Visitar Trebinje, un pueblo con espíritu mediterráneo

Alicia Vecino López·
12 Enero, 2020
Trebinje es una bonita localidad del interior de Bosnia y Herzegovina. En ella se descubren algunos monumentos de interés y unos alrededores ideales para la práctica de deportes al aire libre.
 

Trebinje es un pueblo repleto de rincones interesantes y prácticamente inexplorados por los turistas. Naturaleza, ríos, lagos y cascadas definen la belleza de este increíble lugar. Historia, cultura y costumbres dan forma a su espíritu. Sin duda alguna, visitar Trebinje será una experiencia inolvidable si buscas descubrir lugares recónditos.

¿Te consideras un aventurero? ¿Eres un entusiasma de la historia? ¿Te gustan los deportes acuáticos? En ese caso, ¡quédate con nosotros! Te contaremos todo lo necesario para visitar Trebinje. Este es un rincón de Bosnia y Herzegovina que te va a sorprender.

Visitar Trebinje, un pueblo con espíritu mediterráneo

Seguro que has oído hablar de algunas ciudades de este país balcánico, especialmente de Sarajevo, Mostar o Banja Luka. Sin embargo, lo cierto es que Bosnia y Hezergovina es un país apenas explorado y perfecto para los viajeros curiosos. De hecho, seguro que Trebinje es nuevo para ti. ¿Te apetece conocerlo?

Ubicación, cómo llegar

Vista aérea de Trebinje
Vista aérea de Trebinje – Jocelyn Erskine-Kellie / Flickr.com

Situado en la parte meridional de Bosnia y Hezergovina, Trebinje es uno de los pueblos más mediterráneos del país. Y es algo que se percibe fácilmente en su arquitectura y ambiente.

 

Por otra parte, disfruta de una ubicación magnífica. Está en el triángulo formado por tres ciudades pertenecientes a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco: Mostar, Kotor y Dubrovnik. De esta última ciudad apenas le separan 30 kilómetros.

Para moverse por el país y poder visitar Trebinje, lo ideal es alquilar un coche. El recorrido desde Sarajevo, la capital, hasta nuestro destino es de poco más de tres horas y media, estas dos ciudades están separadas por unos 200 kilómetros, aproximadamente.

Debes tener en cuenta que el transporte público no es muy avanzado, por lo que difícilmente encontrarás trayectos directos en tren o autobús.

Historia y leyendas de Trebinje

Casco antiguo de Trevinje
Casco antiguo de Trevinje

Hay una curiosa leyenda que cuenta que la ciudad recibe el nombre de Trebinje tras una visita de Napoléon para conocerla. Este quedó fascinado por la belleza del entorno y pronunció las palabras “très bien”, lo que se asemeja al nombre del pueblo.

Anécdotas aparte, esta ciudad tiene una larga historia. En ella han dejado su huella los diferentes imperios a los que perteneció, desde el romano al otomano y el austro-húngaro. Por ello, se puede respirar un ambiente lleno de diversas influencias culturales y envuelto en leyendas de todo tipo.

 

¿Qué visitar en Trevinje?

Puente de Trebinje
Puente de Trebinje

A pesar de su pequeño tamaño y de la guerra que devastó el país, aún se conservan algunos monumentos centenarios. Destaca su puente otomano, construido en el siglo XVI sobre el río Trebisnjika. Tiene 80 metros de longitud y 6 de altura y fue un punto estratégico para el paso de rutas comerciales.

Pero si hay algo por lo que Trenbije es importante es por sus fortificaciones. Mención especial merece la fortaleza de Kobluk. Es la más antigua del país, ya que hunde sus orígenes nada menos que en el siglo IX.

Pero también debes pasear tranquilamente por el casco antiguo amurallado de la ciudad y tomar algo en alguno de sus cafés. Y, cuando hayas repuesto fuerzas, visita la torre Branković, hablamos de una de las torres medievales mejor conservadas del país.

¿Qué hacer en Trebinje?

Visitar Trebinje también puede ser puede una gran idea si te gustan los deportes de aventura o eres de los que busca el contacto directo con la naturaleza. Más allá de la ciudad, en sus alrededores podrás disfrutar con infinidad de actividades.

Alrededores de Trebinje
Alrededores de Trebinje – Patrice Wangen / Flickr.com
 

Cerca de Trebinje hay un lugar ideal para practicar senderismo, el macizo de Orjen. Aquí podrás descubrir paisajes rocosos increíbles. También puedes disfrutar con la bicicleta de montaña, aunque si buscas algo menos complicado, puedes seguir la antigua línea ferrea del antiguo tren Ciro.

¿Eses un aventurero? Si te gusta la espeleología, en los alrededores de Trebinje encontrarás interesantes cuevas. A 40 kilómetros de la ciudad podrás recorrer la cueva de Vjetrenica. Es la más grande del país, y destaca no solo por sus 6 kilómetros de galerías, también por su biodiversidad.

En la cueva de Vjetrenica viven alrededor de 200 especies de animales que se han adaptado a la oscuridad. Son sobre todo moluscos, cangrejos e insectos, algunos de ellos endémicos.

Por otro lado, si viajas en durante los meses de verano, podrás disfrutar del agua en estado puro. Ríos, lagos y cascadas son ideales para realizar diversas actividades acuáticas. Kayak, buceo, piragüismo, pesca, salto… Sin duda alguna, un viaje a Trebinje será una gran aventura.