Viajar por el mundo. No sueñes tu vida, vive tus sueños

Patricia 19 agosto, 2018
Viajar es una de las experiencias que más enriquece. A veces puede dar miedo, pero una vez que ha comenzado la aventura de dar la vuelta al mundo, es algo que no se podrá olvidar nunca.

Cualquier aventurero que se precie tiene como objetivo viajar por el mundo. La mayoría sueña con hacerlo, pero son muy pocos los que se deciden finalmente a dar el paso. Por ello, desde aquí te animamos a que lo hagas y, además, te ofrecemos una especie de guía sobre cómo llevarlo a cabo. ¿Nos acompañas?

Viajar por el mundo: billetes de avión y alojamiento

Previamente a realizar la aventura de nuestras vidas tenemos que tomar una serie de decisiones importantes. Lo primero es decidir si contratamos los servicios de alguna agencia que oferte viajes por el mundo o si, por el contrario, preferimos hacerlo por libre.

Hay una tercera opción muy interesante. Puedes comprar los billetes vuelta al mundo de las tres alianzas aéreas a nivel global: StarAliance, One World y Skyteam.

Chico que va a viajar por el mundo

También hay que tener en cuenta la ruta a seguir. Hay diversas posibilidades, como la que pasa por Londres, Dubái, Bangkok, Singapur, Borneo, Australia, Nueva Zelanda, las Islas Cook y los Estados Unidos.

El precio de los billetes de avión puede oscilar bastante, entre los quinientos cuarenta euros (low cost) a los cinco mil euros. Todo depende de las compañías aéreas y de la época en la que decidamos viajar.

Una vez comprados los billetes, es recomendable buscar los alojamientos donde nos hospedaremos. En este caso también nos encontramos con varias posibilidades.

Se pueden reservar de antemano o ir encontrándolos a medida que vamos viajando. Mejor decantarse por la segunda si no tenemos muy claros los planes, o si preferimos ir a lugares destinados a mochileros y viajeros.

“Los turistas no saben dónde han estado, los viajeros no saben hacia dónde van.”

-Paul Theroux-

Otros aspectos que se deben tener en cuenta son contratar un seguro de viaje, vacunarse de lo que sea obligatorio en función de los destinos que se vaya a visitar e ir con el pasaporte en regla y los visados necesarios.

También hay que decidir qué hacer con el dinero, pues no todos los países tienen la misma moneda, si es mejor utilizar tarjeta de crédito o no, aunque nos puedan cobrar algún tipo de comisión.

Más decisiones que hay que tomar

Viajeros en Tailandia

A la hora de viajar por el mundo tenemos que llevar equipaje, y más si nos va a llevar tanto tiempo como el que estamos organizando. Sin embargo, no hace falta llevarse toda la casa a cuestas, pues durante la aventura también se pueden ir comprando cosas o ir lavando la ropa que vayamos usando donde nos alojemos.

Es aconsejable pensar en la maleta que llevaríamos en una aventura de una semana. Y, siguiendo con el equipaje, mejor si nos decidimos a viajar por el mundo cuando el clima sea más agradable, pues la ropa de verano ocupa menos que la de invierno.

Además, las buenas temperaturas son más recomendable a la hora de hacer turismo, aunque claro está que es difícil que se den las mismas condiciones climatológicas en los distintos destinos que visitemos.

Ya en el destino, se puede buscar alguna excursión que nos permita conocer más el lugar que estamos visitando, y así sacarle el máximo provecho posible a la experiencia. Solo queda elegir aquel o aquellos que se adapten mejor a nuestras necesidades o preferencias.

Durante el viaje también es importante pensar en el transporte. En este punto podemos gastar lo que deseemos en autobuses, trenes y demás transporte público, así como en taxis; o ahorrar haciendo autoestop o caminando distancias considerables con la mochila al hombro.

Resultado: una experiencia única

Viajero en Bali

Si nos hemos decidido finalmente a viajar por el mundo y así dejar de soñar la vida para vivir nuestros sueños, tarde o temprano tendremos que volver a la cruda realidad. Lo ideal es hacerlo habiéndonos ajustado al presupuesto que teníamos y no haber gastado más de lo que teníamos planeado.

Por otro lado, aunque viajar por el mundo parezca algo prácticamente imposible, acabamos de ver que no lo es. La cuestión es organizarse y tomar una serie de decisiones en función de qué destinos queramos conocer o del dinero del que dispongamos.

Una cosa está clara, y es que tras la aventura atesoraremos en nuestra memoria una experiencia única y difícil de repetir. Una experiencia, en definitiva, que jamás podremos olvidar. ¿Te animas?

Te puede gustar