6 increíbles lugares de cine en España

Muchos enclaves del territorio español se han transformado en un momento dado en platós de cine al aire libre. Los hay de lo más variado, en grandes ciudades, también en pequeñas poblaciones, unas veces rodeadas de montañas y otras a orillas del mar. En algunos casos se trata de monumentos históricos y otras veces son paisajes únicos.

En todos los casos, lo mismo se han aprovechado para producciones nacionales que para películas de las grandes productoras de Hollywood. En definitiva, vamos a dar un pequeño paseo por lugares españoles de película.

Maravillosos lugares de cine

1. Peñíscola, Castellón

Posiblemente Peníscola, a orillas del Mediterráneo y en la provincia de Castellón, sea uno de los casos más paradigmáticos de los rodajes en España. La población es hermosa por sí misma gracias a su gran playa y su casco histórico, dominado por el castillo del famoso Papa Luna, que ha pasado a la historia como Benedicto XIII.

Panorámica del castillo de Peñíscola
Castillo de Peñíscola, Castellón – Mario Lapid / Flickr.com

Pero a sus encantos hay que sumarle que por aquí, por ejemplo, cabalgó Charlton Heston transformado en El Cid, o que Berlanga grabó aquí su genial Calabuch. Sin olvidar que recientemente las calles de Peníscola han visto desfilar a las estrellas internacionales de la serie Juego de Tronos, mientras que a orillas de la playa se filmaba otra ficción de televisión: El Chiringuito de Pepe.

2. Cabo de Gata y el desierto de Tabernas, Almería

Las tierras de Almería seguramente sean el mayor plató de cine natural que durante varias décadas se ha usado en Europa. Las similitudes paisajísticas hicieron que se transformará una y otra vez en el Far West de Estados Unidos, y que por aquí tuvieran sus duelos muchas estrellas venidas desde América. No obstante, entre todas ellas destaca Clint Eastwood que hizo aquí varias de sus películas más célebres del spaghetti western.

Desierto de TAbernas
Desierto de Tabernas, Almería – StevanZZ

En recuerdo de todo aquello hoy abre sus puertas para los turistas el parque temático Oasys MiniHollywood, plagado de indios y vaqueros. Pero no solo se han rodado aquí western. Otras celebridades del celuloide han pasado por aquí, como Lawrence de Arabia, Indiana Jones camino de su última cruzada, o el propio Conan del Bárbaro.

3. El castillo de Loarre, Huesca

Este castillo de la provincia de Huesca es, seguramente, la fortaleza románica mejor conservada de toda Europa, y ello se debe a sus ubicación que la mantiene alejada de todo y disfrutando de unas vistas privilegiadas desde el Prepirineo hacia la tierras oscenses y el valle del Ebro. Es decir, como en sus orígenes en la Edad Media.

Castillo de Loarre
Castillo de Loarre, Huesca – marlee

Ese excelente estado de conservación ha hecho que sea el escenario de numerosas películas y documentales, la gran mayoría de corte histórico. No obstante, entre todos ellos hay uno que destaca en últimos años: la superproducción de Hollywood dirigida por Ridley Scott: El Reino de los Cielos.

4. Playa de la Caleta, Cádiz

Esta playa es uno de los símbolos de la relación de Cádiz con las aguas del Atlántico. Sin embargo, la magia del cine la ha transformado en otros lugares, como por ejemplo una playa del Caribe cubano, ya que la famosa escena en la que Halle Berry sale de las aguas para deslumbrar a James Bond y a todos los espectadores está rodada aquí.

Playa de la Caleta
Playa de la Caleta, Cádiz – Elisa Locci

Si bien la playa de la Caleta también ha sido el plató marítimo para otras películas españolas, como es el caso de Alatriste, Manolete o El Amor Brujo.

5. La Gran Vía de Madrid

En la capital de España se han rodado infinidad de películas. Se podrían elegir numerosos enclaves que han grabado directores tanto españoles como extranjeros. Algo que también ocurre en la otra gran ciudad hispana: Barcelona, adonde han venido directores de la talla de Woody Allen a rodar y hasta a darle nombre a alguna de sus películas.

Vista aérea de la Gran Vía de Madrid
Gran Vía, Madrid – nacroba

Sin embargo, como ejemplo de cómo un lugar urbano puede alcanzar el rango de mítico gracias al cine, nos vamos a quedar con la más que centenaria Gran Vía de Madrid, o más concretamente con el cartel luminoso de la tónica más famosa del mundo. Un cartel que sirvió para que Alex de la Iglesia rodara unas escenas de El día de la bestia que han pasado a la historia del cine español. Y casi al mismo nivel habría que poner una Gran Vía vacía filmada por Amenábar para Abre los ojos.

“Lo fascinante del cine es colocar al espectador en posiciones morales en las que nunca estuvo.”

-Álex de la Iglesia-

6. Almagro, Ciudad Real

Y si hablamos de cine español de primer nivel y de nuestros días es imprescindible citar a Pedro Almodóvar. Ha grabado tanto en Barcelona como en Madrid, pero ahora vamos a nombrar su región natal: La Mancha,  y concretamente la población de Almagro.

Corral de comedias de Almagro
Almagro – Fernando Garcia Esteban / Shutterstock.com

En Almagro se encuentra uno de los templos españoles del mundo de la interpretación, como es un corral de comedias del siglo XVI. Además posee una de las plazas mayores más hermosas del país. Y lógicamente es un lugar que Almodóvar conoce desde niño, por ello lo ha utilizado en dos de sus películas más afamadas: La flor de mi secreto y Volver.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar