El Prater de Viena: un curioso parque de atracciones

· 16 marzo, 2016

El Prater, o más bien la Gran Noria del Prater, es una de las imágenes más emblemáticas de Viena. Y hay que tener en cuenta que si hay una capital europea que sea fotogénica  esa es la elegante Viena. Es decir, si uno viaja hasta la capital austriaca parece obligado pasar una tarde, una mañana o todo el día en el Prater, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo.

La antigüedad del Prater

El Prater o Wurstelprater, como en realidad se llama el parque de atracciones, está considerado el segundo parque de entretenimiento más antiguo del mundo, tan solo por detrás del de Bakken, situado en Dinamarca.

El Prater en Viena
El Prater – Aleksandar Todorovic

Para semejante galardón se tiene en cuenta que en el año 1766 el emperador José II hizo que toda esta zona se abriera al público, e incluso permitió que aquí hubiera establecimientos vendiendo café.

Esos fueron los inicios del futuro parque de atracciones, que como tal se inauguró en 1895.  Y tan solo dos años más tarde ya rodaba su atracción más famosa: la Gran Noria, que hoy sigue en pie.

La noria del Prater y otras atracciones antiguas

No se trata de la noria más grande del planeta, tal vez no sea la más hermosa, ni siquiera proporciona unas vistas impactantes. Y sin embargo, pocas norias hay en el mundo tan carismáticas como esta.

Noria del Prater
Gran Noria – Lisa S.

Un consejo para los cinéfilos: si visitáis Viena hay que ir a la noria del Prater y antes, si podéis, debéis ver una de las grandes interpretaciones de Orson Welles, El Tercer Hombre, ya que toda la ciudad fue el plató de esa película y especialmente el Prater. Sin duda os gustará mucho más el sitio.

No obstante, la noria no es el único testigo de otros tiempos, ya que también son históricos algunos tiovivos, las salas de los espejos y la risa, el tren fantasma o la montaña rusa, por no hablar del trenecito de Lilliput, ideal para los niños.

Parque de Atracciones en el Prater
Parque de Atracciones en el Prater – vali.lung

Para que te hagas una idea del atractivo de este conjunto histórico, piensa que la temporada en el Prater vienés va de primavera hasta octubre y, sin embargo, es posible subir a la Gran Noria cualquier día del año.

El Prater resistiendo el paso de la historia

La famosa noria ha resistido incluso las dos guerras mundiales, si bien es cierto que durante la I Guerra Mundial no funcionó durante dos años.

Noria del Prater
Gran Noria – Lisa S.

Más grave fue el bombardeo que a finales de 1945 sufrió el parque y que dañó gran parte de la noria. Si bien se reconstruyó rápidamente, como buen símbolo que es. Las cabinas que no se recuperaron hoy se pueden visitar allí mismo, a los pies de la noria, como espacio expositivo para mostrar la historia de la ciudad y del país.

“¿Y la muerte?  La muerte es un pozo y la filosofía una noria.”

-Ricardo Güiraldes-

¿Dónde está el Prater?

Una de las grandes  ventajas de este rincón de Viena es que se halla en el mismo centro de la gran capital de Austria. En concreto está en el barrio de Leopoldstadt y, sin embargo, el Prater y la vecina e impresionante zona verde de Stadtpark provocan la sensación en el viajero de que se ha desplazado a centenares de kilómetros de la gran urbe.

Stadtpark en Viena
Stadtpark – PlusONE

Toda esta zona de jardines, evidentemente, ha sufrido muchos cambios a lo largo de su historia, pero todavía conserva las razones que la convirtieron en un lugar de esparcimiento para los vieneses siglos atrás y en la actualidad.

De hecho, aquí hubo un coto de caza. Incluso con el parque de atracciones ya abierto se permitía cazar en la zona, algo que no se prohibió de forma definitiva hasta el año 1920.

Hoy en día, el Prater es lugar de recreo indispensable en Viena y parada de muchos viajeros nostálgicos que quieren conocer uno de los lugares con más encanto de la ciudad.