El origami: un arte muy popular en Japón

25 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El origami resume en sí mismo gran parte del carácter japonés: su tesón, su delicadeza, su gusto por la estética y su gusto por las innovaciones más singulares.

¿Qué es el origami? Es un arte de origen japonés que consiste en crear figuras con la habilidad de doblar el papel. En las versiones más clásicas está absolutamente prohibido usar las tijeras o cualquier tipo de adhesivo. Seguro que has hecho alguna pajarita o aviones de papel. Eso es el origami, pero a unos niveles muchísimo más complejos y artísticos.

El origami y la cultura japonesa

Los viajes a Japón por parte de los turistas occidentales cada vez son más frecuentes. Y siempre los viajeros vuelven asombrados con el descubrimiento de una cultura tan diferente y fascinante. Por mucho que se sepa de la gastronomía japonesa, no deja de embrujar cuando se prueba en los establecimientos nipones.

Y por mucho que se haya oído hablar de los rituales de la ceremonia del té o de la pasión que se pone en la contemplación del hanami o floración de los cerezos, no deja de sorprender. La cultura japonesa es absolutamente distinta y con una personalidad extraordinaria. De alguna forma, se puede decir que un arte como el origami solo podía surgir en este país del Lejano Oriente.

Pájaros de papel

Origen de este arte

Se sabe que el arte del origami surgió al poco tiempo de la llegada del papel a Japón. Y ¿dónde apareció el papel? Como tantísimas otras cosas, el papel se inventó en China. Pues bien, aunque esa invención ocurrió a comienzos del siglo II, el papel no llegó a tierras niponas hasta varios siglos después.

Una vez allí, se pensó que se podía plegar para crear figuras que sirvieran como ofrendas religiosas en la ceremonias sintoístas. Ese es el origen del origami. Aunque pronto aquella práctica se transformó en un entretenimiento, primero construyendo formas muy fáciles y complicando el proceso poco a poco para generar formas sorprendentes.

La llegada a Occidente

Uno de los viajeros más famosos de todos los tiempos, Marco Polo, trajo el origami a Europa a su regreso de sus famosas expediciones siguiendo la Ruta de la Seda. Aunque es cierto que al principio no se tomó demasiado en serie este arte.

Tuvieron que pasar muchos años para que se le concediera el respeto que ha alcanzado en nuestros días. Tanto, que incluso en la actualidad hay museos dedicados a este arte, como por ejemplo el Museo del Origami en la ciudad aragonesa de Zaragoza.

Tipos de origami

 

Este arte nipón no solo puede maravillar por las formas que crea, también por la gran variedad de estilos y técnicas que agrupa. Por ejemplo, está el conocido origami de acción, que genera formas en muchas ocasiones de animales como la grulla o la rana. Se les da forma en papel y, además, se les puede añadir movimiento, como mover las alas o saltar.

El kusudama es otro tipo de origami que se hace con distintos papeles, desde solo dos hasta más de un centenar de piezas. Y también está el arte del origami haciendo el plegado con el papel humedecido. Además de otras variedades como el kirigami o el makigami. En fin, un mundo artístico sorprendente y que está al alcance de todo el mundo.

Las ventajas del origami

Corazón de origami

Lo cierto es que el arte de la papiroflexia, como lo conocemos en Occidente, en muchas ocasiones no solo tiene un fin estético. Hay ocasiones que lo mejor de esta disciplina artística es el proceso de ejecución.

De hecho, el origami es una técnica muy utilizada para desarrollar la habilidad manual y hasta para hacer ejercicios de concentración mental. En ese sentido, incluso se usa como eficaz terapia para la sanación de algunos problemas psicológicos o psíquicos.

No hace falta que nadie te lo recete para practicar este arte. Es más que entretenido y no deja de ser una forma de ponerse a prueba que puede tener como resultado pequeñas obras de arte.

Para realizar esos trabajos basta con tener papel y unos patrones sacados por Internet o de un libro especializado. Solo hay que seguir el orden de los pliegues hasta que se logra la figura deseada. Tal vez no salga a la primera, pero es cuestión de seguir intentándolo. El origami es el arte del tesón y de eso, sin duda alguna, tiene mucho el pueblo japonés.

  • Origami. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 25 de julio de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Origami
  • Blanco García, C., & Otero Suárez, T. (2009). Geometría con papel (papiroflexia matemática). Horizontes Matemáticos.