Un paseo por Estremoz, la ciudad fortificada de Portugal

11 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Estremoz una de las localidades con más encanto de Portugal. Su rico patrimonio deja fascinado a todo aquel que la visita.
 

Estremoz es una ciudad portuguesa situada dentro del distrito de Évora. Se trata de una ciudad sencilla donde la vida se hace con calma entre murallas e iglesias. Aquí, la artesanía, el vino y el mármol marcan el ritmo de los pasos de sus habitantes por sus calles adoquinadas. ¿Nos acompañas a pasear por ella?

Estremoz, la ciudad de la muralla

Torre de Menagem de Estremoz
Torre de Menagem

Esta es una villa cuya importancia proviene de época medieval. Es en este momento cuando en su punto más elevado se levanta un castillo y la ciudad se protege por medio de una muralla. Así, Estremoz está coronada por la torre de Menagem, el último vestigio de la alcazaba con la que contaba esta localidad.

Es una fortaleza de planta cuadrangular en la que los merlones son los protagonistas. Su construcción data del siglo XIII y cuenta con casi 30 metros de altura, por lo que es un mirador excelente para contemplar el resto del territorio que circunda Estremoz. Su visita puede hacerse de martes a domingo y la entrada se hace por la Pousada Rainha Santa Isabel.

La protección de la ciudad se reforzó, además, con un cerco de muralla y hoy en día puedes encontrar una cerca medieval con varias puertas, como la Porta do Sol o Frandina y la Porta de Santarém. Esta cerca se la debemos al rey Alfonso III y a su hijo, el rey Dinis de Portugal.

 

La fortificación baluarte

Acceso por la muralla de Estremoz
Muralla de Estremoz

Siglos más tarde, las guerras contra España provocaron que muchas de las ciudades de Portugal mejoraran sus defensas. Una de ellas fue Estremoz, que funcionó como una segunda línea de defensa de las fronteras del Reino de Portugal. Así, en ella se instalaron almacenes de armas, de pólvora y todo tipo de edificios de suministro de las tropas.

Es una impresionante obra de ingeniería que el rey Joao IV encargó a Joao Pascácio Cosmader, que diseñó una serie de baluartes preparados para resistir ataques de artillería pesada. Estos baluartes conformaron otro cerco de defensa y su entrada se hace por medio de enormes puertas como las de Évora, Santa Catalina, San Antonio o Dos Currais.

Las capillas de Estremoz

Capela de Nossa Senhora dos Mártires
Capela de Nossa Senhora dos Mártires – Vitor Oliveira / Wikimedia Commons

La religiosidad del pueblo portugués está presente en toda la ciudad de Estremoz, y son múltiples las capillas que podrás encontrar paseando por sus calles. Se trata de pequeñas capillas abiertas en los muros de la muralla junto a las casas o en pequeñas plazas.

 

Son capillas en las que podrás contemplar escenas religiosas y preciosas muestras de arte de algunos de los mejores artistas locales. Entre ellas, destacan las capilla del Santo Cristo, del Jesús de los Corderos, la de Nuestra Señora del Buen Suceso, la de la Reina Isabel o la de Don Fradique de Portugal.

Un lugar de conventos

Convento dos Congregados
Convento dos Congregados – Alvaro Azevedo Moura / Wikimedia Commons

Los conventos también son muy numerosos en Estremoz. Uno de los más importantes es el convento de San Joao da Penitencia. Se trata de un espacio que fue ocupado por las mojas de la Orden de Malta y que cuenta con el claustro más grande de todos los que hay en la ciudad.

Su arquitectura es de tipo manuelino y fue reformado con la adición de elementos renacentistas. Hoy en día forma parte de la Universidad de Évora y cuenta con un museo de geología. Se puede visitar de martes a domingo en diferente horario.

Otro de los conventos que no te puedes perder es el convento de San Francisco. Es un convento que data del siglo XIII y que es de estilo gótico. En él podrás encontrar las sepulturas de algunos de los principales personajes de la historia de Portugal, como Don Fadrique de Portugal o el rey Pedro I.

 

También hay que visitar el convento de Nossa Senhora da Conceição de los Congregados del Oratorio de São Filipe Nery. Su construcción se debe al rey Don Pedro II en el siglo XVII, pero las obras no concluyeron hasta el siglo XX. Su fachada recuerda a la arquitectura de Borromini y en su interior podrás contemplar una de las mejores muestras de azulejería portuguesa.

Además de todo lo mencionado, Estremoz cuenta con muchos más monumentos y espacios que podrás visitar y descubrir. Son lugares que harán de tu viaje uno de los más inolvidables que hayas disfrutado.

 
  • A não perder. Câmara Municipal de Estremoz. Recuperado el 11 de marzo de 2020 http://www.cm-estremoz.pt/pagina/turismo/a-nao-perder/