Stonehaven, un pueblo pesquero muy interesante

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Armando Cerra
A veces los sitios más agradables son de tamaño pequeño y están un tanto escondidos. Es el caso de Stonehaven, un pueblo de pescadores en la costa escocesa que merece la pena descubrir con calma.
 

En el puerto de Stonehaven siempre ha habido barcos pesqueros. También hoy en día, aunque en la actualidad se mezclan con embarcaciones turísticas. La razón es que esta pequeña población de la costa oriental de Escocia se ha convertido en uno de los lugares más atractivos para hacer una escapada.

Stonehaven es un sitio que nos permitirá ver este precioso litoral, algún lugar cargado de historia y además paladear exquisito pescado y marisco fresco. Te invitamos a conocerlo a continuación.

Cómo llegar a Stonehaven

Realmente merece la pena hacer una excursión hasta Stonehaven; vamos a empezar por contar cómo llegar hasta allí. Tal y como hemos comentado, la localidad se encuentra en la costa este de Escocia, más concretamente al sur de Aberdeen.

Tanto desde esta ciudad como desde Dundee es fácil ir en autobús hasta Stonehaven. En tanto, si se quiere ir desde Edimburgo, lo mejor es el tren que tarda unas dos horas en llegar.

El puerto, uno de los principales encantos

Como suele ocurrir en otros muchos lugares de la costa escocesa, en general en todas las islas Británicas, las mareas hacen que los pequeños pueblos pesqueros como Stonehaven ofrezcan a lo largo del día estampas bien distintas de sus puertos.

Mientras que con la pleamar las embarcaciones dominan el agua, con la bajamar se ve el fondo del lugar, y los barcos como varados sobre piedras y arena. Por eso tiene una fotogenia variable.

Pasear por Stonehaven

Está claro que contemplar el pequeño puerto de Stonehaven es uno de los atractivos del lugar, pero merece dar una vuelta un poco más amplia. Por ejemplo, para ir viendo la arquitectura marinera tradicional.

 
El pueblo de Stonehaven, un atractivo más de Escocia.

Esta se compone por unas casas que, en algunos casos, se han transformado en estupendos restaurantes y tabernas para degustar las especialidades locales, por supuesto, a base de pescado y marisco.

Además, durante ese paseo se puede ver la Clock Tower, que lleva dando la hora desde finales del siglo XVIII. O también está la opción de acercarse hasta el jardín memorial, donde se evoca la figura del poeta Richard Burns, uno de los autores más destacados en lengua escocesa.

Por último, el paseo nos ha de llevar hasta el Tolbooth Museum, ubicado en un espacio que antaño sirvió como cárcel y como juzgado, y que en la actualidad se emplea para mostrar la historia local.

Más cosas que hacer en Stonehaven

Estamos en un pueblo con mar, así que si el clima es propicio, los más valientes se pueden dar un chapuzón en la playa de guijarros de Stonehaven. Aunque si se prefiere algo típicamente escocés, también es posible entrar al club de golf local y hacer unos hoyos.

A fin de año, aquí se celebra Hogmanay Fireballs, un evento basado en creencias paganas y ritos con fuego purificador. Se trata de una peculiar forma de celebrar la entrada en el año nuevo, que nos hará tener los mejores augurios para los meses próximos.

 

Por los alrededores

No se acaban aquí las cosas que hacer en Stonehaven. Una de las citas obligadas es ir caminando o en tren hasta el espectacular castillo de Dunnottar, un pedazo de la historia de Escocia. De igual modo, también lo es el Memorial de Guerra que homenajea a los caídos en las pasadas Guerras Mundiales.

El Castillo Dunnotar, en la costa escocesa.

Alejándonos un poquito más del castillo de Dunnottar se llega hasta la RSPB Fowlsheugh, un entorno fascinante para los amantes de la naturaleza y de la fotografía, ya que estos acantilados y las vistas que ofrecen son verdaderamente increíbles. Aquí es posible avistar un amplio repertorio de aves marinas y también de delfines o ballenas nadando cerca de la línea de costa.

En última instancia, se puede optar por hacer una parte del Whisky Trail, que pasa por aquí y que tiene una parada en la destilería de Fettercairn. Eso sí, aprended mucho de este elixir, pero no abuséis de su consumo para no sufrir los efectos del alcohol en exceso.

En definitiva, esta localidad de Stonehaven es tan pequeña como grandes son sus atractivos. Apuntadla para un futuro viaje a Escocia, ¡porque no os va a defraudar y os mostrará las mejores esencias de estas gentes!