Visitamos el impresionante Parlamento de Budapest

En tu viaje la capital de Hungría, nada podrá prepararte ante la majestuosidad de una de las ciudades más bellas del país. El Parlamento de Budapest es su edificio más representativo y el tercero más grande del mundo. Está ubicado frente al Danubio, en un emplazamiento que resalta su gran belleza arquitectónica. Se ha convertido así en una visita imprescindible en la ciudad.

El Parlamento de Budapest, una magnífica obra

El parlamento de Budapest es una de las atracciones principales de Hungría y uno de los más bellos del mundo. Se encuentra en Pest, a orillas del río Danubio y frente al Palacio Real, que se levanta en la colina de Buda. Su ubicación está cargada de simbolismo, pues representa un contrapeso a la monarquía húngara.

Parlamento de Budapest
Parlamento de Budapest – Brian Kinney

Poco después de fundarse Budapest con la unión de las ciudades de Buda, Óbuda y Pest, la Asamblea Nacional resolvió levantar un parlamento nacional que representara la soberanía del pueblo húngaro. La construcción comenzó en 1884 para celebrar los mil años de historia del país y finalizó en 1904. Fue la obra más grande de su época, demostrando el poder económico que Hungría tenía entonces.

Espectacular en todos los aspectos

De estilo neogótico y con una impresionante simetría, tiene 268 metros de largo por 118 metros de ancho. En su interior alberga 691 habitaciones, 10 patios, 27 puertas, 13 ascensores para pasajeros y 29 escaleras. Además, su altura de 96 metros lo convierte en uno de los edificios más altos de Budapest.

Está decorado con mármol y oro y numerosas obras de arte. Entre sus joyas resalta la corona y el cetro del rey Esteban I, el primer rey de Hungría. Estas se encuentran en una sala bajo la cúpula central.

Visitando el Parlamento de Budapest

1. Escalera principal

Escalera del Parlamento de Budapest
Escalera del Parlamento – Szasz-Fabian Jozsef

La escalera principal del Parlamento es lo primero que impresiona a los visitantes. Se trata de una escalera enormes de estilo renacentista, bastante ornamentada y bordeada por dos leones.

En el techo se pueden ver pinturas realizadas Károly Lotz y en el descansillo central hay un busto de su creador el arquitecto Imre Steindl, diseñador del edificio.

2. Sala de la Cúpula

Las escaleras llevan a la Sala de la Cúpula, donde puede apreciarse el interior de la cúpula y 16 estatuas de varios próceres de que van desde San Esteban, el primer rey de Hungría hasta Leopoldo II. Pueden verse expuestas algunas de las pertenencias de San Esteban, entre las que destaca su corona.

3. La Cámara Alta y el Consejo de los Diputados

Sala del Consejo en el Parlametno de Budapest
Sala del Consejo – Jon Chica

La Cámara Alta se encuentra en el hall central y es una impresionante construcción hexadecagonal. Cuenta con varias estatuas alegóricas a la agricultura y la industria.

También son muy llamativas las pinturas del techo, que representan personajes de la historia del país como Könyves Kálmán, San Ladislao, el rey Matías, San Esteban o Luis el Grande.

El Consejo de los Diputados es una sala igual a la Cámara Alta. Es el lugar donde se encuentran los escaños de los diputados húngaros y donde se realiza la Asamblea Nacional en la actualidad.

4. La Plaza del Parlamento

Plaza del Parlamento de Budapest
Exterior del Parlamento – In Green

El parlamento de Budapest cuenta con una bella plaza. En ella pueden verse las estatuas de los héroes de la independencia de Hungría Ferenc Rákóczi II y Lajos Kossuth. Aquí también está el monumento de granito gris con la llama eterna en homenaje a las víctimas de la Revolución de 1956.

“Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos.”

-Fernando Pessoa-

Las mejores vistas del Parlamento de Budapest

El PArlamento de Budapest desde el Bastión de los Pescadores
Vista desde la colina de Buda- Emma Zhang

Además de toda la belleza de su fachada y de su interior, es imprescindible admirar este magnífico edificio desde la distancia. Hay dos opciones principales, una de ellas es desde Buda, caminando por la orilla del río hasta llegar al Bastión de los Pescadores. Las vistas que se observan del Parlamento son realmente impresionantes.

La otra opción es cualquiera de los tantos cruceros que pasean el Danubio, desde donde tendrás unas vistas maravillosas. Si decides hacerlo de noche, no te arrepentirás. La imagen del Parlamento iluminado es algo que se te quedará en la mente por mucho tiempo.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar