Los 5 países más pequeños de Europa

Adrián Pérez 12 septiembre, 2015
Países como el Vaticano, Mónaco y San Marino son reconocidos por su muy limitada extensión geográfica. No obstante, esto no los excluye de la lista de lugares por conocer de muchos turistas de todo el mundo.

Europa posee una gran variedad en cuanto a cultura, idiomas y lugares memorables para recorrer. Sin embargo, una de sus curiosidades más notorias es que existen países con extensiones que no superan los dos kilómetros cuadrados. ¿No lo puedes creer? Aquí te mostramos cuáles son los países más pequeños de Europa.

Los 5 países más pequeños de Europa

1. Ciudad del Vaticano

La Ciudad del Vaticano cuenta con 0,44 kilómetros cuadrados de extensión. Es el primero entre los países más pequeños de Europa, a lo que se le suma la particularidad de ser el más diminuto entre los estados independientes del mundoestá ubicado en el centro de la ciudad italiana de Roma.

Este diminuto estado alberga la Santa Sede. El Papa, jefe de la Iglesia Católica, es también el jefe de Estado de este país. Aquí, el idioma oficial es el latín.

Vaticano
Ciudad del Vaticano – KKulikov / Shutterstock.com

El Vaticano es tan pequeño que la famosa basílica de San Pedro supone el 7% de su superficie, mientras que la plaza de San Pedro ocupa el 13%. Cuenta con apenas 900 habitantes y es uno de los destinos más visitados del mundo.

Maravillarse ante la Basílica de San Pedro, explorar los Museos Vaticanos y obtener una foto al lado de un guardia suizo son cosas que se pueden hacer en este pequeño, pero divino lugar.

2. Mónaco

El Principado de Mónaco tiene 1,95 Kilómetros cuadrados de extensión. Es una ciudad-estado soberana, rodeada por Francia y por el mar. Es una monarquía hereditaria cuyo actual príncipe es Alberto de Mónaco.

El país se separó de la República de Génova el 8 de enero de 1297; desde entonces, se ha mantenido independiente. Mónaco vive principalmente del turismo de lujo y es un destino de vacaciones para famosos de todo el mundo.

Monaco
Mónaco – Aleksandar Todorovic / Shutterstock.com

Una de las curiosidades de este país de Europa es que la capital de Mónaco es Mónaco; no hay diferencia territorial entre país y capital. Además, ostenta el récord de tener la mayor densidad de población de Europa —16.403 personas por kilómetro cuadrado— y la tasa de desempleo más baja del mundo.

Algunas de las cosas que se pueden hacer en Mónaco es contemplar los majestuosos yates en el puerto, jugar en el casino o disfrutar de la velocidad en el Gran Premio automovilístico de Mónaco.

3. San Marino

La pequeña República de San Marino tiene 61 kilómetros cuadrados de extensión y está situada en el interior del noreste de Italia, en los montes Apeninos.

Se trata de un país que afirma ser el estado soberano existente más antiguo; proclama que se fundó tras la construcción del monasterio por el cantero Marino de Arba, el 3 de septiembre del 301. Su independencia fue reconocida por los Estados Pontificios, el actual Vaticano, en el año 1600.

San Marino
San Marino – Andrey Bayda / Shutterstock.com

Más de tres millones de personas visitan este país al año. Suelen realizarse visitas de un día entre los vecinos de Italia, así que un 85 % de los turistas son de este país.

Como curiosidad, es el único país del mundo que tiene más vehículos que habitantes —32.500— y su renta per cápita se encuentra entre las más altas del mundo.

Si bien es uno de los países más pequeños de Europa, cuenta con muchos atractivos. Se pueden visitar monumentos famosos, como el Ayuntamiento de la ciudad; numerosos museos; los tres castillos que aseguraban la defensa de la ciudad en la antigüedad (Guaita, Cesta y Montale); el Palacio de los Capitanes; la Plaza del Titán y Plaza de Garibaldi; y el Monasterio de Santa Clara, entre otros.

“No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre”
—Víctor Hugo—

4. Liechtenstein

Liechtenstein cuenta con una extensión de 62 kilómetros cuadrados y se encuentra ubicado entre Austria y Suiza. Su capital, Vaduz, recibe muchas visitas en el mes de julio, ya que coincide con la celebración del Festival de Cine de Vaduz, y en agosto, durante la celebración de las fiestas nacionales.

En esta época, se puede disfrutar de sus fuegos artificiales en su castillo, símbolo del país y residencia de la familia principesca.

Liechtenstein
Liechtenstein – Boris Stroujko / Shutterstock.com

De los países de Europa, Liechtenstein es considerado el gran destino para los amantes de los deportes de invierno, dada su posición estratégica en los Alpes. Como curiosidad, el pequeño Liechtenstein tiene la deuda externa más baja del mundo y es el país de habla alemana más pequeño del planeta.

5. Malta

Con una extensión de 316 kilómetros cuadrados, el archipiélago de la República de Malta está situado al sur de la isla de Sicilia y al este de Tunez. Es el estado más pequeño de la Unión Europea y también el de mayor densidad de población: 1.431 hab./km².

Malta
Malta – INTERPIXELS / Shutterstock.com

Está conformado por tres islas: Malta, Gozo y Comino. Debido a su perfecta ubicación en el Mar Mediterráneo, goza de uno de los mejores climas de Europa, con veranos cálidos y un suave y agradable invierno. Por ese motivo, es un destino turístico popular durante todo el año.

El país también cuenta con algunos de los yacimientos prehistóricos más importantes del mundo. Un ejemplo de esto son los templos de Ggantija.

En definitiva, los países más pequeños de Europa tienen mucho que ofrecer a sus visitantes. De una cosa no quedan dudas: cada metro de ellos contiene una historia, cultura y particularidad que los distingue del resto de las naciones del planeta.

Te puede gustar