Un viaje por Andalucía para descubrir 6 castillos fantásticos

Si tienes planeado dar una vuelta por Andalucía, no puedes perderte sus fortalezas y castillos. Increíbles edificaciones que pertenecen al Patrimonio Histórico-Artístico de la región y que son monumentos con un valor cultural incalculable. Los hay de todo tipo: pequeños, elevados en riscos, urbanos, los que por dentro son auténticos palacios, perfectamente conservados o en ruinas. Vamos a hacer un interesante recorrido por 6 castillos de Andalucía. ¿Nos acompañas?

Maravillosos castillos en Andalucía

1. Castillo de Niebla

Castillo de Niebla en Andalucía
Castillo de Niebla – monysasu

El pueblo de Niebla, en Huelva, era antiguamente un poderoso reino taifa. Actualmente, se conservan unas magníficas murallas de origen almohade y en su interior el formidable castillo de los Guzmanes.

Este castillo ha sobrevivido a terremotos y al asedio de la Guerra de Independencia. Sin embargo, en su interior, sus habitaciones, mazmorras y cámaras se encuentran perfectamente ambientadas, con todos sus elementos medievales. Asimismo, desde sus torreones se obtienen unas excelentes vistas al río Tinto, el río de color cobre.

2. Castillo de Olvera

Olvera
Olvera- Matt Trommer

Este castillo se encuentra dentro del casco urbano de Olvera, a 623 metros de altitud, sobre un cerro rocoso. Desde este lugar se divisaba la línea fronteriza de las españas musulmana y cristiana, en lo que es hoy Cádiz y Sevilla.

Fue construido en el siglo XII como parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. Tras la conquista castellana, fue sometido a grandes remodelaciones. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985 en la categoría de arquitectura defensiva y delimitado como Conjunto Histórico-Artístico.

Después de admirar la gran fortaleza puedes dedicarte a observar las vistas que regala de la sierra gaditana, son verdaderamente impresionantes.

3. Castillo de Almodóvar del Río

Castillo de Almodóvar del Río
Castillo de Almodóvar del Río – Lukasz Janyst

El castillo de Almodóvar del Río, en Córdoba, tiene origen en la época romana. Fue reconstruido por los árabes en el 760 y luego pasó a manos cristianas en 1240, durante el reinado de Fernando III.

Fue utilizado como residencia real por Pedro I y Enrique II. Pasó por varias manos, entre las que se cuentan la Orden de Calatrava, la de Santiago y por último quedó a las órdenes del Conde de Torralva.

Es de estilo gótico-mudéjar y está considerado uno de los más espectaculares de Andalucía. Se encuentra en excelente estado de conservación y llama mucho la atención, por su aspecto de castillo de cuento.

4. La Alcazaba de Málaga

Alcazaba de Málaga
Alcazaba de Málaga – nito

Este impresionante castillo se levanta en el monte de Gibralfaro, en las faldas de la propia Málaga. Existe desde los tiempos de los fenicios y aún conserva elementos de las remodelaciones que se le han hecho en diferentes etapas durante la dominación árabe. A ello también hay que sumar las restauraciones posteriores.

Sirvió para para albergar durante siglos a los diferentes gobernadores de la ciudad. Incluso, Fernando el Católico se instaló en este castillo durante la guerra a Granada. Desde su zona más alta, que es el castillo de Gibralfaro, se pueden disfrutar las mejores vistas de Málaga.

5. Castillo de Canena

Castillo de Canena
Castillo de Canena – Jose Luis Filpo Cabana / commons.wikimedia.org

Canena, en Jaén, se encuentra próximo a Úbeda y Baeza. Es un pueblo muy pequeño de la comarca, pero con un castillo renacentista espectacular. Data del siglo XVII y fue diseñado por Andrés Vandelvira, quien era uno de los arquitectos más destacado de la época. Fue encargado por Francisco de los Cobos, secretario del emperador Carlos V y gran mecenas de las artes.

6. Castillo de Santa Catalina

Castillo de Santa Catalina
Castillo de Santa Catalina – Caron Badkin

El castillo de Santa Catalina se encuentra en el cerro del mismo nombre, un promontorio natural en la ciudad de Jaén. Está formado por tres fortalezas, cada una de estilos y épocas diferentes.

La primera de ellas fue construida en el siglo IX y es de origen califal. Tras la reconquista de la ciudad, fue construido un castillo cristiano por orden de Fernando III, en 1246. Este último fue reformado para reforzar las estructuras defensivas en el siglo XIX. Finalmente, muy cerca del castillo, en los años 60 se construyó el edificio que acoge el Parador Nacional.

Desde la cumbre de este castillo se obtienen maravillosas vistas de la ciudad y sus alrededores. Asimismo, en el centro de interpretación, se hace un recorrido por la historia de este lugar.

“Vagamos para distraernos, pero viajamos para realizarnos.”

– Hilaire Belloc –

También vale la pena conocer el castillo de Burgalimar en Baños de la Encina; el castillo de la Calahorra, en pleno altiplano granadino; la Alcazaba de Almería, en el cerro San Cristóbal, y el castillo de Alcalá de Guadaira. Todos espectaculares y con historias apasionantes, no dudes en conocerlos.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar