4 maravillosas plazas de Europa

Adrián Pérez 1 diciembre, 2015

Descubre las plazas más hermosas que se encuentran en Europa y conoce un poco más de su historia única. Atrévete a pasar un momento agradable recorriendo estos lugares que sirven como parada para admirar el entorno y para disfrutar de momentos de tranquilidad. En este artículo te vamos a mostrar algunas de las plazas más bonitas de Europa ¡Acompáñanos!

1. La Plaza de San Pedro, El Vaticano (Italia)

Plaza de San Pedro en el Vaticano
Plaza de San Pedro en el Vaticano – Borisb17

La Plaza de San Pedro, en El Vaticano, es una de las más famosas del planeta. Fue diseñada por Bernini en el año 1656 y su forma es elíptica, con una serie de columnas a los costados. Cuenta con un obelisco en el centro que fue transportado desde Egipto y 2 majestuosas fuentes de Bernini y Maderno.

Esta plaza tiene unas dimensiones gigantescas: 320 metros de longitud por 40 metros de ancho, de hecho es una de las más grandes del mundo. Toda ella está adornada por 140 estatuas de santos, realizadas por los discípulos del mismo arquitecto que diseñó la plaza.

Este es un lugar clave para el catolicismo, ya que es donde los papas saludan a una multitud de feligreses cuando son elegidos. Además, en ella se realizan eucaristías multitudinarias y la bendición Urbi et orbi.

2. Staromestké Namesti, Praga (República Checa)

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga
Plaza de la Ciudad Vieja de Praga – l i g h t p o e t

La Plaza de la Ciudad Vieja de Praga es un lugar sumamente popular desde la Edad Media. Fue construida en el siglo XIV sobre una iglesia románica de la antigüedad y durante siglos ha sido testigo silencioso de muchos eventos históricos de República Checa.

En una alta torre gótica se levanta el ayuntamiento de la Ciudad Vieja y en él se encuentra el famoso reloj astronómico. Creado hace más de 600 años, muestra no solo la fecha y hora, sino también las fases de la luna, los ciclos astronómicos y la posición del sol, entre otras maravillas.

“El antiguo esplendor y la belleza de Praga, una ciudad incomparable, dejó una impresión imborrable en mi imaginación.”

-Richard Wagner-

Aquellos que disfrutan de la música clásica y arquitectura barroca deben visitar la iglesia de San Nicolás. Se encuentra cerca de la plaza y en ella se pueden escuchar conciertos inigualables. Además, no hay que dejar de visitar las majestuosas torres del Templo de Týn, con un aspecto de cuento de hadas.

3. Plaza Roja, Moscú (Rusia)

Plaza Roja de Moscú
Plaza Roja de Moscú – Volodymyr Goinyk

La Plaza Roja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco en el año 1990. Aquí se encuentra una de las grandes maravillas del mundo, la basílica de San Basilio. El turista también encontrará el patíbulo, el mausoleo de Lenin y el monumento a Minin y a Pozharsky.

Esta plaza ocupa una superficie de más de 70.000 metros cuadrados. Se encuentra en el barrio comercial de Kitay-górod y cuenta con 330 metros de longitud por 70 metros de ancho. “Krásniy” significa en ruso antiguo “bello”, por lo que los rusos llaman a esta plaza, la plaza bella.

En la antigüedad, esta plaza era escenario de celebración de eventos tanto religiosos como laicos. Durante la época soviética se celebraban aquí las fiestas de la Revolución Socialista.

4. Trafalgar Square, Londres (Inglaterra)

Trafalgar Square en Londres
Trafalgar Square, Londres – alice-photo

Esta plaza londinense lleva el nombre de la emblemática batalla que ganó la armada británica a la española y la francesa. Presidiendo la plaza se encuentra la estatua del gran protagonista, el almirante Nelson,  junto a 4 leones de bronce que custodian el alto pilar.

Ubicada en el centro de la ciudad, es uno de los puntos más animados de Londres. Creada en 1830, cuenta con dos majestuosas fuentes que se alumbran al caer la noche. Al norte de la plaza se encuentra la National Gallery, uno de los museos de arte más importantes del mundo.

Las navidades en Trafalgar Square son sublimes debido a una tradición que cumple desde 1947. Cada año, desde la Segunda Guerra Mundial, el pueblo noruego dona un árbol para que se adorne la plaza durante las fiestas.

Te puede gustar