8 acantilados escalofriantes

Si sufres de vértigo sólo debes recordar que estás mirando fotografías de los acantilados más escalofriantes desde una pantalla. ¡No hace falta que vayas en persona a cerciorarte de que existen! Y, si te encanta hacer escalada o practicar salto, te recomendamos que prestes mucha atención a estas alturas… ¡Puedes organizar tu propio ranking y elegir el próximo a experimentar!

Acantilados para valientes

¿Tienes todo el coraje del mundo? ¿No le temes a las alturas? ¿Te animas a escalar paredes completamente verticales? ¡Enhorabuena! Debes ser de esos “locos” que amarán los siguientes acantilados.

1. Vixía Herbeira, A Coruña (España)

Acantilados de Vixia Herbeira
Acantilados de Vixia Herbeira – Dariome / commons.wikimedia.org

Situado en Cariño, junto al Cabo Ortegal, y de 613 metros de alto, es uno de los más elevados de Europa. Para llegar hasta el lugar deberás viajar 84 kilómetros desde A Coruña.

Si solo vas a mirarlo “de lejos” puedes ir al mirador Garita de Herbeira, que te ofrece unas vistas preciosas incluyendo la Punta de Estaca de Bares y las islas Sisargas.

2. Preikestolen (Noruega)

Preikestolen en Noruega
Preikestolen – Andrey Armyagov

En su traducción quiere decir “el púlpito“, debido a que se trata de una gran plataforma rocosa que se extiende hacia el abismo. Las dimensiones de la plataforma son 25 X 25 metros y se asoma sobre el fiordo de Lyse. Este acantilado está localizado cerca de la ciudad de Stavanger… ¡y tiene una caída libre de 600 metros!

3. Peñón de Ifach, Alicante (España)

Peñón de Ifach
Peñón de Ifach – Andrzej Kubik

Es el acantilado más alto de la costa mediterránea española, con 332 metros. Está unido a la península por un istmo de gran tamaño y tiene una senda bien marcada para llegar a la cima, desde donde puedes observar las islas de Formentera y Santa Paola.

Para acceder a esta reserva y parque natural, situada a 63 kilómetros de Alicante, se toma el camino desde Calpe. Para los hombres en la antigüedad era una montaña mágica.

4. Montañas Kjerag (Noruega)

Acantilados de Kjerag
Acantilados de Kjerag – André Nordstrand / Flickr.com

¡Españoles y noruegos podrían darse la mano por la cantidad de acantilados que hay en sus tierras! En el caso de las montañas Kjerag tienen una altura de 1100 metros sobre el nivel del mar. ¿Te parece poco? Debido a la erosión que ha sufrido la roca se pueden hacer saltos casi tan altos como la propia montaña. El más escalofriante sin dudas es uno de… ¡1000 metros de caída libre!

5. Cabo de Creus, Girona (España)

Cabo de Creus
Cabo de Creus – dnaveh

Al lado del anterior este parece diminuto, ya que sólo tiene 68 metros de alto. Sin embargo es un buen sitio para comenzar en el mundo del salto en altura. Se trata del acantilado más oriental del país, donde primero amanece de todo el territorio, en medio de la Costa Brava.

Forma parte de un hermoso parque nacional y en sus alrededores encontrarás pueblos que parecen sacados de cuento como Cadaqués y Port de la Selva. Está ubicado a 80 kilómetros de Girona.

“Saltar desde acantilados y montañas es algo para locos, pero de esto se trata, de vivir la adrenalina al máximo. Es algo que va en la sangre y cada vez que lo hago lo disfruto y me llena de emoción”

-Éber Pava-

6. La Quebrada, Acapulco (México)

Acantilado de La Quebrada
Acantilado de La Quebrada – Edwin Guerra / Flickr.com

No sería justo hacer esta lista sin salir de Europa. En tierras americanas también hay acantilados muy interesantes. Este se encuentra en Guerrero, al sur de México y es famoso porque allí se desarrolla un espectáculo de saltos. La peligrosidad del espectáculo radica en que quien se lanza al agua ha de calcular en qué momento la ola está más alta, de lo contrario chocaría contra las rocas y moriría producto de los golpes.

7. Acantilados de West End (Jamaica)

Si bien a los que se dedican a los saltos en caída libre no les agrada mucho este lugar por ser demasiado turístico vale la pena destacarlo. Tiene tres plataformas diferentes (la más alta de 11 metros) y está rodeado de servicios para los visitantes, incluyendo una cafetería. Es un sitio mágico y perfecto para ver el atardecer. Comenzó siendo una aldea de pobladores y hoy en día atrae la atención de cientos de visitantes.

8. Rishikesh (India)

Acantilados en Rishikesh
Acantilados en Rishikesh – ccarlstead / Flickr.com

Esta localidad es conocida como “la capital mundial del yoga”. Aunque puede parecer que es de lo más relajada, también tiene sus actividades para los que no quieren estar todo el día en posición de loto. Saltar por su acantilado te lleva a las aguas embravecidas del Río Ganges, el más importante del país. Este sitio es realmente para valientes. Pero no por las alturas sino porque el río está helado y completamente contaminado, tanto que no se ve el fondo.

¿A cuál de todos estos acantilados te animas a subir? ¡Al menos intenta llegar hasta la cumbre para admirar los paisajes a varios metros de altura!

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar