, la playa de Bolonia es un verdadero paraíso. Está en el término municipal de Tarifa, entre las Puntas Paloma y Camarinal, y es un bonito destino natural para disfrutar de unos días inolvidables. ¡Vamos a conocerla!

La playa de Bolonia, un tesoro natural

La playa de Bolonia es una de las pocas playas prácticamente vírgenes que quedan en el sur de España. Debido a la poca ocupación humana en las áreas cercanas se ha podido mantener y conservar casi por completo, algo que no ha ocurrido en otras playas próximas.

Playa de Bolonia
Playa de Bolonia – Lukasz Janyst

Tiene una longitud de 3.8 kilómetros y una anchura media de 70 metros. Entre sus principales características podemos destacar que su grado de ocupación es medio en temporada alta y que está permitido el nudismo. Puede ser algo ventosa, pero su oleaje es moderado.

La playa de Bolonia, por otra parte, es una zona protegida. En el sector oeste hay una duna de gran importancia ecológica, declarada monumento natural. El sistema dunar es móvil, por ello no crece vegetación, más allá de una planta, el barrón, que tiene unas profundas raíces. En la parte más interna de las dunas sí hay pinos piñoneros y un sotobosque de enebro marítimo, lentisco y sabina.

Qué ver y qué hacer en la Playa de Bolonia

La playa de Bolonia es una de las más bellas de la costa española. Pero además de tumbarnos al sol, nadar y practicar deportes acuáticos, en esta preciosa playa de Tarifa hay mucho más que hacer. A su alrededor hay atractivos más que interesantes.

1. Baelo Claudia

Ruinas de Baelo Claudia en la playa de Bolonia
Baelo Claudia – Ivan Calamonte

Junto a la playa de Bolonia se descubren los restos de una antigua ciudad romana. Construida a finales del siglo II a.C., su grado de conservación es bueno. En este mismo lugar hubo antes un asentamiento fenicio y fue un puerto marítimo importante por su conexión con África, ya que se encuentra frente a las costas de Tánger.

Baelo Claudia se descubrió en 1917. En ella se pueden apreciar todos los elementos de una villa romana, desde el foro hasta las tiendas, el teatro o varios templos. También se han hallado muestras del sistema de elaboración del garum, una salsa de pescado muy apreciada en la Antigua Roma, al considerar que tenía propiedades afrodisíacas.

En la actualidad, Baelo Claudia es un centro de visitantes y un museo que se puede visitar de martes a domingo de forma gratuita.

2. Faro de Camarinal

Faro de Camarinal en la playa de Bolonia
Faro de Camarinal – Isabel2016

Situado cerca de la playa de Bolonia, es una antigua torre de vigilancia del siglo XVI. Fue habilitada hace unas décadas como faro y hoy es Bien de Interés Cultural.

Podemos acceder a él recorriendo un sendero que atraviesa parajes protegidos y áreas completamente vírgenes. Es una ruta bien señalizada de corta extensión (1,7 km) y que no presenta grandes desniveles.

Se completa en 45 minutos máximo y transcurre entre un bosque de pinos, vistas panorámicas del estrecho de Gibraltar y la costa de Marruecos. Desde él se contemplan la playa del Cañuelo, el cabo de Gracia, la playa de los Alemanes y el cabo de Plata.

3. Cala de Arroyo Cañuelo

Cala de Arroyo Cañuelo cerca de la playa de Bolonia
Cala de arroyo Cañuelo – Antonio Guerra / Flickr.com

Es una cala salvaje situada muy cerca de la playa de Bolonia. Se puede acceder por carretera pero hay que dejar el coche unos kilómetros antes y continuar el camino a pie, a caballo o en bicicleta. La cala tiene una base militar poco visible a un lado y el faro Camarinal al otro.

La playa está rodeada de un pinar, no tiene casas ni chiringuitos y, aunque parezca extraño, se recomienda admirarla desde el faro. Hay una doble razón: la vista es hermosa y se evita una gran afluencia de personas, fundamental para preservar una cala completamente virgen.

“Vayas a donde vayas, se convierte de alguna forma en parte de ti.”

-Anita Desai-

En las cercanías de la playa de Bolonia puedes visitar la ciudad de Tarifa, con su medina amurallada, y Zahara de los Atunes, donde la playa es el principal atractivo. Y si vas entre marzo y octubre, incluso puedes embarcarte para disfrutar avistando ballenas, orcas y delfines.