Recorremos la Viena más desconocida

Aunque la capital de Austria es mundialmente conocida por su exuberante belleza y rica historia, hoy te vamos a proponer un recorrido diferente. Daremos un bonito paseo por la Viena más desconocida y descubriremos lugares realmente espectaculares, aunque no tan famosos como los los que aparecen en cualquier guía turística de la ciudad.

La Viena más desconocida

Vamos a comenzar un paseo por la Viena más desconocida. Recuerda que la capital austriaca es una ciudad con una maravillosa historia que ha sabido conservar su patrimonio con mimo. Así pues, cada rincón de la metrópoli esconde lugares maravillosos que jamás se apartarán de tu memoria.

Iglesia de San Carlos Borromeo

Iglesia de San Carlos Borromeo en Viena
Iglesia de San Carlos Borromeo – Mapics

Fuera del gran circuito turístico de Viena encontramos la iglesia de Carlos Borromeo, también conocida como Karlskirche. Este edificio religioso fue levantado bajo el mandato de Carlos VI después de la epidemia de peste de 1713, es de estilo barroco y está inspirado en la columna romana de Trajano.

Schwarzenbergplatz

Schwarzenbergplatz en Viena
Schwarzenbergplatz – Kochneva Tetyana

Schwarzenbergplatz es una maravillosa plaza que se puede encontrar en la Viena más desconocida. Recibe su nombre gracias a la estatua ecuestre que representa al militar Schwarzenberg, aunque en su geografía encontramos también la fuente Hochstrahlbrunnen, que data de 1873, o el monumento dedicado a la liberación de la ciudad en la II Guerra Mundial, llamado Sovjetischen Beefreinungsdenkmales.

Estatua de Beethoven

Uno de los ilustres habitantes de la ciudad de Viena fue Beethoven. Entre sus calles encontramos una estatua homenaje al gran compositor cerca del Kinzerthaus, la sala de conciertos que es la sede de la Orquesta Sinfónica de la ciudad. A su alrededor, pequeñas figuras que representan su célebre Novena Sinfonía.

Iglesia de los Capuchinos

Iglesia de los Capuchinos en Viena
Iglesia de los Capuchinos – Jürgen Mangelsdorf / Flcikr.com

Volvemos a la arquitectura religiosa para visitar en este caso la iglesia de los Capuchinos o Kapuzinerkirche. En la Viena más desconocida no debemos olvidar este edificio del siglo XVII que se ubica en la plaza de NeuerMarkt y que guarda la sepultura del emperador Fernando II en la Cripta Imperial. Entre otras bóvedas muy visitadas en el lugar, destacan las que contienen las tumbas de los célebres Francisco José I, Sissí o el príncipe Rodolfo.

Schillerpark

Conocemos ahora un bonito parque cerca de Ringstrasse que guarda una estatua de bronce con especial dedicación al gran poeta, filósofo y dramaturgo alemán Friedrich Schiller. Un lugar bucólico que esconde la fachada de la Academia de Bellas Artes y otras obras dedicadas a diversos escritores.

Pabellón de la Secesión

Pabellón de la Secesión en Viena
Pabellón de la Secesión – Bildagentur Zoonar GmbH

Seguimos recorriendo la Viena más desconocida para llegar hasta el Pabellón de la Secesión. Un edificio que hace las veces de sala de exposiciones que data de finales del siglo XVII. Posee un estilo modernista bastante singular.

Estatua de Haydn

Viena ha sido cuna de grandes artistas, entre ellos, los músicos. Uno de los más recordados es Joseph Haydn, en cuya memoria encontramos una estatua que se ubica en la calle Mariahilferstrasse, una zona muy transitada y comercial de la ciudad.

Museo de Sigmund Freud

¿Sabías que Viena posee un museo dedicado a Sigmund Freud? Pues sí, el padre del psicoanálisis ha sido una figura muy importante en la vida de la ciudad. Por ello en su interior, descubriremos fotografías, cartas, muebles e instrumental que este gran médico usó en sus investigaciones.

“Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino.”

-Sigmund Freud-

Parque de atracciones del Prater

El Prater en Viena
El Prater – Aleksandar Todorovic

A orillas del Danubio encontramos el parque de atracciones del Prater. Una zona verde cerca del estadio Ernst Happel, lugar que vio a la selección española de fútbol levantar la segunda Eurocopa de su historia. Un sitio lleno de singulares atracciones repletas de encanto y diversión.

Plaza Am Hof

Otro lugar que merece la pena visitar dentro de la Viena más desconocida es la plaza Am Hof. Cerca de la Judenplatz encontramos un lugar que sobresale por la columna de Nuestra Señora o Mariensäule, en pleno centro, que es conmemorativa del final de la Guerra de los 30 Años.

Café Central

Café Central de Viena
Café Central – paula soler-moya / Flickr.com

Finalizamos nuestra visita por la Viena más desconocida realizando una pequeña parada en el Café Central. Cerca del Burgtheater encontramos este local que está abierto desde 1860 y ha sido testigo del paso de escritores, intelectuales, filósofos y aristócratas austriacos de todo orden y condición.

Esperemos que este paseo por la Viena más desconocida te sirva de inspiración para descubrir una de las ciudades más bellas y encantadoras de toda Europa. No cabe duda de que es uno de los mejores destinos para todo amante de los viajes y la singularidad.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar