5 ciudades de Túnez que no te puedes perder

Túnez es uno de los países más atractivos del mundo. Ya sea por su rico patrimonio artístico, sus playas, medinas o museos. A continuación, visitamos algunas de las ciudades de Túnez más interesantes, aquellas que debes tener en cuenta si decides explorar el norte de África. ¿Nos acompañas?

1. Túnez, la capital

La capital tunecina es la primera ciudad que se debe tener en cuenta a la hora de visitar el país. No solo por su importancia administrativa, sino también por su relevancia cultural y artística. Tampoco podemos olvidarnos de sus idílicas playas, a las que acuden miles de bañistas cada año.

Túnez
Túnez – Uta Scholl

De Túnez destaca sobre todo la medina o centro de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta contiene unos setecientos monumentos entre palacios (Dar-el-Bey, Dar Ben Abdallah, Palacio Dar Hussein…), mezquitas, mausoleos, madrazas y fuentes de los períodos almohade y hafsí.

Respecto a sus alrededores, sobresalen dos destinos. Uno de ellos es Sidi Bou Said, un precioso pueblo costero lleno de callejuelas laberínticas y adoquinadas. En él, la arquitectura es muy característica, ya que los edificios presentan fachadas blancas inmaculadas y puertas, ventanas, celosías moriscas y rejas en azul.

El otro son las ruinas de Cartago, la que fuera la ciudad más importante del Imperio romano. Algunos de sus puntos de interés, aunque algunos estén algo deteriorados, son el templo de Tophet; las termas de Antonino; el teatro de Adriano, que ha sido reconstruido y es utilizado para dar conciertos; o las villas romanas.

2. Hammamet

Hammamet, una de las ciudades de Túnez más bonitas
Hammamet – Roberto C. / Flickr.com

Es la ciudad de los jazmines, pues en ella abunda este arbusto que fue herencia de los tunecinos que volvieron de Al-Ándalus. Aún puede verse a algunos vendedores llevar sus cestas en forma de sombrero llenas de ramilletes y guirnaldas y las flores del jazmín adornar las calles de Hammamet.

Además, es una de las ciudades de Túnez que cuenta con playas más increíbles, que destacan por su limpieza, arena blanca y aguas cálidas. No muy lejos está Carthageland, el primer parque temático construido en África. En él, sus visitantes se trasladan a la época cartaginesa a la vez que se divierten en sus múltiples atracciones.

En Hammamet también es imprescindible visitar su medina amurallada y detenerse en los tenderetes de los zocos o a tomar té de menta; pasarse por el Centro Internacional de la Cultura, famoso por su moderna infraestructura y por sus hermosos jardines; o por el complejo turístico Yasmine Hammamet, de ambiente estival y lleno de restaurantes o discotecas.

3. Monastir

Mausoleo de Habib Bourghiba en Monastir Túnez
Mausoleo de Habib Bourguiba – Dennis Jarvis / Flickr.com

Es uno de los destinos vacacionales más demandados en Túnez. No es de extrañar. A sus largas playas de arena fina y aguas transparentes se les suma un importante patrimonio. En relación a este último habría que hablar de El Ribat, antigua fortaleza que alberga en su interior, por ejemplo, el Museo de las Artes Islámicas.

Cerca de El Ribat se encuentra el mausoleo de Habib Bourguiba, que, presidido por una gran cúpula dorada, contiene la tumba del primer presidente de Túnez. De ahí pasamos a la medina, repleta de tiendas, talleres de alfombras… Tampoco se puede dejar de visitar la Gran Mezquita.

4. Susa, una de las ciudades de Túnez con más encanto

Susa, una de las ciudades de Túnez más bonitas
Susa – Mark W / Flickr.com

Está situada en la costa este de Túnez y está bañada por el mar Mediterráneo en el golfo de Hammamet. Siempre ha sido una de las ciudades de Túnez más atractivas para los escritores y artistas europeos y tiene una amplia historia. Y es que en sus cerca de tres mil años ha sido ocupada por romanos, vándalos y bizantinos.

Al igual que Túnez, su medina está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y cuenta con lugares tan interesantes y relevantes como la Gran Mezquita, que data del año 850; la cisterna de la Sofra; el zoco Er-Rebâ, el zoco El Caïd o el famoso Café de la Cúpula.

“Como todo lo que importa en la vida, un gran viaje es una obra de arte.”

-André Suarès-

5. Djerba

Djerba en Túnez
Djerba – Gimas

Esta isla de pequeñas dimensiones es fácil de recorrer en unas horas. Lo que no significa que tenga pocos atractivos. Como no podía ser de otra forma, destacan sus playas, que se extienden a lo largo de 128 kilómetros, y su vegetación: palmeras, huertos, olivares, árboles frutales…

Otros alicientes de Djerba son los menzeles o casas tradicionales, formadas por una o varias habitaciones rodeadas de huertos y campos; las zauías, que son recintos dedicados a la oración y a la enseñanza coránica; la famosa sinagoga de Ghriba; y sus mezquitas, en total más de doscientas.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar