Las cuevas de Batu en Malasia, un rincón místico

Adrián Pérez 15 junio, 2016

En esta oportunidad te llevamos a conocer uno de los lugares más misteriosos del mundo, las cuevas de Batu. Estas impresionantes cavernas naturales cautivan a miles de devotos que llegan a ellas atraídos por la magnificencia y religiosidad del lugar. Vamos a adentrarnos en las impresionantes cuevas de Batu para develar todos sus misterios ¡Nos acompañas?

Las cuevas de Batu, un tesoro de Malasia

Las espectaculares cuevas de Batu son unas cavernas ubicadas en el distrito de Gombak, muy cerca de Kuala Lumpur. Estas cuevas son un inmenso afloramiento de piedra caliza con un interior cavernoso colmado de deidades. Este santuario hindú atrae anualmente a 1,5 millones de devotos y a más de un millón de turistas.

Cuevas de Batu
Cuevas de Batu – VenkateshMurthy

Las cuevas de Batu se formaron hace unos 400 millones de años y fueron dadas a conocer por el naturalista William Hornaday en 1878. Pero fue el comerciante indio K. Thamboosamy Pillai quien a mediados del siglo XIX decidió hacer de estas cuevas un templo dedicado al dios Murugan.

Cómo son las cuevas de Batu

El complejo consta de tres cuevas principales dedicadas al dios guerrero hindú Murugan, hijo de Shiva y Parvati. Murugan es una deidad que atrae a muchos fieles de la cultura hindú alrededor del mundo.

Cuevas de Batu
Cuevas de Batu – Jaromir Chalabala

La entrada a las cuevas es impresionante, así como lo es la gran estatua de oro del dios Murugan. Esta estatua se encuentra en la entrada, tiene nada menos que 42 metros de altura y se eleva sobre la base de la colina. Su altura la convierte en la mayor estatua de esta deidad hindú en el mundo.

Para entrar al complejo de cuevas se deben subir 272 escalones, un buen esfuerzo, aunque en la subida es posible admirar maravillosas vistas. También es posible observar las familias de monos que andan con toda libertad por el lugar haciendo travesuras.

Cueva La Catedral

Cuevas de Batu
Cuevas de Batu – Grey Chow

Es la cueva principal del complejo. Tiene unos 100 metros de altura y en su interior tiene algunas grietas por donde se cuela la luz del sol, lo que le da un aire místico al lugar. En la zona de santuarios predominan las velas y el incienso. Hay pequeños lugares donde se pueden dejar ofrendas y elevar oraciones en un entorno único.

Igualmente, si viras a la izquierda en la Cueva Catedral, podrás toparte con una estatua de un toro en tonos verde azulado de 5 patas, representando un animal mítico de la cultura hindú.

Cuevas menores

cuevas de Batu
Cuevas de Batu – atiana Popova

Dentro de la cueva principal se encuentran cuevas menores como el Museo de la Cueva, Ramayana y Valluver Kottam. El interior de estas cuevas es una auténtica galería de arte. Se pueden admirar pinturas con escenas de dioses hindúes y estatuas que representan parte de la tradición hindú. También puede verse a los monos revoloteando por el lugar.

Cueva Oscura

Está ubicada abajo de la Cueva Catedral. Tiene impresionantes formaciones rocosas y una fauna única. Entre los animales insólitos que se ven en el lugar se encuentra  la especie de araña más grande del mundo.

Cuevas de Batu
Cuevas de Batu – GuyBerresfordPhotography

Tiene dos kilómetros de largo con cavernas relativamente intactas. Impresionan las estalactitas que sobresalen del techo de la cueva y estalagmitas que surgen de las formaciones de suelo. Se pueden encontrar cortinas de roca en las cuevas, perlas de las cavernas, piedras de flujo y vieiras que se formaron en miles de años.

A fin de mantener el lugar intacto, el acceso está restringido. La Sociedad de la Naturaleza de Malasia organiza excursiones educativas y de aventura a estas oscuras cavernas. Además, en el exterior se puede practicar escalada.

El Festival Thaipusam

Este festival atrae a millones de personas entre devotos y turistas. En él se celebra el nacimiento del dios hindú Murugan. El Thaipusam se realiza entre finales de enero y principios de febrero, cuando la estrella Pusam está en el punto más alto del cielo.

Se inicia dos días antes con una procesión desde el templo Sri Mahamariamman, el más antiguo de Kuala Lumpur. En la procesión puede verse un par de caballos que tiran de un carro de plata. Este carro lleva las estatuillas del Señor Murugan y sus consortes, Valli y Teivayanni, hasta el templo de las cuevas de Batu.

“La aventura de viajar consiste en ser capaz de vivir como un evento extraordinario la vida cotidiana de otras gentes en parajes lejanos a tu hogar.”

-Javier Reverte-

Si viajas a Malasia, no puedes perderte este místico lugar. La impresionante formación rocosa donde están emplazadas las cuevas de Batu y su interior te maravillarán.

Te puede gustar