Los acantilados de Moher y las islas de Aran

· 6 noviembre, 2015

Irlanda es un país que se caracteriza por brindar paisajes que no parecen de este mundo, sitios hermosos e inspiradores que dejan a cualquiera con la boca abierta. Hay muchísimos lugares en Irlanda que son sorprendentes, vamos a conocer dos de ellos: los acantilados de Moher y las islas de Aran.

Los Acantilados de Moher

Se encuentran ubicados en la costa del condado de Clare, a unos 75 kilómetros al sur de la ciudad de Galway. Es una zona de acantilados sobre la costa del océano Atlántico que cuenta con aproximadamente ocho kilómetros de extensión con alturas de hasta 214 metros. Un impresionante paisaje natural que sirve de hábitat a muchas especies de aves.

Acantilados de Moher desde el mar
Acantilados de Moher desde el mar – Gigi Peis

Los acantilados de Moher, con un paisaje de pequeños entrantes y salientes de la pared rocosa, fueron nominados para formar parte de las 7 Maravillas del Mundo y es uno de los destinos turísticos más importantes de Irlanda.

“Sólo la naturaleza hace grandes obras sin esperar recompensa alguna.”

-Alexandr Ivánovich Herzen-

Algunos fragmentos de roca de gran altura han quedado aislados por el mar frente a los acantilados, convirtiéndose en los lugares favoritos de los pájaros para anidar. Aquí podrás admirar un paisaje único en el que contrastan el negro de la roca, el azul del mar y el verde de la hierba que se encuentra en su cima.

Acantilados de Moher, en barco o a pie

La perspectiva de los paisajes que se observan en los acantilados de Moher cambia de acuerdo desde donde se miren.

Si quieres admirarlos desde el mar necesariamente debes dirigirte a Doolin y llegar hasta el pequeño embarcadero. Desde allí salen los barcos que hacen paseos turísticos en recorridos de aproximadamente una hora y te garantizan las mejores vistas desde la base de los acantilados.

Roca en los Acantilados de Moher
Great Raven – yykkaa

Estos recorridos hacen paradas en sitios de interés cómo la roca Great Raven. Si hace buen tiempo puedes disfrutar de las vistas y del paseo desde la cubierta al aire libre, mientras que si llueve hay zonas en que puedes verlo a cubierto.

Si quieres disfrutar de ellos desde lo alto debes dirigirte al centro de visitantes, a 7 kilómetros de Doolin. Allí te encontrarás con una exposición y una película sobre la formación y la fauna que vive en los acantilados y podrás acceder a los senderos que te llevarán a contemplar unas vistas increíbles.

Acantilados de Moher
Acantilados de Moher – Aitormmfoto

Lo ideal es recorrer los caminos en su totalidad, por todas sus entrantes y salientes, es la mejor manera de apreciar zonas que desde algunos puntos quedan escondidas. Puedes empezar tomando el sendero que lleva desde el centro de visitantes hacia el norte, hasta llegar a la Torre O’Brien, el punto más alto desde donde se pueden ver los acantilados de Moher.

Doolin

Doolin es un pequeño pueblo costero que sirve como lugar de paso para ir a los acantilados de Moher y a las islas de Aran. Aunque es pequeño ofrece alojamientos en hostales y lugares donde disfrutar de una buena comida.

También tiene una buena actividad nocturna en pubs, entre ellos el pub de Gus O’Connor, normalmente lleno de turistas que disfrutan admirando la colección de parches con emblemas de cuerpos de policía y bomberos de todo el mundo.

Para llegar a Doolin puedes ir en coche particular o en las líneas de autobuses públicos que viajan desde Galway, algunas en particular hacen su parada junto al centro de visitantes de los acantilados.

Las islas de Aran

El archipiélago de las islas de Aran, ubicado en la bahía de Galway, está formado por las islas Inishmore, Inishmaan e Inisheer.

Islas de Aran
islas de Aran – Noradoa

Estas islas se dieron a conocer por el documental Los Hombres de Aran, de Robert J. Flaherty, que hacía referencia a lucha constante por la supervivencia de los habitantes de Aran contra la naturaleza.

Las islas de Aran permiten al visitante conocer la cultura irlandesa auténtica y sus tradiciones, sus habitantes casi no hablan ingles y su idioma oficial es el gaélico.

Además de brindar al visitante impresionantes playas, acantilados y paisajes agrestes de belleza incomparable, también podrás disfrutar de muchos monumentos megalíticos y castros celtas. La mayoría encuentra en la isla principal, Innishmore, allí se concentra el mayor número de fortalezas y edificaciones de la Edad del Hierro de toda esta zona del Atlántico.

Los tesoros más importantes y valiosos de las islas de Aran se encuentran en el yacimiento arqueológico Dun Aengus, un fuerte de rocas considerado el lugar más romántico de Irlanda.

Los acantilados de Moher y las islas de Aran son ejemplos de una Irlanda increíble, con una naturaleza que te muestra como puede ser el paraíso, no te puedes perder estas impresionantes vistas que te regalan estos agrestes paisajes. ¡Disfruta Irlanda!