Una visita al Parque Memorial de la Paz de Hiroshima

22 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
El Parque de la Paz es uno de los recintos más impactantes de Japón. Con su creación se pretende concienciar a las futuras generaciones.
 

El Parque Memorial de la Paz es una de las visitas obligatorias si viajamos a Hiroshima. El recinto se construyó en homenaje a las victimas de la detonación de la bomba nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Mediante la creación de este parque, los japoneses no solo ofrecen su respeto a los caídos, sino que tratan de enviar un mensaje a las futuras generaciones.

El origen del Parque Memorial de la Paz

El proyecto para la construcción del parque se aceptó en 1949, pero su construcción no finalizó hasta el año 1954. Con su realización, el gobierno japonés trata de honrar el recuerdo de las víctimas y el legado de la primera ciudad del mundo en sufrir un ataque nuclear.

Vista del Parque Memorial de la Paz

Este homenaje es obra del arquitecto y diseñador Tange Kenzo. Este arquitecto japonés es conocido en el país por ser el autor de otros edificios tan emblemáticos como los edificios del Gobierno Metropolitano de la ciudad de Tokio o la sede de Fuji TV.

El Parque Memorial de la Paz se encuentra en el distrito de Nakajima, justo en el centro de la explosión. Esta zona, que quedó completamente arrasada por la bomba, era el centro neurálgico de la ciudad. Aquí se encontraban edificios clave como el ayuntamiento e importantes sedes políticas y comerciales.

 

Aunque la ciudad se ha recuperado de aquel fatídico 6 de agosto de 1945, tanto el gobierno japonés como la propia ciudad de Hiroshima quieren mantener el recuerdo de lo sucedido. El Parque de la Paz no es solo un homenaje, es un recordatorio permanente para las futuras generaciones. 

Qué ver en el Parque Memorial de la Paz

El recinto cuenta con 122 000 m² de recorrido, por lo que se puede visitar al completo en un día. En él se encuentran monumentos y museos en recuerdo de las víctimas. De entre todos ellos, hemos querido destacar los más importantes, los que no debemos perdernos. Los sentimientos y sensaciones que transmiten hacen de esta visita algo inolvidable y que invita a la reflexión.

La Cúpula de la Bomba o Genbaku Dōmu

Cúpula de la bomba

Este edificio se construyó en 1915 para la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima. De estilo europeo y con una altura de 25 metros, fue el único edificio que quedó en pie tras la detonación de la bomba.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996. Este edificio en ruinas se conserva desde la explosión para recordar aquel día. Su cúpula, única pieza de la estructura intacta, recuerda el esplendor de un pasado borrado por la guerra.

 

El Monumento a la Paz de los niños

El monumento está dedicado a Sadako Sasaki, una niña de 11 años que falleció tras sufrir leucemia a causa de la radiación. La pequeña, que tan solo tenía 2 años cuando explotó la bomba, demostró una entereza impropia para alguien de su edad y luchó hasta el final contra su enfermedad.

Tras su muerte, fueron muchos los que la homenajearon creando este monumento. En él aún permanecen colgadas las miles de grullas de origami.

El Museo Conmemorativo de la Paz

Museo de la Paz de Hirsohima

Para aquellos que quieran conocer más de cerca la historia de la ciudad antes de la catástrofe, el museo ofrece un recorrido completo con fotografías, maquetas y testimonios de los habitantes de Hiroshima.

Destaca dentro de la exposición una réplica a tamaño real de la bomba atómica que acabara con más del 30 % de la población. También podremos encontrar una colección de relojes parados a la hora exacta de su detonación.

El Cenotafio conmemorativo

Cenotafio conmemorativo
 

Este monumento se encuentra localizado en la zona central del parque. Construido en piedra, forma una pequeña cámara donde se encuentran los nombres de todas las personas fallecidas por la explosión. En su base está escrita una frase en japonés que se traduce como «dormid tranquilamente porque los errores no se repetirán».

La Campana de la Paz

Esta estructura se encuentra en la zona norte del parque. El gobierno de Japón lucha por su conservación, ya que su sonido se encuentra dentro de los 100 sonidos propios del país.

La campana puede ser tocada por cualquier persona que así lo desee. Es normal encontrar en ella ofrendas como flores, grullas de papel, incienso y otros regalos. También son muchos los que vienen hasta este lugar para rezar por los caídos.

Más datos de interés del Parque Memorial de la Paz

Llegar hasta el Parque de la Paz de Hiroshima es muy sencillo. Podremos desplazarnos con comodidad mediante metro, tren o autobús, dependiendo donde nos encontremos.

Además, el Parque de la Paz abre todos los días del año. Su horario de apertura es de 8:30 am a 18:00 pm. La entrada cuesta 200 yenes e incluye la visita a los diferentes museos. También podremos visitar, a pocos metros del parque, el hipocentro de la explosión, situado en la calle de Otemachi.

 
  • Criado, M. A. (14 de mayo, 2019). La bomba atómica convirtió Hiroshima en arena de playa. El País. Recuperado de https://elpais.com/elpais/2019/05/13/ciencia/1557733160_947398.html
  • Bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 22 de septiembre de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Bombardeos_at%C3%B3micos_de_Hiroshima_y_Nagasaki