4 consejos para que entre todo en la maleta

· 13 septiembre, 2015

¿Te resulta un verdadero dolor de cabeza preparar la maleta para tu próximo viaje? Con estos sencillos consejos podrás aprovechar al máximo el espacio y guardar de forma ordenada todas tus pertenencias.

1. Selecciona lo necesario para guardar en la maleta

Antes de proceder a hacer la maleta es necesario que hagas un inventario y selecciones las prendas que realmente necesitas de acuerdo al lugar al que vas a viajar, temporada y tipo de hospedaje.

Maleta llena
Inara Prusakova / Shutterstock.com

Por ejemplo, si vas a viajar en verano y tu hospedaje va a ser un apartamento o villa con lavadora y secadora, la cantidad de ropa que necesitas llevar se puede reducir considerablemente. Es importante que te informes bien sobre el sitio en el que te vas a quedar, ya que algunos hoteles ofrecen el servicio de lavandería a sus huéspedes. De esta forma no es necesario que lleves una muda de ropa para cada día que dure tu viaje.

Trata de escoger prendas que no requieran de mucho tiempo para secarse y que puedan verse bien sin planchado, así no solamente ahorrarás espacio sino también tiempo cuando te encuentres disfrutando de tus vacaciones.

Si vas a viajar en invierno es fundamental que escojas muy bien los abrigos que vas a llevar, ya que estos suelen ocupar mucho más espacio. También es importante que planifiques previamente el itinerario que vas a seguir durante el viaje, de esta forma podrás escoger las prendas más convenientes para cada ocasión.

2. Utiliza los pastilleros

Pastillero
piggu / Shutterstock.com

 

Los pastilleros son de los objetos más útiles que podrás utilizar para planificar tu equipaje. Llevar todas tus medicinas en un pastillero cuidadosamente identificado te ahorrará un increíble espacio.

Otra maravillosa función de los pastilleros es que puedes utilizarlos para guardar de forma ordenada y segura pequeñas joyas que desees llevar a tu viaje. Además, por ser un objeto pequeño, plano y de formas rectangulares o cuadradas es muy fácil ubicarlo en cualquier esquina o gaveta de la maleta.

3. Ahorra espacio en tu maleta

Otra forma muy práctica con la que puedes ahorrar espacio es almacenando los calcetines dentro de los zapatos.  Para guardar los zapatos dentro de la maleta, envuélvelos de forma individual en una bolsa plástica y rellena los huecos o espacios vacíos de la misma con cada par.

Otra opción interesante que puedes utilizar, especialmente si se trata de zapatos pequeños, es guardarlos juntos dentro de un gorro de baño, así irán mucho más compactados y protegerás tu ropa de la suciedad.

Maleta
Stock-Asso / Shutterstock.com

La mayoría de las personas suelen doblar cuidadosamente toda su ropa antes de meterla en la maleta, pero al parecer hay un método que permite ahorrar mucho más espacio. Se trata de envolver cada prenda hasta formar un rodillo como si se tratara de un plano, luego colocar una liga en cada extremo y listo.

Si eres más conservador y prefieres llevar tu ropa perfectamente doblada puedes colocar en el centro del cuello de las camisas de vestir un cinturón, de esta forma obtendrás doble beneficio: primero, el cuello de la camisa no se deformará y segundo, ahorrarás un espacio valioso para guardar tu cinturón.

Cuando compréis una maleta, recordad que tiene que venir alguna ocasión en que hayáis de llevarla vosotros mismos.”

-Paul Morand-

4. Menos es más

Todos esos pequeños envases de muestra que te han regalado cobran un nuevo significado cuando te vas de viaje. Dependiendo de la cantidad de tiempo que estés en tu destino, puedes optar por guardar cremas, champú, acondicionadores, perfumes y demás en esos pequeños frascos.

Maleta
Africa Studio / Shutterstock.com

Existen pequeñas pastas de dientes y cepillos diseñadas especialmente para la comodidad de los viajeros. Dependiendo del sitio al que vayas a viajar también puedes optar por comprar en el lugar estos artículos de primera necesidad, como crema de afeitar, crema corporal, afeitadoras y demás.

Otro consejo muy importante es que seas práctico y realista, lleva aquellas prendas y objetos con los que realmente te sientas cómodo y no aquellos que llevan en tu armario gran cantidad de tiempo y nunca los utilizas. Siempre debes optar por lo que realmente te gusta y te sientes cómodo, esa es una de las claves más importantes no solo para ahorrar espacio sino también para que puedas disfrutar plenamente tus vacaciones.

Sigue estos prácticos consejos y verás como podrás lograr meter en la maleta todo lo que deseas sin mayor inconveniente ¿Viajas con frecuencia? ¿Qué otros consejos agregarías?