Viajamos a Marruecos: Tánger y el Rif

Hoy viajamos a Tánger y el Rif, dos lugares fantásticos de la rica geografía de Marruecos, una tierra poco conocida para muchos, pero que esconde secretos realmente maravillosos y que todo el mundo debería visitar una vez en la vida.

En nuestra visita por Tánger y el Rif, nos vamos a detener en primer lugar en la cordillera y región que engloba esta parte de Marruecos, para viajar después a ciertos lugares de la ciudad de Tánger que merece la pena conocer.

Cordillera del Rif

El Rif es una región montañosa de Marruecos y una de las zonas más verdes de todo el país. Se encuentra ubicada en la parte norte, limitando con el mar Mediterráneo, por lo que aúna dos grandes pasiones de miles de viajeros, el agua y la vegetación.

Montañas de el Rif
Cordillera de ell Rif – Lukasz Janyst

La cordillera del Rif va desde la región más al oeste del Marruecos, llamada Yebala, hasta Kebdana, que ya hace frontera con el país vecino, Argelia. A lo largo de sus 300 kilómetros de largo, se ha creado un hábitat propio plagado de fantástica fauna, flora y tradiciones maravillosas entre sus pobladores, que son mayoritariamente bereberes y árabes.

“Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe.”

-Martin Buber-

En la zona del Rif podemos ubicar seis provincias marroquíes diferentes, que son Taza, Berkane, Driouch, Uchda, Nador y Alhuceima. Algunos de estos nombres pueden recordar a nuestro idioma, y es que el paso de los franceses y españoles ha dejado un profundo poso en sus gentes, que hablan bien estas lenguas junto con el dialecto árabe y el tarifit, autóctono de esta parte del mundo.

Además, en pleno Rif encontramos la ciudad española de Melilla, vestigio de una pasada y lejana colonización de la que también queda en esta tierra la localidad de Ceuta, también bajo gobierno español.

Visita a Tánger

Vista de Tánger
Tánger – Eugene Sergeev

Y en el extremo oeste de la cordillera del Rif, muy cerca del estrecho de Gibraltar, en el norte de Marruecos, encontramos la maravillosa ciudad de Tánger, que hoy día permanece como la capital de una región conocida como Tánger-Tetuán. Pero, ¿qué merece la pena disfrutar en esta fantástica población?

Jardines de Mendoubia

En pleno corazón de la ciudad, junto a la célebre Plaza 9 de Abril de la que hablaremos más adelante, encontramos los coloridos Jardines de Mendoubia, que son muy llamativos dentro de la localidad. En ellos destaca particularmente el árbol de bayan, que es espectacular por sus 800 años de vida y su enorme tamaño. Un espacio ideal para escapar del bullicio de los habitantes locales.

Jardines de Mendoubia en Tánger
Jardines de Mendoubia en Tánger – Eugene Sergeev

Sinagoga Nahon

Seguimos en la zona de la Plaza 9 de Abril, pero en este caso, nos desplazamos brevemente hasta la Sinagoga Nahon. Este lugar está en pie dentro de la ciudad de Tánger desde 1878 y se mantiene hoy día como uno de los monumentos más bellos del lugar, especialmente en su interior. Dentro de ella puedes encontrar un impresionante salón con más de 40 lámparas diseñadas en plata y otros objetos de culto realmente bonitos.

Medina de Tánger

Medina de Tánger
Medina de Tánger – Pierre-Yves Babelon

Llegamos ahora hasta la medina de Tánger que, al igual que la mayor parte de las poblaciones de Marruecos, no solo la conserva, sino que es bella y atractiva. En ella se pueden localizar callejuelas de todo tipo y tamaño, lugares que parecen sacados de Las mil y una noches y locales en los que descubrir cómo viven los habitantes de la localidad.

Las Cuevas de Hércules

Otro espacio bonito de Tánger que debes visitar son las Cuevas de Hércules, junto al Cabo Espartel. En ellas verás toda una pléyade de salas plagadas de recovecos y rincones llamativos e incluso una salida al mar, por lo que no es extraña la gran humedad que hay dentro de estas manifestaciones naturales.

Plaza 9 de Abril

Finalizamos nuestra visita a Tánger en la ya mencionada Plaza 9 de Abril. Un rincón de la ciudad en el que verás cómo son de verdad los habitantes del lugar. Además, es punto de partida desde el que ir a la medina y a otros espacios fantásticos de la población.

Conste como dato curioso que en la Plaza 9 de Abril fue donde el rey Mohamed V dio su gran discurso de proclamación de la independencia de Marruecos.

¿A qué esperas para comenzar tu viaje por Tánger y el Rif? Esta es una oportunidad única de conocer dos maravillosos lugares marroquíes que aúnan historia, belleza y naturaleza en estado puro.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar