Un viaje a Málaga, la preciosa Costa del Sol

Un viaje a Málaga puede ser una aventura inolvidable. La capital de la Costa del Sol es de esas ciudades que están eclipsadas por un cercano turismo de playa a las localidades próximas de Torremolinos o Benalmádena. Pero en Málaga también se puede disfrutar del mar y encontrar otros atractivos además del sol. La capital es una población que se puede conocer en un par de días si se aprovecha bien el tiempo.

Lo más interesante del viaje a Málaga

A continuación, vamos a mostrarte lo realmente destacable de la ciudad andaluza. Prepárate porque este viaje arranca en..

1. Casco antiguo de Málaga

El centro de una ciudad suele ser lo más interesante de recorrer y Málaga en esto no es la excepción. En su multitud de calles peatonales llenas de bares de tapas existen también tiendas en las que comprar cualquier tipo de objeto donde ponga Málaga o Costa del Sol. Este es de esos cascos antiguos que realmente se disfrutan paseando, a pesar de la multitud de gente existente.

Málaga
Málaga – Sean Pavone

Es recomendable caminar sin rumbo por estas calles al atardecer. Puedes ir buscando ese bar de tapas donde disfrutar de unos ricos boquerones o un fino entre vendedores de jazmín y almendra tostada.

2. Calle Granada y Calle Alcazabilla

Son las calles con más solera de Málaga. La calle Granada es bastante estrecha, con balcones enrejados y varios locales de esos que rezuman historia por sus poros, como es la bodega El Pimpi.

Aquí también podemos encontrar el Museo Picasso de Málaga. Se puede ver una colección del pintor en menos de una hora.

Palacio de la Aduana
Palacio de la Aduana – Dafinka

En la calle Alcazabilla es posible recorrer 3000 años de historia de la ciudad en solo 250 metros. Se entra a la alcazaba y al teatro romano hasta el Museo Picasso, y se contemplan los restos de la muralla fenicia o el Palacio de la Aduana.

“Este lugar tiene una luz divina, y el clima es de los mejores al sur de Europa.”

– Ernest Hemingway –

3. Calle Larios

Podríamos decir que es la 5ª Avenida de Málaga. En la calle del Marqués de Larios están la mayoría de tiendas de moda más importantes.

Calle Larios en Málaga
Calle Larios – Toni Genes / Shutterstock, Inc.

Se la considera la quinta calle más cara de España y es ideal para pasear por la excelencia de la ciudad. Además de estar muy limpia, en verano existe un gran toldo para proteger del sol y que pueda pasearse sin tanto calor.

El nombre de la calle no tiene que ver con la famosa ginebra, al menos directamente. Se debe al II marqués de Larios, un empresario importante malagueño que fundó esta calle y reactivó el comercio de Málaga. Mientras, la ginebra la fundó el III marqués de Larios, que no era un descendiente directo.

4. Plaza de la Constitución y plaza de la Merced

La Plaza de la Constitución es el final de la calle Larios, donde se puede encontrar una gran fuente con sirenas y otras estatuas. Pasar por esta plaza es inevitable, aunque no son muchos los que se fijan en las portadas de los periódicos del día que se aprobó la Constitución española de 1978.

Estar en esta plaza supone pasar de la zona de tiendas de la calle Larios a la zona de tapas existente en el resto del casco histórico.

Plaza de la Merced de Málaga
Plaza de la Merced – Cristina Trif

Otra plaza bastante interesante es la plaza de la Merced, que se renovó hace poco tiempo. Cuenta con un ambiente más bohemio y juvenil que otras partes de la ciudad. Aquí podemos encontrar la casa en la que nació Pablo Picasso. Actualmente se llama Fundación Picasso y es de entrada gratuita. Se exponen variados trabajos del pintor.

La plaza de la Merced es un bonito lugar para poder disfrutar una cerveza al caer el día. Luego, próxima a ella podemos encontrar varias calles antiguas y que no tienen mucho turista, por lo que son ideales para alojarse céntrica y tranquilamente.

5. Alcazaba musulmana

A los pies del monte Gibralfaro podemos encontrar la alcazaba, una fortaleza musulmana de estilo nazarí que se construyó en el siglo XI. Como la mayoría de las construcciones árabes de la época, es destacable la buena integración en el entorno, además del gran ambiente de paz y tranquilidad que puede vivirse dentro de sus murallas. Esta zona no puede faltar en tu viaje a Málaga.

Alcazaba de Málaga
Alcazaba de Málaga – nito

Una gran vegetación y los canales de agua que surgen en el suelo hacen que uno pueda estar bastante fresco incluso en los días de más calor. Es un buen ejemplo de la magnífica calidad de construcción que tenían los árabes y una visita obligada en Málaga. Se pueden disfrutar mucho las vistas desde las murallas, así como los detalles árabes que alberga en su interior.

6. Catedral de Málaga

La Manquita es una catedral de estilo renacentista que tiene toques barrocos. Se le llama así porque le falta por construir una torre, por lo que parece que está manca. Se levantó entre 1528 y 1782.

Esperamos que este artículo te sea de utilidad en tu viaje a Málaga, una ciudad que merece la pena conocer.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar