Palencia: rincones imprescindibles de una ciudad idílica

En la comunidad de Castilla y León y a orillas del río Carrión, Palencia es una preciosa ciudad, a tan solo 47 kilómetros de Valladolid. Con un gran patrimonio y mucha historia, hoy visitamos este bonito lugar entre montes, parques y la mayor superficie ajardinada de toda España.

Palencia: monumentos, museos y estatuas

En nuestro recorrido por Palencia tenemos tanto para hacer y todo es tan bonito que seguro querrás volver a visitarla. El gran patrimonio histórico y artístico que ofrece nos da una idea de cuántos acontecimientos sucedieron en este territorio. No es una ciudad demasiado turística, pero merece la pena dedicarle una escapada para disfrutar sus atractivos.

1. Arquitectura civil

La Calle Mayor es la principal arteria y centro comercial, cultural y administrativo. En sus inmediaciones se encuentran los edificios civiles más destacados. En la Plaza Mayor podemos ver la Casa Consistorial, que ocupa tres lados y fue construida en el siglo XVII para desarrollar un mercadillo y celebrar los festejos públicos.

Palencia
Diputación Provincial – santiago lopez-pastor / Flcikr.com

Y no hay que perderse dos edificaciones maravillosas. Por un lado, El Palacio de la Diputación, de 1914 con una fachada impresionante y una exhibición de pinturas locales. Por otro, la Casa del Cordón, del siglo XVI y de estilo renacentista.

Destacan a su vez sus tres puentes: Puentecillas (el más antiguo, de origen romano y reformado en el siglo XVI), Mayor (de piedra, erigido en el siglo XVI) y de Hierro (el más moderno, del siglo XX).

2. Templos imprescindibles

Entre los monumentos religiosos, sin duda, la Catedral de San Antolín es el más impresionante. Fue construida en estilo gótico y en su interior alberga valiosas obras de arte, entre ellas el Retablo Mayor, El Martirio de San Sebastián de El Greco y una colección de tapices.

Catedral de Palencia
Catedral de Palencia – roberaten

Y hay que visitar la iglesia de San Miguel, icono de Palencia. Se construyó en el siglo XII y según la leyenda es lugar donde se casó el Cid Campeador. También merece la pena la iglesia de San Francisco, del siglo XIII en estilo gótico luego reformado y antigua residencia real.

Pero hay más edificios religiosos de interés, entre ellos el convento de San Pablo, del siglo XIII y con un ábside de ventanales renacentistas. O el Monasterio de Santa Clara, del siglo XV y al que Miguel de Unamuno le dedicó un poema y José Zorrilla usó de escenario para su leyenda de Margarita la Tornera.

3. Estatuas y museos

Algo que llama mucho la atención de la ciudad es su gran cantidad de estatuas. En nuestro recorrido por ejemplo hallaremos los monumentos a la Inmaculada Concepción, a Alonso Berruguete, a la Mujer Palentina, al Campesino Ibérico, a los Comuneros de Castilla, a la Paz, a la Primera Universidad de España, a los deportistas y hasta a los sueños.

Palencia
Palencia – santiago lopez-pastor / Flickr.com

Como si todavía no tuviésemos suficiente con tantas cosas para hacer en Palencia encontramos varios museos: Arqueológico Provincial, de Arte Contemporáneo, Diocesano o de Historia del Calzado, entre otros.

Los parques de Palencia

La ciudad palentina es la que tiene más zonas verdes por habitante de toda España. Tiene ocho parques principales, de diferentes dimensiones y más o menos alejados del centro. Si a esto le sumamos la escasa densidad de tráfico, podríamos decir que el aire aquí es mucho más que limpio.

De sus parques hay que destacar el “Salón de Isabel II”, diseñado en 1830 sobre las huertas del convento del Carmen y en estilo romántico. Tiene una extensión de nada menos que 30.000 m².

Palencia
Ermita de San Juan Bautista – santiago lopez-pastor

Si no te parece suficiente, te recomendamos la Huerta de Guadián, con sus flores, fuentes, y monumentos, entre ellos una ermita y un reloj de sol. O también los Jardinillos de la Estación, un parque inaugurado en 1875 al lado de la estación norte, con 26.000 m² de superficie.

Y curioso es el parque de la Carcavilla. Se inauguró en el año 1980 sobre el antiguo cementerio de la ciudad. Algunos de los viejos panteones se transformaron en decoración, tiene 2900 m² y está en el barrio de San Antonio.

“Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país.”

– William Hazlitt –

Una ciudad tranquila, hermosa y con mucho que ofrecer ¿Todavía no te has decidido a conocer Palencia?

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar