Cefalonia, una isla griega ideal para unas vacaciones

· 10 febrero, 2016

Cefalonia es la mayor isla del grupo de las islas Jónicas, pero no es conocida por su tamaño sino por la belleza de sus playas y porque dentro de su prefectura se integra la vecina isla de Ítaca, patria de uno de los mitos más célebres de la cultura de la Grecia antigua: Ulises.

La capital de Cefalonia

La principal ciudad de la isla es Argostoli. Lo cierto es que es una ciudad moderna en torno al principal puerto de llegada a Cefalonia, ya que su casco urbano quedó prácticamente arrasado tras un terremoto en 1953.

Argostoli en Cefalonia
Argostoli – Panos Karas

Hoy los viajeros se encuentran una urbe moderna con todo tipo de servicios, la gran mayoría de ellos dispuestos alrededor de su hermoso paseo marítimo y la Lithostroto Street, o calle empedrada, la más comercial de la capital.

Pero tiene otros atractivos Argostoli, por ejemplo, su atractiva iglesia de San Spiridon, famosa por su campanario. También merece la pena conocer la Biblioteca Korgaialenian, ubicada en una casa tradicional del siglo XIX y reconstruida con mucho gusto. Y precisamente, junto a ella se encuentra el teatro de Kefalos, considerado uno de los más interesantes de todo el país.

Faro de Argostoli
Faro de San Teodoro – jordeangjelovik

Y uno no puede decir que ha estado en Argosoli si no se da un paseo hasta el faro de San Teodoro, a un par de kilómetros del centro. Aunque este faro conocido simplemente como Fanari, tiene apariencia antigua por sus columnas dóricas, lo cierto es que lo construyeron los ingleses durante su ocupación de la isla.

“Somos todos griegos. Nuestras leyes, nuestra literatura, nuestra religión, nuestros artes tienen su raíz en Grecia.”

-Percy Bysshe Shelley-

Lixouri, la segunda ciudad de Cefalonia

Argostoli se encuentra al oeste de la isla, en la entrada a una pronunciada bahía, un emplazamiento ideal para instalar aquí el principal puerto. Desde ahí parten embarcaciones de recreo para recorrer el litoral o simplemente para llegar hasta la otra gran ciudad isleña: Lixouri. Esta urbe, conocida en la antigüedad como Pali, tiene como epicentro la Plateia Petritsi, una plaza plagada de cafés y restaurantes.

Puerto de Lixouri en Cefalonia
Puerto de Lixouri – Pawel Kazmierczak

Sin embargo, sus principales atractivos están en los alrededores, donde hay destacados monumentos como el monasterio de Agio Andreas o Kipoureon, hermoso por su elevada ubicación en un acantilado sobre el mar Jónico.

Pero además, en las cercanías de Lixouri están algunas de las playas más célebres de Cefalonia, como Petani, Megalipetra, Avithos o la playa de Xi, famosa por sus arenas de tonos naranjas, buenas para descansar sobre ellas y también para cotizados tratamientos estéticos.

La playa de Myrtos

No obstante, la playa más conocida de la isla es la de Myrtos. Una playa que siempre aparece en los listados de las más hermosas del mundo, gracias a su belleza natural pero también a lo limpia que está, lo cual hace que luzcan más aún sus aguas transparentes y los acantilados que la rodean.

Playa de Myrtos en Cefalonia
Playa de Myrtos – Andrey Grinyov

Sin duda, Myrtos es una de las joyas de Cefalonia, pero hay otras playas muy interesantes como la de Antisamos, reconocible por el turquesa de sus aguas y el blanco de sus guijarros. O las playas del centro turístico de Lassi, muy cercano a Argostoli, que proporciona unas atractivas zonas para el buceo.

Más lugares interesantes de Cefalonia

Otro lugar de visita obligada en la isla, es la ciudad de Sami, al norte. El mejor puerto para embarcarse en un ferry que nos lleve a la cercana y mítica Ítaca. Además cerca de Sami hay que descubrir las hermosas cuevas de Dragati y Karavomylos, los lagos subterráneos de Melissani o el monasterio de Agrillia.

Lago Melissani en Cefalonia
Lago Melissani – Piotr Krzeslak

En definitiva, unas vacaciones en Cefalonia han de combinar los días tranquilos en relajantes playas con excursiones a lugares cargados de historia, como es el caso del pueblo de Fiskardo. Se trata de uno de los lugares de la isla que más patrimonio atesora por su conjunto de arquitectura veneciana, extraordinariamente bien conservada, sus iglesias bizantinas e incluso unos vestigios de lo que fue un asentamiento paleolítico.