San Gimignano en Italia, la ciudad de las torres

En la campiña toscana, a unos 40 kilómetros de la ciudad de Florencia, rodeado de viñedos y olivos, surge el pequeño pueblo amurallado San Gimignano, famoso por sus hermosas y antiguas torres que le dan un carácter antiguo y medieval.

San Gimignano es un precioso pueblo ubicado encima de una colina, lleno de construcciones de piedra gris blanquecina. Dada toda su belleza e historia ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las torres de San Gimignano

La característica más distintiva de San Gimignano son sus catorce torres, que en el período de esplendor llegaron a ser 72. En los tiempos del medievo, la torre era símbolo de poder (Florencia tuvo más de un centenar), construir la torre más alta era muestra de ser una familia importante y de mucha riqueza.

Torres de San Gimignano
Torres de San Gimignano – Mikadun

San Gimignano recibe diariamente cientos de turistas, ávidos de conocer su particular arquitectura y su aspecto medieval, que se conserva intacto. En sus angostas calles puedes hacer un viaje al pasado. Además de toda la historia, subir a alguna de estas antiguas torres nos regala unas vistas encantadoras de la comarca Toscana.

Qué visitar en San Gimignano

Plaza de la Cisterna

Plaza de la Cisterna de San Gimignano
Plaza de la Cisterna – Bartolo © / Flickr.com

Es uno de los lugares más interesantes de la ciudad, pavimentada como en la Edad Media, es una plaza triangular, rodeada de palacios, fuentes y torres medievales. Sus casas son de los siglos XIII y XIV y en el centro se ubica una cisterna.

En la unión con la Plaza del Duomo se encuentran las torres de los Ardinghelli, familia güelfa de gran poder en la ciudad. Aquí te encontrarás la famosa gelateria della Piazza, donde se dice se comen los mejores helados del mundo.

Plaza del Duomo

Plaza del Duomo de San Gimignano
Plaza del Duomo – Diego Albero Román / Flickr.com

En el corazón de San Gimignano se encuentra esta encantadora plaza, accesible solamente a pie, donde se encuentran monumentos históricos, vistas a las emblemáticas casas-torre y un pequeño mercado oculto bajo los arcos, todo enmarcado en un ambiente cálido y acogedor.

En la Plaza del Duomo, nos encontraremos con la Colegiata de Santa María de Assunta y el Palacio Comunal, actualmente sede de las autoridades comunales y del Museo Cívico, en el que se presentan obras de las escuelas florentina y senesa y desde donde se puede subir a la Torre Grossa. Desde sus 54 metros de altura podrás admirar un paisaje maravilloso del entorno toscano.

La Via Francigena

Vía Francigena
Vía Francigena – zummolo

Esta importante ruta unía a Canterbury (Inglaterra) con la tumba de San Pedro, en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Atravesaba Francia, Suiza e Italia y, gracias al comercio generado por la afluencia de peregrinos, esta localidad se enriqueció con el paso del tiempo.

El sendero comienza en el puerto de San Juan de San Gimignano y termina en Colle Val D’Elsa. Es un recorrido de unas 4-5 horas, donde podrás disfrutar de un paisaje espectacular que se extiende por todo el camino. Una experiencia única, singular e irrepetible.

La Rocca de Gimignano

Muralla de San Gimignano
Muralla de San Gimignano – Gabriele Maltinti

La Rocca es el nombre que que se le da a la fortaleza de la ciudad, amurallada en su totalidad y muy imponente. Al acercarse a San Gimignano es visible desde la lejanía esa gran construcción de piedra que protege y custodia las torres y la estructura medieval del pueblo.

Museo del Vino

La Vernaccia di San Gimignano es un vino blanco de fama mundial producido en el pueblo, si te interesa la enología puedes visitar el Museo della Vernaccia, en el cual descubrirás la excelencia y la tradición de los productos vitivinícolas de San Gimignano.

“El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones, enciende las pupilas y enseña a los pies la danza.”

-José Ortega y Gasset-

Museo San Gimignano 1300

San Gimignano desde una de las torres
San Gimignano – Emi Cristea

Este museo expone una reconstrucción imponente en cerámica decorada de la ciudad de San Gimignano tal cual era entre los siglos XIII y XIV. Aquí tendrás la oportunidad ideal para conocer los aspectos arquitectónicos, históricos, y sociales del medievo toscano.

Museo de la Tortura y de la Pena de Muerte

Si eres amante del genero del terror, no puedes dejar de visitar el Museo de la Tortura y la Pena de Muerte de San Gimignano. Es una cita ineludible, especialmente para los amantes del género de terror, donde se exponen máquinas de tortura y se cuenta la historia de las ejecuciones en diferentes países.

Una visita a San Gimigniano te brindará momentos inolvidables en un entorno medieval que te llevará al pasado. Torres con vistas excepcionales de las verdes y onduladas colinas, degustar el mejor gelato artesanal del mundo, tomar el sol en el pozo de la Plaza de la Cisterna, son solo algunas de las oportunidades que te brinda San Gimignano.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar