San Petersburgo y sus puentes, otra forma de ver la ciudad

· 3 febrero, 2016

San Petersburgo, también llamada “La Venecia del Norte”, es una ciudad de canales, ríos e islas que están unidas por más de 300 puentes, convirtiéndola en un verdadero museo de puentes. Ven con nosotros y recorre San Petersburgo de una manera muy diferente a la que imaginabas.

 

San Petersburgo es una de las ciudades más hermosas de Rusia, se encuentra al noroeste, en el delta del río Neva y a orillas del golfo de Finlandia. Enorme y magnífica, además de sus edificios, palacios y parques, está repleta de puentes que conectan las 40 islas que forman la ciudad, cruzada por más de 60 ríos y canales.

San Petersburgo
San Petersburgo – Alexander A.Trofimov

Para conectar las islas entre sí se han levantado, a través de los siglos, centenares de puentes dentro de la ciudad. Puentes que dominan el paisaje, le dan una belleza única, aportan una importancia fundamental en la estructura y trazado urbano y conforman una parte significativa del patrimonio histórico-artístico de la misma.

Los puentes de San Petersburgo

Puente levadizo en San Petersburgo
Puente levadizo – aapsky

Desde los más modernos a los más antiguos, en San Petersburgo hay puentes de todo tipo: puentes pequeños, elegantemente decorados y curiosos; puentes decorados con estatuas, detalles artísticos y elegantes faroles; puentes grandes y 22 puentes levadizos, considerados uno de los símbolos de esta hermosa ciudad.

Puentes del río Moika

Puente Azul

Puente Azul en San Petersburgo
Puente Azul – Стас Киренков / Flickr.com

Es el puente más ancho de la ciudad, con 97,3 metros. Está entre el palacio Mariinsky (Asamblea Legislativa) y el monumento ecuestre de zar Nicolás I.

Puente Pévchesky (Puente del Canto)

El puente Pévchesky (del Canto) se encuentra junto a la plaza del Palacio, es el tercer puente más ancho de la ciudad. Tiene 73 metros de ancho y 24 metros de largo.

“No sabía si amaba más al puente o al río. Pero ambos despejaban mi alma, la inundaban de fortaleza y de heroicos sueños. Se borraban de mi mente todas las imágenes plañideras, las dudas y los malos recuerdos.”

-José María Arguedas”

Puente de los Besos

El primer puente de madera en este lugar apareció en el año 1738. Luego han sido construidos 2 nuevos puentes de hierro fundido. Hay muchas leyendas ligadas a este puente, dicen que allí se despedían los marineros y los presos de una cárcel cercana y que allí se citaban los enamorados en secreto.

Puentes del Río Fontanka

Puente Anichkov

Este puente es famoso por sus 4 estatuas de un hombre domando un caballo, esculturas que simbolizan la lucha del hombre contra la naturaleza y su dominio.

Puente de Lomonósov

Puente deLomonosov en San Petersburgo
Puente de Lomonosov – Olgysha

En el río Fontanka fueron construidos 7 puentes iguales en los años 1785-1788. Tenían los mecanismos de elevación escondidos en sus 4 torres. Ahora solo quedan dos, el de Lomonósov y el puente Staro-Kalinkin y el mecanismo de elevación es decorativo.

Puente de Pantaleón

El puente de Pantaleón fue el primer puente ruso de cadenas (1823-1824), fue reconstruido en 1907 después de que el puente Egipcio se derrumbara mientras lo cruzaba un batallón de soldados. Tiene una decoración del estilo imperial, con águilas bicéfalas doradas sobre coronas de laurel.

Puentes del Canal Griboedov

Puente del Banco

Puente del Banco en San Petersburgo
Puente del Banco – Tatiana Volgutova

Este puente peatonal es el más estrecho de la ciudad (1,85 m) y uno de los más bonitos y conocidos. Está situado al lado de la catedral de Kazán y la avenida Nevski.

El puente se construyó entre los años 1825-1826 según el proyecto del arquitecto alemán Wilhelm Von Treitteur. Este puente es famoso por las 4 esculturas de grifones con alas doradas.

Puente de los Leones

Puente de los Leones en San Petersburgo
Puente de los Leones – Moiseeva Galina Gavrilovna

Es un puente estrecho y suspendido, adornado con las 4 figuras de leones que lo soportan. Fue construido en 1826 y también fue obra del arquitecto Wilhelm Von Treitteur y el escultor Pavel Sokolov.

Está ubicado en el “barrio de Dostoevsky”, una zona muy tranquila y romántica, cerca de la catedral de San Nicolás y el teatro Mariinsky. Aquí a menudo se graban las películas de época, porque conserva su ambiente del siglo.

Puente de Piedra

Este puente cruza el canal Griboedov por la calle Gorójovaya y fue uno de los primeros puentes hechos de piedra, en el año 1778.

Puente Pikalov

El puente Pikalov es considerado uno de los puentes más románticos y bonitos de San Petersburgo y está ubicado en el histórico barrio de Kolomna. Este puente, junto con los  puentes Krasnogvardeisky y Staro-Nikolsky forman un monumento de arquitectura.

Puente Pikalov en San Petersburgo
Puente Pikalov – irisphoto1

Desde él se abre una maravillosa vista a la catedral de San Nicolás y se pueden ver los 7 otros puentes: Mogilióvsky, Krasnogvardeisky, Novo-Nikolsky por el canal de Griboedov y los puentes Smezhny, Staro-Nikolsky, Kashin y Torgovy por el canal de Kriukov.

Puentes del canal de Invierno

Puente de Hermitage

Puente del Palacio en San Petersburgo
Puente del Palacio – Maslov Dmitry

El canal de Invierno se encuentra entre los ríos Moika y Neva justo al este del Hermitage. Lo cruzan los puentes de Invierno y de Hermitage, formando uno de los rincones más poéticos, románticos y venecianos de San Petersburgo. El puente de Hermitage es el puente de granito más antiguo de la ciudad.

San Petersburgo, es una ciudad única, en la que su vida e historia giran alrededor de sus maravillosos puentes. Romántica, bella y encantadora, es una ciudad que vale la pena conocer.