Newgrange: un fascinante pasaje funerario en Irlanda

Álvaro Gómez · 19 marzo, 2019
Es un lugar de entierro milenario envuelto en el misterio. Y en él se produce un curioso fenómeno el día del solsticio de invierno.

No es tan conocido como las pirámides de Egipto, pero Newgrange es más antiguo. Se trata del lugar de entierro más famoso de Irlanda y pertenece al complejo conocido como Brú na Nóinne. Este es el yacimiento arqueológico más conocido del país y en él encontrarás infinidad de secretos.

Si lo visitas, quedarás fascinado con Newgrange. Sus cuevas permanecen en pie tras ser construidas hace unos 5000 años. En todo este tiempo se ha hablado mucho sobre el propósito de su creación, pero hoy en día todavía no se sabe a ciencia cierta cuál fue.

Descubre con nosotros todos los secretos de Newgrange. Entre ellos, el «milagro» de la luz, que pueden ver unos pocos afortunados cada año. Este es uno de los lugares de Irlanda más impresionantes y seguro que te dejará con la boca abierta.

¿Dónde está Newgrange?

Vista de Newgrange

Como ya hemos dicho, Newgrange se encuentra dentro del conjunto arqueológico Brú na Bóinne, donde podrás descubrir otros lugares increíbles como Knowth y Dowth. Todo ello se ubica en el condado de Meath. Aquí también puedes visitar ciudades históricas como Trim y Kells.

El acceso por carretera a Brú na Bóinne es un poco complicado. Por ello, si vas a ir por tu cuenta lo mejor es que te ayudes con un GPS para no perderte en el camino. Si no te importa acudir en otro transporte, puedes ir en alguna de las excursiones que se organizan. Hay varias que salen desde Dublín.

Historia de Newgrange

Entrada al monumento

En el siglo XVII se descubrió el montículo en el que está construido Newgrange. En un principio acudieron en busca de una cantera donde poder extraer piedras, pero se encontraron con lo que en su día pensaban que era un conjunto de cuevas.

La realidad es que ese montículo llevaba escondido varios milenios y se construyó, según los expertos arqueólogos, entre el 3300 y el 2900 a. C. Más tarde, tras descubrir que era un gran templo funerario, se decidió restaurarlo. Los procesos se llevaron a cabo entre los años 1962 y 1975.

La principal teoría y la más desarrollada es que Newgrange se usaba como una tumba. A pesar de ello, en sus inmensas dimensiones solo se han hallado restos de cinco personas. Se cree que en los huecos que había en las cámaras se depositaban las cenizas de los cadáveres incinerados.

Composición de Newgrange

Piedra tallada de origen celta

Newgrange es un montículo de grandes dimensiones, tiene un diámetro superior a los 50 metros. Está construido con piedra tallada y tiene un gran muro de granito y cuarzo, extraídos en la zona del montículo. En el interior hay una circunferencia con casi un centenar de guardacantones.

Puedes recorrer el pasaje central que lleva a una cámara con forma de cruz. Allí está la sala funeraria, que cuenta con una altura de 6 metros.

El día de la luz

Hay una característica de Newgrange que es fascinante. Y además, demuestra el gran conocimiento de la geometría y astronomía de las sociedades de la época en la que se construyó el templo.

El pasaje de la cámara solo se ilumina una vez al año. Newgrange está orientado de tal manera que en la mañana del solsticio de invierno se produce este fenómeno. La luz solar ilumina el suelo y lo recorre durante 17 minutos. Esta característica se debe, según algunos expertos, a la adoración al Sol existente en torno al 3000 a. C.

Cada año se realiza un sorteo entre los interesados en ver este evento. Son pocos los afortunados que pueden visitar el pasaje cuando el haz de luz entra en juego. Si estás muy interesado, puedes inscribirte en el sorteo. Pero también debes saber que en Newgrange se puede ver una simulación mediante una luz artificial.

El resto de Brú na Bóinne

Yacimiento de Knowth
Yacimiento de Knowth

En Brú na Bóinne, además de Newgrange, podrás ver otros yacimientos como Knowth, también perteneciente al Neolítico. Se trata de otro gran corredor fúnebre que puedes visitar. Es más grande que Newgrange y se tiene constancia de actividad del ser humano durante gran parte de su tiempo de existencia.

En Brú na Bóinne también puedes ver otro lugar de sepultura que se llama Dowth. Sin embargo, en este caso se encuentra mucho más deteriorado y no está abierto al público.

«]