El Templo de la Orilla en Mahabalipuram, un lugar místico

· 2 junio, 2016

Nos ha llamado mucho la atención el nombre de este templo. ¿Por qué se llama Templo de la Orilla? Porque está al borde del agua, exactamente del mar en la bahía de Bengala, en la India. ¿Quieres conocer un poco sobre la historia de este templo? ¡Entonces te recomendamos que sigas leyendo este artículo! ¡Seguro que querrás ir a Mahabalipuram en tus próximas vacaciones!

Conociendo el Templo de la Orilla

Se trata de una construcción estructural basada en la arquitectura hinduista, erigida entre los años 700 y 728 d.C. Está formada por bloques de granito y no se sabe demasiado sobre ella, sí, por ejemplo, que fue terminada durante el reinado de Raya Simba. El templo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco y es de los más antiguos construidos en piedra al sur del país.

La estructura consta de 5 pisos y es la más importante de las talladas en roca de  la India Meridional. EL templo tiene forma piramidal, mide 18 metros de altura y está ubicado en una plataforma cuadrada de 15 metros. El trabajo en granito local es más que preciso y frente a él hay otro templo más pequeño, usado como porche.

Templo de la Orilla en la India
Templo de la Orilla – imagedb.com

La aldea donde encontramos al Templo de la Orilla se llama Mahabalipuram, al sur de Chennai, en el estado de Tamil Nadú. Entre los siglos VII y VIII este poblado tuvo mucha actividad (durante la dinastía Pallvava y el rey Narasimja Varman II) al ser un puerto bastante concurrido. El templo es símbolo para la región y se usa como escenario del Festival de Danzas, todos los meses de enero y febrero.

Vale destacar que sobrevivió al tsunami del año 2004, aunque sufrió algunos daños menores. Esto ha provocado que posteriormente los diseños tallados en las paredes se empiecen a desmoronar. Si a esto le sumamos la acción del viento (que transporta sal en pequeñas cantidades) podemos entender por qué hoy en día el estado del templo no es muy bueno.

Santuarios y deidades en el Templo de la Orilla

Una vez que llegas a este templo hindú te llamarán la atención sus tres santuarios. El principal y el secundario están dedicados al dios Shiva, ambos son de forma octogonal y se entra a ellos a través de una bóveda de cañón. Cada piso de la construcción es diferente, tiene aleros salientes y sombras oscuras que se proyectan en las paredes.

Templo de la Orilla en la India
Detalles del Templo de la Orilla – CRSHELARE

El tercer santuario y más pequeño es para el Dios Visnú, el que se ve yacente. Se cree que en su techo plano estaban los canales para llevar el agua al interior del santuario.

“Una religión sin misticismo es como una rosa sin perfume.”

-Henri-Frédéric Amiel-

El exterior de los santuarios mayores tiene nichos simples, medias pilastras y huecos en las paredes. Además podemos observar en la pared externa del santuario de Visnú un muro perimetral con grandes esculturas del toro Nandi (montado por Sivá y su esposa, relacionado a la fertilidad, la pureza y la justicia).

También se pueden ver en el santuario mayor que el templo se ha dividido con salientes de yeso donde se tallaron leones rugientes en las esquinas y yalis (criaturas típicas de la mitología hindú) en las pilastras. Quedarás asombrado por la representación de Shivada de una sola pierna (Ekapada) en uno de los patios traseros, empleada como vigilancia.

Ya te hemos contado sobre algunas deidades que aparecen en el Templo de la Orilla. Pero hay más. Por ejemplo en la “Garbha Grija” (la parte más restringida y menos iluminada) hay un Shiva Linga, el falo del dios Shivá, lamentablemente parcialmente dañado, en basalto negro importado.

Templo de la Orilla en la India
Templo de la Orilla – Ailisa

Además hay una pequeña mandapa, que es una estructura sostenida por pilares rodeada por un muro para permitir la circunvalación. En el santuario interior vemos una imagen de la serpiente Sesha Naga, que simboliza el conocimiento.

Por último, tenemos a la diosa Durgá, sentada en un león (vájana), un santuario a Shiva representado en uno de los estilos típicos de la zona, llamado Somaskanda y los restos de unos “duara-palas”, es decir, porteros guardianes del santuario mayor.

Si viajas a Mahabalipuram te recomendamos que además de visitar el templo de la Orilla des un paseo por sus otros Patrimonios de la Humanidad: Pancha Rathas, el descenso del Ganges, el templo de la Cueva de Varaha y Thirukadalmallai.