Un viaje por los paisajes más bonitos de los Pirineos oscenses

Montañas, glaciares, parques, valles, ríos…. Todo esto y mucho más te espera si te animas a hacer una ruta por los Pirineos oscenses. ¿Te gustaría conocer cuáles son sus paisajes más bonitos y disfrutar de ellos en una aventura inolvidable? Entonces acompáñanos, podemos asegurarte que lo que vas a ver te va a encantar.

Los mejores paisajes de los Pirineos oscenses

En la provincia de Huesca, con sus espacios protegidos, sus barrancos y sus picos de más de 3000 metros de altura, los Pirineos nos invitan a descubrirlos y maravillarnos con su majestuosidad. Este es el recorrido que hemos diseñado para ti:

1. Ordesa y Monte Perdido

Paisaje del Valle de Ordesa
Valle de Ordesa, Huesca – holbox

Fue declarado parque nacional en 1918 y es, además, Reserva de la Biosfera y Patrimonio Mundial de la Unesco. Con semejante presentación ya puedes imaginar que se trata de uno de los paisajes más hermosos que vas a encontrar, y no solo en los Pirineos.

Está ubicado en la comarca del Sobrarbe. Tiene el mayor macizo calcáreo del mundo, una extensión de más de 15.000 hectáreas y una de las cascadas más altas de toda Europa.

Ordesa y Monte Perdido esconde en sus cuatro sectores otros muchos espacios espectaculares. Destacan el cañón de Añisclo, las gargantas de Escuaín y el valle de Pineta. Los bosques mixtos, los hayedos y los barrancos te dejarán boquiabierto.

2. Valle de Hecho y Selva de Oza

Selva de Oza en Pirineos
Selva de Oza – Lyd Photography

Sin duda, es uno de los paisajes más bonitos y naturales de los Pirineos oscenses. El valle y la selva se ubican dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales, ofrece muchas rutas para hacer senderismo, alojamientos para disfrutar del turismo rural y la posibilidad de practicar barranquismo en sus gargantas.

En la Selva de Oza se mezclan pinos, abetos y hayas. Rodeado por picos que casi alcanzan los 2.700 metros de altura y cruzado por el río Aragón Subordán, es un lugar, ideal para olvidarse de todo.

3. Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara

Sierra de Guara en Pirineos
Sierra de Guara – -drd- / Flickr.com

Forma parte de una sección del Prepirineo Aragonés. Su principal característica es el relieve kárstico, que incluye varios cañones, simas y grutas. Por ello, los barrancos y gargantas de este parque son un atractivo fantástico para los amantes de los deportes de aventura como la escalada, el barranquismo o la bicicleta de montaña.

Si eres más tranquilo puedes disfrutar de decenas de caminos para practicar senderismo. También puedes visitar pueblos de ambiente medieval tan hermosos como Aínsa o Alquézar.

4. Valle del Bujarelo

Bujarelo en Prineos
Bujarelo – En rouge / Commons. wikimedia.org

Es un hermoso lugar al noroeste del valle de Ordesa, donde nace el río Ara. El valle de Bujarelo es muy visitado por sus bonitas cascadas, sus pozas y las rutas de senderismo que ofrecen vistas espectaculares.

Se accede por el hermoso pueblo de Torla, que merece la pena visitar. Desde él, además, se puede vistar otro valle encantador, el de Ordiso.

“El camino de la montaña, como el de la vida, no se recorre con las piernas sino con el corazón.”

Andrés Nadal –

5. Valle de Benasque

Benasque en Pirineos
Benasque – The World in HDR

Con su ubicación privilegiada entre las cumbres más altas de los Pirineos oscenses, alberga más de 30 pueblos y villas emplazadas entre bosques, ríos, montañas y lagos. En invierno se cubren de nieve y forman una postal hermosa.

Los lugares más destacados de Benasque son los picos Perdiguero, Posets y Aneto, así como también la estación de esquí Aramón-Cerler (con pistas para todas las edades). Si vas en primavera puedes practicar montañismo, escalada, barranquismo, equitación, senderismo o piragüismo, entre otras muchas actividades.

6. Valle de Tena

Valle en el Pirineo aragonés
Valle del Tena – Poliki

Este valle pirenaico está atravesado por el río Gallego de norte a sur y en sus inmediaciones podemos encontrarnos dos grandes pantanos (de Bubal y de Lanuza). Además, en él se descubren preciosos pueblos de arquitectura tradicional montañesa, como Sallent de Gállego, Piedrafita de Jaca o Lanuza.

Otros paisajes imperdibles de los Pirineos oscenses son la antigua estación de Canfranc, el Parque Natural de los Valles Occidentales o los valles de Pineta y de Gistaín. ¿A dónde quieres ir primero?

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar