De Tokio a otras grandes ciudades: cómo llegar y qué ver

· 3 noviembre, 2018
El tren permite viajar desde Tokio a otras ciudades interesantes de Japón en poco tiempo y con todas las comodidades.

Si viajas a Japón, debes saber que ir de Tokio a otras grandes ciudades del  país no es complicado. Una vez que hayas descubierto todos los encantos de la capital, nada como seguir disfrutando de sus tradiciones y su modernidad en otras urbes que te van a fascinar. ¡Seguro! ¿Te vienes con nosotros a descubrirlas?

De Tokio a otras ciudades

Vamos a hacer un recorrido de Tokio a otras ciudades que merece la pena conocer en Japón. Comenzamos por la más cercana y nos iremos alejando.

Yokohama

Vista de Yokohama en Japón
Vista de Yokohama

Es la segunda ciudad más grande de Japón y destaca por tener un enorme puerto internacional. Este facilitó la llegada de extranjeros, y con ellos el desarrollo y muchas iniciativas. De esta manera, la ciudad se convirtió pronto en una de las más cosmopolitas del mundo.

En Yokohama no te pierdas el Minato Mirai 21. Tampoco la Landmark Tower, con 296 metros de altura, el Cosmo World, Chinatown, el Jardín Sankeien, Hikawa Maru y Yamate Motomachi. Por cierto, está a solo 43 kilómetros de Tokio.

Nikko

Templo en Nikko en Japón
Templo en Nikko

Es una ciudad tradicional japonesa que se encuentra a tan solo 150 kilómetros de la ciudad de Tokio. Es, además, Patrimonio de la Humanidad gracias a la naturaleza que la rodea y, por supuesto, a su belleza arquitectónica, algo destacable en el país.

Su santuario más importante data del siglo XVII y el personaje en honor al que se construyó yace allí en su sepultura. Además de esto, tampoco te puedes perder el santuario Futarasan, el Puente Sagrado, el Abismo de Kanmangafuchi y el templo Rinno-ji.

Kioto

Templo Ginkakuji en Kioto
Templo Ginkaku-ji en Kioto

Aunque hablamos de 350 kilómetros de distancia, ya que has ido hasta Japón no puedes marcharte sin ver una de sus ciudades más hermosas, Kioto. También ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad gracias a la cantidad de templos y palacios con cientos de años de antiguedad que alberga.

Lo que no te puedes perder en esta ciudad es el castillo Nijo, el templo Kiyomizudera o los templos Kinkaku-ji y Ginkaku-ji. También debes visitar Gion (el barrio de las geishas), el Parque Imperial de Kioto y el Camino del Filósofo.

Osaka

Osaka en Japón
Vista de Osaka

Es la tercera ciudad más grande y tiene una larga historia de poder que se refleja en sus construcciones y sus rincones. Durante siglos se convirtió en la ciudad más importante de la región Kansai.

En esta ciudad hay mucho que ver. No dejes de visitar el castillo de Osaka. Y admira también el santuario Sumiyoshi Taisha y la bahía de Osaka.

De Tokio al monte Fuji y Cinco Lagos

Monte Fuji uno de los lugares al visitar Japón
Monte Fuji

Hemos ido de Tokio a otras grandes ciudades. Sin embargo, hay espacios naturales cerca de la capital de Japón que no puedes dejar de visitar. Es imprescindible acercarse al monte Fuji. Es la montaña más alta de Japón y es venerada por los japoneses, motivo por el que se ha convertido en la imagen del país.

Pero no solo el monte en sí es una maravilla, sino que el entorno natural que lo rodea es fabuloso. Aquí encontrarás fuentes termales, senderos, rutas para escalar, bosques, lagos y un sinfín de parajes que no tienen desperdicio.

Alrededor de la base del monte Fuji se encuentran los cinco lagos Kawaguc. Son perfectos para refrescarse en ello o caminar por sus alrededores, ya que dan forma a uno de los paisajes más bonitos de Japón.

Cómo moverse por los alrededores de Tokio

Trenes en Japón
Tren en Japón

Una vez que llegues a Tokio en avión, ir a estos lugares que te hemos recomendado se puede hacer en bus o en tren. Si quieres ir cómodo mientras observas los maravillosos paisajes del país, te recomendamos el tren.

Si adquieres la Japan Rail Pass podrás viajar en la gran mayoría de trenes del país a un precio más asequible. Además, la red ferroviaria de Japón es muy amplia y avanzada. No tendrás ningún problema para desplazarte por todo su territorio.

Otra manera de ahorrar para moverte de Tokio a otras grandes ciudades es hacerlo en buses nocturnos. Cuestan tres veces menos que el tren. No verás nada por el camino, pero tendrás la ventaja de que podrás dormir durante el viaje para comenzar el turismo nada más llegar.