7 consejos para salir de mochilero

· 10 noviembre, 2015

Viajar por el mundo con solo una mochila en la espalda es una experiencia que puede ser maravillosa. Es una forma de viajar mucho más libremente, pero debes saber cómo preparar el viaje y actuar en todo momento.

Si no has viajado nunca con la mochila, no te preocupes, sigue estos consejos y verás como el viaje resulta un éxito. Seguro que repetirás.

Siete cosas que debes saber antes de salir de mochilero

1. ¿Qué se debe llevar?

Saber qué llevar es información esencial para un mochilero. Evidentemente, lo primero que necesitas es la mochila, pero no una cualquiera, mejor si es una mochila con un buen armazón.

Junto a la mochila, no deben faltar la tienda de campaña, el saco de dormir y una pequeña vajilla. Será suficiente con una taza que haga las veces de vaso, cubiertos, un plato y una ollita.

Mochilero viendo montañas
Mochilero – Catalin Petolea

En cuanto a la ropa, no te excedas. Con dos o tres mudas, algunas camisetas, pantalones cortos y largos, dos trajes de baño o un buen abrigo, según se trate de un clima cálido o frío, será suficiente.

Si hay algo que debes saber antes de salir de mochilero es que menos es más. No puedes cargar con un equipaje demasiado pesado, así que debe llevar solo lo imprescindible.

2. Calzado apropiado

Esto es de suma importancia, algo que debes saber antes de salir de mochilero. Para comprar el calzado debes tener presente el sitio al que vas. Si vas a un sitio en el que tus pies se mojen con frecuencia o el clima sea muy frío lo ideal es que compres botas. De lo contrario, te servirá un buen par de zapatillas transpirables con una estupenda suela que se adapte al terreno.

Mochilero caminando
Mochilero – everst

Si vas a un clima cálido puedes llevar también unas sandalias, estas permitirán descansar y refrescar un poco tus pies de vez en cuando.

3. El transporte

La mejor manera de conocer los sitios a los que vas de vacaciones es hacer lo que hacen los lugareños. Por eso, si te vas de mochilero lo mejor es utilizar el transporte público. Es mucho más seguro y económico.

También puedes usar taxis u otro tipo de transporte, pero debes tener ciertas precauciones. Asegúrate de que activen el taxímetro para que no te cobren más de la cuenta o pacta de antemano el precio del viaje. También debes tener cuidado si estás en otro país y existe diferencia de cambio.

“Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.”

-Sir Francis Bacon-

4. Alojamiento

Si vas de mochilero lo ideal es dormir en tu tienda, pero puede ocurrir que no haya sitio para acampar. En ese caso, puedes optar por compartir una habitación en un albergue o casa de huéspedes. Siempre busca sitios que estén apartados de la ciudad, son más económicos y suelen ser mejores.

En algunos de estos lugares las habitaciones se dividen en femeninas y masculinas y tienen baños compartidos, debes tenerlo en cuenta. Un buen consejo, si te cuesta dormir, es que lleves algún tipo de tapones para los oídos por si acaso tus compañeros de habitación resultan molestos.

5. Alimentación

Debes alimentarte debidamente de forma sana y equilibrada, evitará que enfermes y no puedas disfrutar del viaje. Tampoco te saltes comidas, un mochilero necesita recuperar las energías perdidas.

Lo ideal es que cocines tus propios alimentos. Utilizar frutas y verduras, latas de conserva con legumbres y pescado es una estupenda opción para alimentarse bien y gastar poco dinero.

También puedes optar por ir a comer a sitios típicos del lugar, comerás bien y conocerás un poco más sobre sus costumbres y culturas.

Monte Kinabalu en Malasia
Monte Kinabalu, Malasia – R.M. Nunes

6. No hagas demasiados planes

Puedes llevar una hoja de ruta o mapas, pero ante la duda, déjate llevarEsta es la magia de viajar como mochilero, tienes libertad absoluta. Aprovéchala para hacer del viaje algo muy especial, no tengas miedo a aventurarte

7. Disfruta del viaje

Por último, te aconsejamos que disfrutes del viaje. Vayas donde vayas, tengas que sortear o no dificultades, disfruta de cada momento. Ten en cuenta que, aunque algo no salga como esperabas, todas las experiencias aportan conocimiento, de modo que la siguiente vez que viajes de mochilero estarás mejor preparado.