Los pueblos blancos de Andalucía, belleza rural

Adrián Pérez 21 noviembre, 2015

Las provincias de Cádiz y Málaga, en Andalucía, te brindan una propuesta diferente donde disfrutarás de la naturaleza y un ambiente rural de extraordinaria belleza: los pueblos blancos de su sierra. Son un total de 19 pequeñas localidades de casas blancas situadas en el entorno del Parque Natural de Grazalema. 

Los habitantes de estos pueblos blanquean las fachadas con cal para ahuyentar el calor y esta tonalidad blanca en todas sus casas forman un paisaje único y espectacular que le da a estos pueblos un aire de pureza y belleza.

Ruta de los pueblos blancos de Andalucía

En la escapada rural del recorrido de los pueblos blancos encontrarás naturaleza, historia, arte, cultura, artesanía, tradición y gastronomía. Se trata de un itinerario que te brinda muchas posibilidades de empaparte y conocer las costumbres de estos maravillosos pueblos que empezamos ya a recorrer.

Arcos de la Frontera

Pueblo blanco de Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera – J. Marijs

Aquí se inicia el recorrido, es la entrada a la ruta de los pueblos blancos, donde se domina la campiña jerezana y el valle del Guadalete. Coge energías para subir por las estrechas y empinadas calles hasta llegar a la iglesia de San Francisco y la de San Pedro.

No debes perder la oportunidad de probar los vinos de la zona, ya que Arcos tiene bodegas de gran calidad.

Prado del Rey, El Bosque y Ubrique

Pueblo blanco de Ubrique
Ubrique – gkuna

Con una belleza única en sus paisajes y una artesanía típica de la zona, te encontrarás los pueblos de Prado del Rey, El Bosque y Ubrique.

Prado del Rey está ubicado muy cerca de Arcos de la Frontera. Luego, ya en el corazón del Parque Natural de Grazalema, encontraremos El Bosque, y más adelante está Ubrique, famoso por sus trabajos de marroquinería y donde podrás adquirir artículos de gran calidad.

Grazalema

Pueblo blanco de Grazalema
Grazalema – Israel Hervas Bengochea

A 47 kilómetros de Arcos encontrarás Grazalema, un camino con paisajes de montaña sorprendentes, a más de 1.000 metros de altura. Si te gusta el senderismo, este es el sitio ideal para practicarlo, observando los rebaños de cabras en contraste con el verde de su vegetación.

Puedes subir al pinsapar, una ruta en pleno contacto con la naturaleza donde verás preciosos parajes y paisajes repletos de pinsapos, árbol típico de la zona del género del abeto. 

En el pueblo de Grazalema podrás disfrutar de su gastronomía y de la adquisición de artículos artesanales típicos como la cestería o las mantas, elaboradas con pura lana de oveja.

Zahara de la Sierra

Pueblo blanco de Zahara de la Sierra
Zahara de la Sierra – Marques

Coronado por los restos de un castillo nazarita del siglo XIII y con sus casas enclavadas en la ladera de la montaña, se encuentra Zahara, un pueblo de espectaculares vistas y calles llenas de pura historia de lo que fue un importante enclave en tiempos nazaríes.

Por sus calles y casas blancas distribuidas de forma escalonada, es uno de los pueblos blancos blancos más bonitos de la provincia. Allí podrás conocer la fortaleza medieval del siglo XIII, la Torre del Reloj del siglo XVI y la iglesia de Santa María de la Mesa, entre otros.

En las afueras del pueblo puedes visitar el molino del Manzanillo, donde se fabrica un aceite autóctono, también podrás participar en un recorrido por los olivares y en degustaciones de aceite.

Olvera

Pueblo blanco de Olvera
Olvera- Matt Trommer

En la hermosa localidad de Olvera, pueblo famoso por sus olivos y la calidad de sus aceites, podrás visitar el castillo árabe, una de las últimas fortalezas que conservaron los nazaríes durante su reinado y que hoy es uno de los principales atractivos de ésta pequeña localidad.

Debes incluir en tu recorrido a la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y el santuario de Nuestra Señora de los Remedios.

Setenil de las Bodegas

Pueblo Blanco de Setenil de las Bodegas
Setenil de las Bodegas – FCG

Un maravilloso pueblo blanco que destaca por su encanto y arquitectura única, por sus calles en pendiente y la blancura de sus casas. Te sorprenderán sus viviendas construidas bajo las rocas del tajo creado por el río Guadalporcún.

Entre los monumentos y lugares que destacan están la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, la fortaleza nazarí, la ermita de San Benito o las cuevas de San Román.

Ronda

Pueblo blanco de Ronda
Ronda – Sean Pavone

El pueblo de Ronda, en la provincia de Málaga, es conocido porque celtas, griegos, cartagineses, romanos, visigodos y árabes dejaron su huella allí.

Imperdible las vistas desde el puente nuevo, un barranco de más de 150 metros que divide en dos la ciudad y debajo del cual fluye el río Guadalevín.

“En Andalucía todo es arte, la campiña verdinegra de las tierras de labranza y de los anchos olivares, la quebrada de las sierras y serrijones de más gallarda estampa, la luz inmaterial y pastosa de los cielos, la elegancia blanca de la cal que, como decía Federico, ponía desnuda y blanca la noche.”

-Fernando Chueca Goitia-

Sin duda alguna, los pueblos blancos de Andalucía constituyen uno de los mejores destinos para una escapada de turismo rural. ¡Conoce la belleza de los pueblos blancos!

Te puede gustar