6 razones por las que visitar Grecia este verano

Armando Cerra 22 abril, 2016

Grecia, país situado en el extremo oriental del Mediterráneo y del continente europeo, es un destino fantástico en cualquier época del año, pero especialmente en verano, cuando el buen tiempo hace que se pueda disfrutar al máximo del día y de las noches griegas.

1. El clima griego

Sin duda alguna, como en otros países de la cuenca mediterránea, el clima de Grecia convierte a todo el país en un destino muy apetecible. Lo cierto es que las buenas temperaturas y la ausencia de lluvias garantiza largas jornadas de playa, intensas visitas al rico patrimonio heleno o navegaciones tanto por el mar Egeo como por el Jónico sumamente tranquilas.

Santorini en Grecia
Santorini – Aetherial Images

2. La gastronomía helena

Los sabores y los ingredientes de los platos tradicionales griegos son todo un deleite para el paladar. Es cocina mediterránea, pero distinta a la que ya conocemos, ya que tiene un carácter mucho más oriental, por la confluencia de los sabores de Turquía y el Próximo Oriente.

En definitiva, si se viaja a Grecia hay que tomar algunas de sus especialidades. Evidentemente hay que degustar la verdadera mousakka, sin embargo viajando en verano, tal vez sean deseables platos más ligeros a base productos como berenjenas, tomates o su queso más internacional el feta. Además, en algún momento hay que comerse el soulavki, muy parecido al kebab pero a la griega. Y de postre o para desayunar es obligado tomar el auténtico yogur griego.

3. La historia griega

Hay imágenes de Grecia, especialmente de su capital Atenas, que son reconocibles por cualquier persona. Y es que en lugares como el Partenón de la Acrópolis ateniense se encuentran los cimientos de la civilización occidental.

Acrópolis de Atenas
Acrópolis de Atenas – Lefteris Papaulakis

Es el lugar donde surgieron palabras como democracia, filosofía o los juegos olímpicos, entre otras muchas cosas que seguimos identificando con la Grecia Antigua, como es el arte de la escultura o las tragedias del teatro. En fin, que un viaje a Grecia siempre nos muestra cosas muy familiares a todos nosotros desde hace milenios.

4. Cruceros entre islas fantásticas

Hay lugares que nos suenan a todos como Santorini, Rodas o Corfú, por citar solo algunas. Todas ellas son destinos habituales de los cruceros que surcan esta zona del Mediterráneo, que en realidad se llama mar Egeo si estamos al este de la península griega, o mar Jónico si estamos al oeste.

Crucero en Santorini
Crucero en Santorini – JeniFoto

Todas estas islas son accesibles desde cruceros que parten en general desde el puerto del Pireo, el puerto de la ciudad de Atenas. Si bien esos son los cruceros más turísticos.

Pero quien prefiera ahorrarse algún dinero, también hay abundantes ferrys regulares para viajar de isla e isla, cada una diferente de la anterior, con lugares tan mágicos como Cefalonia, y tan cargadas de historia como Hydra, o tan enigmáticas como Milo, lugar donde se halló la famosa Venus que ahora se expone en el Louvre parisino.

5. Grecia en verano, sinónimo de fiesta

En todas las islas que hemos nombrado reina un ambiente festivo durante los meses de verano. Sin embargo, algunas de esas islas son especialmente festivas, y han hecho de ello todo un reclamo turístico, haciendo que allí se duerma de día y se baile de noche, toda la noche. A la cabeza de todas esas islas festivaleras se encuentra Mykonos, un lugar al que no recomendamos ir si se está buscando un poco de relax.

Hydra en Grecia
Hydra – imagIN.gr photography

6. Grecia, un país amable y seguro

En líneas generales tenemos que decir que un viaje a Grecia se convierte en una experiencia muy sencilla, básicamente por que los griegos son gente bastante abierta y muy amable con los visitantes. Son personas muy orgullosas de su pasado y de las joyas que atesora el país, por lo que no dudan en enseñarlo a sus visitantes.

“¿Quién es, pues, el creador y padre de este Universo? Difícil es encontrarlo; y cuando se ha encontrado, imposible hacer que la multitud lo conozca.”

-Platón-

Y por otro lado Grecia es un país seguro. Es cierto que está pasando por una crisis terrible. Pero sigue siendo un lugar seguro, entre otras cosas porque ya se preocupan ellos de cuidar el turismo, una de sus principales fuente de ingresos. Eso sí, como en cualquier lugar del mundo, incluida tu ciudad, hay que ser precavido. No ir donde nos digan que no es recomendable y desde luego estar siempre atento a nuestras pertenencias para no ponerles las cosas fáciles a los amigos de lo ajeno.

Te puede gustar