7 Islas mediterráneas desconocidas para los turistas

· 1 octubre, 2015

El mar Mediterráneo nos regala hermosas islas paradisíacas con una naturaleza increíble, de modo que cuando las visitamos no queremos irnos o queremos regresar muy pronto.

Pero el Mediterráneo nos regala aún más, existen islas desconocidas con arenas finas y aguas turquesas, templadas y cristalinas que no te querrás perder. Aquí te mostramos las 7 islas mediterráneas más desconocidas, para que las incluyas en tus futuros destinos.

1. Lampedusa, Italia

Playa en la isla de Lampedusa
Lampedusa, Italia – Dorli Photography / Flickr.com

Lampedusa es una isla ubicada entre Malta y Túnez, en el archipiélago de Las Pelagias, a 205 km al sur de Sicilia. Es árida y rocosa, aunque cuenta con algunas calas de aguas cristalinas.

A pesar de que Lampedusa es muy conocida por la problemática de inmigración por su cercanía con el continente africano, podrá brindarte hermosas playas de arenas blancas, aguas claras y un excelente ambiente para el buceo.

En verano, las aerolíneas italianas de bajo coste tienen vuelos directos desde varias ciudades del país, como también servicio de ferry desde Sicilia.

2. Cabrera, España

Isla de Cabrera
Cabrera, España – zhelen / Flickr.com

Cabrera es la más desconocida de las Baleares, está situada al sur de Mallorca y su nombre se debe a las numerosas cabras montesas que pastaban en ella.

A pesar que fue declarada Parque Nacional Marítimo y Terrestre en 1991, no es muy popular como destino en las guías de viaje. Al ser desconocida y no haber sido victima del turismo de masas, Cabrera puede presumir de los pocos cambios que se han dado en el tiempo en su litoral.

Esta perla del Mediterráneo posee un castillo medieval, playas salvajes, aguas ideales para el buceo y acantilados con cuevas. Puedes llegar a ella por medio de embarcaciones desde Mallorca.

3. Islas Sanguinarias, Francia

Paisaje de las Islas Sanguinarias
Islas Sanguinarias, Francia – JeanbaptisteM / Flickr.com

Las Islas Sanguinarias son cuatro islotes ubicados en la costa occidental de la isla francesa de Córcega y se encuentran a unos 6 kilómetros al sur de Ajaccio.

Su nombre se debe al efecto espectacular que producen sus puestas de sol, donde los rayos reflejan en las rocas un rojo intenso.

Tiene abundante presencia de aves y de plantas endémicas. Puedes hacer una excursión en barco o practicar el submarinismo en un fondo con una gran riqueza marina. También puedes recorrerla a pie o en autobús.

“Los mediterráneos suelen ser mares apacibles, fácilmente navegables, salpicados de islas y abundantes en festoneadas costas con calas y puertos naturales.”

-Maimónides-

4. Khrysí, Grecia

Isla de Khrysi
Isla de Khrysí, Grecia – Paul / commons.wikimedia.org

Khrysí, Chrissi o también llamada Gaiduronisi, está ubicada en el sur de Creta, es una isla deshabitada y protegida que tiene siete kilómetros de largo por dos de ancho.

La protección de esta zona ha permitido conservar sus aguas y el litoral, por lo que posee playas de arenas blancas y aguas cristalinas y, como guinda del pastel, un arenal nudista.

Para llegar a este destino hay que tomar un ferry en el puerto de Lerapetra (Creta). Los visitantes llegan a Khrysí po la mañana y deben irse al final del día en barco.

5. Islas Medas, España

Paisaje de las islas Medas
Islas Medas, España – FRANCIS RAHER / Flickr.com

El archipiélago de las islas Medas forma parte del Parque Natural del Montgrí.  Son siete islotes con una extensión aproximada de 23 hectáreas.

Además de ser uno de los mejores destinos para practicar submarinismo, es una de las reservas de flora y fauna marinas más importantes del Mediterráneo occidental.

Hay empresas que ofrecen viajes en barcos con fondos de cristal para disfrutar de la maravillosa fauna marina de la región.

6. Alicudi, Italia

Isla de Alicudi
Alicudi, Italia – Thilo Hilberer / Flickr.com

Alicudi es una isla volcánica en el archipiélago de las Eolias, ubicada entre la costa norte de Sicilia y la bota del continente.

Desde lo alto se observa a Alicudi como un volcán de unos 675 metros, que tiene un cráter en forma de luna.

No tiene electricidad ni coches, la única forma de trasladarse es por medio del burro-taxi, no hay calles pavimentadas ni tampoco bancos.Con una infraestructura turística casi inexistente, puedes llegar a pie o en burro a cualquiera de los seis pequeños pueblos que hay en el lugar.

7. Ile Piana, Francia

Ile Piana, Italia - Anne Sarthou / Flickr.com
Ile Piana, Italia – Anne Sarthou / Flickr.com

Ile Piana es un paraje natural en el archipiélago de Lavezzi, al sur de Córcega y a menos de diez kilómetros por carretera de Bonifacio, a unos 300 metros de la costa y cerca de la punta Sperone y el Campo de Golf Sperone.

Las playas son hermosas y el mar es transparente, de un azul claro y limpio. Siempre se pueden observar entre la costa de Córcega y la isla Piana los barcos de recreo durante todo el verano.

¿Has tomado nota? Son siete lugares paradisíacos en aguas de Mediterráneo, hermosos, tranquilos y muy desconocidos.