4 construcciones con historia

A través del tiempo, el ser humano ha realizado todo tipo de construcciones por diferentes motivos. Realizadas por necesidad, por devoción o por amor, cada una de ellas es un elemento clave a la hora de conocer nuestra historia. Te vamos a presentar un pequeño ranking con 4 construcciones con una historia más que interesante.

 Rincones con historia

1. Machu Picchu (Perú)

Se encuentra ubicada en la provincia de Urubamba, en Perú, a 2.500 metros de altitud. Esta ciudad fue construida a mediados del siglo XV bajo la orden del gobernante Inca Wiracocha y su nombre quiere decir “Montaña Vieja” en quechua.

Esta imponente ciudadela está compuesta por 172 recintos, dividiéndose estos en dos áreas, agrícola y urbana. En estas ruinas aún se pueden apreciar los andenes (utilizados para los cultivos), el Templo del Sol, la plaza Sagrada y la Tumba Real, entre otros.

Machu Picchu
Machu Picchu, Perú – Pedro Szekely / Flickr.com

Para llegar a Machu Picchu tienes dos opciones, el Camino del Inca o en tren. El primer recorrido tiene una duración de 4 días, y para poder realizarlo debes reservar con antelación, ya que se accede acompañado de guías turísticos. También puede realizarse por otro camino algo más corto, solo dos días de recorrido.

Para la segunda opción, la del tren, también hay que adquirir el billete con antelación. El viaje parte de una estación cercana a Cuzco y finaliza al llegar a Aguas Calientes, durando alrededor de 4 horas.

Para acceder a la ciudadela se puede tomar un autobús o realizar una caminata de hora y media, aproximadamente. Pero merece la pena, por algo Machu Picchu fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

“No hay hombre más completo que aquel que ha viajado mucho, que ha cambiado veinte veces de forma de pensar y de vivir.”

-Alphonse Lamartine-

 2. Castillo Matsumoto (Japón)

Castillo de Matsumoto en Japón
Castillo de Matsumoto, Japon – John M Anderson

Está ubicado en la ciudad de Matsumoto, cerca de los Alpes Centrales, en Japón. Es fruto del arte hirajiro, y está considerado un tesoro nacional y el tercer castillo más importante del país.

El castillo, tal como lo vemos ahora, fue construido alrededor de 1594, pero en sus inicios fue una fortaleza conocida como el castillo Fukashi. Está compuesto por 6 plantas que le dan una altura de 30 metros.

Sus muros, de color negro y bordes blancos, le dan una apariencia muy elegante. Es uno de los pocos castillos que conserva su estructura e interiores de madera originales.

Interior del castillo de Matsumoto
Interior del castillo de Matsumoto, Japón- Daniel Mennerich / Flickr.com

Es recomendable visitarlo en otoño, ya que se realiza el Tsukimi, uno de los festivales más importantes del país nipón. Se celebra con la aparición de la primera luna llena del otoño, que puede ser observada desde el castillo. Se puede, además, disfrutar de la ceremonia del té y del dango, un pastel en forma de luna llena.

3. Catedral de Nôtre Dame, París (Francia)

Catedral de Notre Dame de París
Catedral de Notre Dame, París – Roman Sigaev

Esta gran catedral, de estilo gótico, fue construida en honor a la Virgen María y está ubicada en la Isla de la Cité, en el centro de París. Fue edificada entre los años 1163 y 1245 sobre otras construcciones, entre ellas un templo romano dedicado al dios Júpiter.

Posee dos torres de 69 metros cada una. Desde ellas se pueden apreciar sus famosas gárgolas, y disfrutar de la imponente vista de la ciudad, del río Sena y la torre Eiffel.

Gárgolas en Notre Dame de París
Gárgolas en Notre Dame, París – Jose Ignacio Soto

Cabe destacar que en esta catedral fueron coronados Napoleón Bonaparte y Enrique VI de Inglaterra. La entrada es gratuita, aunque para acceder a las torres y cripta se deben comprar billetes que rondan entre los 9  y los 7 euros, respectivamente.

4. Taj-Mahal, Agra (India)

Tal Majal en India
Taj Majal, India – Ming Tong / Flickr.com

Se encuentra en las cercanías de la ciudad de Agra, en India. Comenzó a ser construido en 1632. Llevó 22 años de arduo trabajo y necesitó de la mano de obra de más de 20.000 obreros. El origen de su construcción tiene un trasfondo romántico acompañado de tragedia.

Cuenta la leyenda que el emperador Sha Jahan se enamoró de una joven persa-musulmana, llamada Ajumad, pero tuvo que casarse con otra mujer de su mismo rango. Más tarde, gracias a la ley musulmana que permitía que un hombre pudiera tener hasta 4 mujeres, Sha Jahan logró casarse con Ajumad.

Tras 19 años de matrimonio, Ajumad muere y Sha Jahan decide construir un mausoleo para su mujer. Este terminó siendo mucho más que un mausoleo y es lo que hoy conocemos como Taj-Mahal.

Decoración interior del Taj-Mahal en India
Decoración interior del Taj-Mahal, India – Leon Yaakov / Flickr.com

En su interior se pueden apreciar diversas decoraciones realizadas con piedras preciosas y semipreciosas y, en el exterior, llama la atención el uso del mármol. Su diseño está inspirado en construcciones mongoles y timuríes. En 1983 fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar