Playa Ham Tin: un maravilloso lugar para descansar

Álvaro Gómez · 29 marzo, 2019
Descubre el contraste que hay en Hong Kong entre la gran ciudad y los espacios naturales con los que cuenta

Dentro de Hong Kong hay espacios naturales tan espectaculares como la playa Ham Tin. Los grandes rascacielos, los múltiples negocios de todo tipo, el tráfico, las luces y el intenso tránsito de personas contrastan con el gran valor natural que hay en la periferia y exteriores de esta región.

Pero este intenso contraste entre lo urbano y los lugares de montaña, playa o bosque es desconocido. Lo habitual es asociar Hong Kong con grandes edificios. Por eso, debes saber que aquí podrás encontrar los rincones más inhóspitos si sabes dónde buscarlos.

Cómo llegar a la playa Ham Tin

La playa Ham Tin se encuentra en la bahía Tai Long Wan, donde comparte escenario con otras tres magníficas playas. Para llegar a Tai Long Wan desde Hong Kong lo mejor es viajar en transporte público. Un taxi supone un precio muy elevado, pues nuestro destino está alejado.

Playa de Ham Tin
Playa de Ham Tin – Dickson / Flickr.com

Existe una línea en de minibús que llega a un pueblo situado en la costa llamado Sai Kung. Allí hay que hacer transbordo. La duración del trayecto depende de tu lugar de partida dentro de Hong Kong, pero normalmente el viaje suele durar entre tres cuartos de hora y una hora.

Como ves, está alejado de la gran ciudad, pero merece la pena ir hasta allí. El viaje permite descubrir la parte más desconocida de Hong Kong. A través de los cristales del autobús contemplarás la parte más verde de la región. Las montañas y sus bosques te harán olvidar el tráfico del que has salido minutos antes.

Cuando llegues a Sai Kung tienes que ir a los muelles. Verás varias embarcaciones y algunos puestos junto al agua en los que se publicitan los viajes a las cuatro islas de la bahía Tai Long Wan, con los horarios de salida. Para llegar hasta playa Ham Tin hay que viajar media hora en alguna de las lanchas.

Si te gusta el mar, el trayecto en la embarcación será una gran experiencia para ti. Surcar las olas que bañan la playa que después vas a conocer es la mejor manera de llegar a una isla paradisíaca como la de Ham Tin.

Cómo es la playa Ham Tin

Bañistas en la playa de Ham Tin
Arenal de Ham Tin

Hay gente que considera que la playa Ham Tin es de las mejores del mundo, y que puede compararse con las de Filipinas o el Caribe. Cada una tiene su encanto, pero esta cuenta con sus propias particularidades.

En la playa Ham Tin predomina sobre todo la tranquilidad. La dificultad de llegar a este lugar desde Hong Kong hace que no tenga una gran afluencia de personas. Además, no existe una infraestructura en lo referente a restaurantes, alojamientos hoteleros o negocios propios del sector turístico.

La mano del hombre no ha modificado, al menos por el momento, esta joya de la naturaleza. Por ello, cuando acudas disfrutarás el doble. Podrás descansar tranquilo en la arena, pasear por la playa o darte un baño sin las aglomeraciones de otros sitios de costa más concurridos.

Aunque no haya restaurantes, no te preocupes por la comida o la bebida. Por la zona sí que encontrarás algunos vendedores a los que comprar algunos víveres. Esto, unido al alquiler de sombrillas, te permitirá disfrutar el máximo de horas posible de esta magnífica playa.

Ham Tin, una playa sin contaminación

Vista de la playa de Ham Tin
Playa de Ham Tin – Dickson / Flickr.com

Si la playa Ham Tin está considerada de las mejores del mundo es por algo. Su arena blanca y las aguas cristalinas son lo que principalmente atrae a los turistas. Pero también la vegetación que la rodeay su limpieza, gracias a la escasa presencia de gente y al civismo de los que acuden.

Las otras tres playas de la bahía son Sai Wan, Tai Wan y Tung Wan, y sus características son muy similares a las de la playa Ham Tin.

Por otra parte, en el trayecto que has seguido para llegar a la playa, en la localidad de Sai Kung, puedes visitar su parque nacional. Este lugar es igualmente tranquilo y sin grandes olas, por lo que los que acuden suelen ir para practicar buceo o esnórquel.