Budapest y sus puentes

· 20 diciembre, 2015

Las antiguas ciudades de Buda y Pest están divididas por el grandioso río Danubio. Pero más allá de convertirse en un problema, la unión de la capital de Hungría fue posible a través de diferentes puentes. Estas construcciones han sufrido bombardeos, remodelaciones y todo tipo de mejoras… por ello hoy se presentan no solo como la única alternativa de pasar de una parte de la ciudad a la otra, sino también como atractivos turísticos dignos de visitar.

Puentes de Budapest: atravesando el gran Danubio

Este río cruza la ciudad húngara de norte a sur en un recorrido de 29 kilómetros. Debido a que en ambas márgenes había asentamientos de personas, en 1839 se pensó en construir un puente que hiciera más sencillo el paso de un lado al otro. Hasta ese momento se usaban pontones y barqueros… ¡o aprovechaban que se congelaba el agua en invierno para cruzar caminando y en carruajes!

Son varios los puentes de Budapest que se pueden usar en la actualidad, pero sin dudas los más destacados son:

1. Puente de las Cadenas

Puente de las Cadenas de Budapest
Puente de las Cadenas – waku

El primero en construirse y cuya inauguración tuvo lugar en  1849. La idea de crear este puente surgió después de que el conde Esteban Széchenyi tuviera que esperar toda una semana para conseguir pasar de Pest a Buda en barco, entre placas de hielo flotante. Las obras duraron 10 años.

Fue diseñado por los ingenieros Adam y William Clark y hoy sigue siendo un emblema de la ciudad e incluso del país. El Széchenyi Lánchíd (en idioma local) es colgante y al principio tenía cables que luego se sustituyeron por cadenas. El vano central tiene nada menos que 202 metros (de los más largos del mundo).

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial las tropas de Alemania lo dinamitaron (como ocurrió con otros 4 puentes) y la segunda inauguración coincidió con los festejos de la primera, en 1949.

2. Puente Margarita

Puente Margarita de Budapest
Puente Margarita – Alexander Tihonov

Margit Híd fue el segundo puente construido en Budapest y está al norte de la ciudad. El diseño pertenece al francés Ernest Gouin y las obras duraron 4 años (entre 1872 y 1876). Conduce a la isla Margarita y tiene una forma algo “extraña” con dos tramos que forman un ángulo de 165 grados.

¿La razón? El pequeño ramal o desvío que lleva a la isla fue construido dos décadas más tarde de la inauguración, ya que antes no había fondos para terminarlo. Tiene 637 metros de largo y los extremos son Gran Bulvevar y parque Germanus Gyula.

También debió ser reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial y reformado en 2009 debido a sus malas condiciones. Este lugar tiene una historia triste: es el sitio elegido por aquellos que quieren suicidarse.

“Por delante de la corriente, el nuevo puente, con sus banderas moviéndose. Hoy se consagra en alegre procesión y con música. Ganó la Virgen, por ello el nombre es Santa Margarita.”

– Fragmento del poema “Inauguración del Puente”, de János Arany –

3. Puente de la Libertad

Puente de la Libertad de Budapest
Puente de la Libertad – Luciano Mortula

Szabadság Hid está localizado en el sur de la ciudad y se inauguró en 1896. En ese momento tenía otro nombre: Francisco José, en honor al emperador de Austria, presente en la celebración de apertura. Conecta la colina Géllert de Buda con el Mercado Central y la universidad Corvinus de Pest.

La construcción sólo llevó 2 años (entre 1894 y 1896) y el diseño pertenece a János Feketeházy. El puente imita a las cadenas que supuestamente eran la mejor manera de sostenerlo en pie.

Tiene 333 metros de largo (es el más corto de la ciudad) y está decorado con estatuas de una figura de la mitología húngara llamada Turul. Fue el menos dañado en la guerra y en la actualidad se puede atravesar en tranvía o coche.

4. Puente de Isabel

Puente de Isabel
Puente de Isabel – Peter Gudella

Fue construido en la parte más estrecha del Danubio y lleva ese nombre en honor a la reina Isabel, emperatriz de Austria-Hungría (asesinada en 1898). Fue el último reconstruido tras la guerra, ya que las obras finalizaron en 1964.

5. Puente de Megyer

Puente de Megyer
Puente de Megyer – posztos

Megyeri Hid (anteriormente M-O Norte) permite cruzar la capital húngara de este a oeste y es un puente realmente moderno (se inauguró en 2008). Tiene una longitud de 1862 metros y está compuesto de 5 partes: un muelle izquierdo, un puente atirantado, un área sobre la isla Szentendre, un arco desde esta hasta el río y un muelle derecho. Conecta los barrios Káposztásmegyer y Békásmegyer.

Cuando visites Budapest pasarás por estos puentes para disfrutar de los atractivos de una y otra parte de la ciudad. ¡Puedes elegir uno cada día para conocerlos todos!