Mitos y verdades del Vaticano

El Vaticano es el país más pequeño del mundo, pero dada su naturaleza como núcleo del catolicismo, lleva acumulando secretos desde hace siglos, convirtiéndose en un lugar que produce la curiosidad de muchas personas.

Archivos secretos, intrigas, ciencia y religión, aquí te desvelamos algunos mitos y verdades sobre el Vaticano.

Documentos sagrados

Una de los aspectos que más llama la atención del el Vaticano son sus documentos secretos, de los que se dice que albergan las respuestas a los grandes misterios de la historia.

En el libro de Dan Brown Ángeles y Demonios se menciona una gran conspiración en el corazón de la sede en aras de destruir el mundo. El libro levantó tanto revuelo que llevó a los miembros del consejo a abrir sus bibliotecas a selectos medios de prensa.

Biblioteca Vaticana
Biblioteca Vaticana – Miguel Hermoso Cuesta / Flickr.com

Tras penetrar en el ala donde se acumulan más de 1300 inventarios se encontraron cartas entre el Vaticano y personalidades como Mozart o la Reina Isabel I, documentos relacionados con la Guardia Suiza que datan del siglo XVI o incluso el juicio a los caballeros templarios sellado en el siglo XIV, temas sin duda apasionantes.

La verdad sobre San Pedro

San Pedro fue el fundador de la Iglesia Católica, uno de los discípulos más allegados de Jesucristo y principal embajador de la religión cristiana a lo largo del siglo I D.C. Pescador y sin estudios, consiguió predicar la palabra de Dios hasta llegar a Roma, donde fue crucificado y convertido en mártir.

En el Vaticano se puede visitar la tumba de San Pedro, sin embargo, después de hacer un seguimiento a los hechos históricos, hay historiadores que argumentan que San Pedro nunca llegó a visitar Roma y que su tumba está realmente en Israel. Su presencia en Roma habrías sido una excusa para establecer los pilares del nuevo sistema religioso.

San Pedro
Estatua de San Pedro, Ciudad del Vaticano – ilozavr

Papas asesinados

Como jefes de la Iglesia los papas han tenido a lo largo de la historia un grandísimo poder y muchos intereses, no siempre afines, a su alrededor. Pero no todos los pontífices se han dejado manipular y la consecuencia es que algunos acabaron en la cárcel o el exilio. Los menos afortunados incluso fueron cruelmente asesinados.

Veamos algunos ejemplos muy ilustrativos. En el siglo I, Clemente I fue arrojado al mar con un áncora al cuello. Unos cuantos siglos después Esteban VI y Benedicto VI murieron estrangulados. Y Clemente II también tuvo una muerte provocada, en su caso por veneno. Y no son los únicos papas que murieron antes de tiempo, hay por lo menos 15 muertes que no se pudieron aclarar.

En lugar de asesinar, en otras ocasiones los enemigos del papado lo que consiguieron fue desterrar al jefe de la Iglesia. Martín I fue arrestado, torturado y juzgado en Constantinopla por supuesta herejía. Murió lejos de Roma, en Crimea, solo y enfermo en el años 655.

“La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo, y para muchos un favor.”

-Séneca-

Las concubinas

Los pontífices también han tenido amantes a lo largo de la historia y su influencia no ha sido precisamente positiva. Incluso hay un periodo denominado como el ‘siglo oscuro’ del papado.

Uno de los protagonistas de este periodo fue Sergio III. Llegó al papado en 904 con la ayuda de sus soldados, asesinando a su predecesor. Este pontífice mantuvo durante 15 años una amante llamada Marozia cuyo poder iba mucho más allá de los asuntos de alcoba.

La influencia de las concubinas fue muy poderosa en algunos momentos. Mujeres que consiguieron manejar a su antojo a los papas y someterlos a los intereses de aristócratas y reyes de la época.

Cuestión de vestuario

La Guardia Suiza es el cuerpo militar que protege el Vaticano desde el siglo XVI. Si hay algo que llama la atención es su particular y colorido uniforme.

Guardia-Vaticano
Guardia suiza, Ciudad del Vaticano – Roberto Ferrari / Flickr.com

Investigadores llegaron a la conclusión que fue Raffaello Sanzio da Urbino quien diseñó el uniforme de la Guardia Suiza del Vaticano, y no Miguel Ángel, como se ha creído.

En cuanto a los colores,  (azul, amarillo y rojo) parece ser que están inspirados en los gustos de la familia Medici, la más poderosa del norte de Italia durante el Renacimiento.

Leyendas, historias y misterios rodean el Vaticano. No todos son ciertos, pero despiertan mucha curiosidad.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar