¿Qué ver en el Museo Nacional de Islandia?

Islandia es un hermoso país con un entorno natural de ensueño. Sin embargo, si decides hacer un poco de turismo cultural, tendrás la oportunidad de conocer el Museo Nacional de Islandia.
¿Qué ver en el Museo Nacional de Islandia?
David Díaz

Escrito y verificado por el historiador David Díaz el 22 enero, 2021.

Última actualización: 22 enero, 2021

Islandia es un pequeño país situado en el Atlántico Norte. Su historia ha estado muy vinculada a los países nórdicos, especialmente a Dinamarca. En el siglo XIX, se empezó a gestar un movimiento nacionalista e independentista que buscaba desvincularse del dominio danés. Fue en ese contexto de construcción de una identidad nacional cuando se formó lo que en un futuro sería el Museo Nacional de Islandia.

En este museo hay exhibiciones que brindan información sobre la historia cultural de este pequeño país. Con sus exposiciones, el objetivo que tiene es el de alentar a los visitantes a pensar en el pasado, presente y futuro, fomentando el conocimiento y la innovación y manteniendo en todo momento un sentido de comunidad. Descubramos lo que se puede encontrar en el Museo Nacional de Islandia.

Historia del Museo Nacional de Islandia

Antes de adentrarnos en el museo, vamos a conocer un poco cuál fue su historia. El Museo Nacional se creó el día 24 de febrero de 1863 con el nombre de Colección de Anticuarios. Hasta ese momento, todas las piezas que hoy admiramos en este museo y en otros islandeses, se habían conservado en colecciones privadas danesas.

Con la creación de esta institución, todas las obras que estaban desperdigadas fueron concentrándose en la Colección de Anticuarios, nombre que se mantuvo hasta el 1911, cuando se cambió a Museo Nacional de Islandia. Durante las primeras décadas, la institución estuvo alojada en varios áticos de la capital, Reykjavík: en la Catedral, la Casa Correccional, el Parlamento, el Banco Nacional y la Biblioteca Nacional).

En 1944, cuando se formó la República, el Parlamento decidió otorgar un edificio para albergar el museo. Fue en el año 1950 cuando, finalmente, se trasladaron las colecciones al nuevo edificio. Recientemente, el edificio se renovó para cumplir con los estándares y requisitos de conservación actuales.

Una habituación antigua recreada en el Museo Nacional de Islandia.

Un recorrido por el Museo Nacional de Islandia

Como en todo museo importante, en el Museo Nacional de Islandia existe lo que se llama «colección permanente» y «exposiciones temporales». La colección permanente de este museo se llama Making of a Nation – Heritage and History in Iceland. En ella podremos recorrer la historia de la nación islandesa desde sus primeros asentamientos humanos hasta la actualidad.

A lo largo y ancho de las 2 plantas que alberga la exposición permanente podremos admirar, aproximadamente, 2000 objetos y unas 1000 fotografías, todas ellas del siglo XX. La exposición es un viaje en el tiempo que inicia con el barco de los primeros colonos medievales que cruzaron el océano para hacer de la isla su nuevo hogar. Al igual que el inicio de la historia islandesa empieza con un viaje, la exposición se cierra con un aeropuerto, que simboliza la puerta de entrada de los islandeses al mundo.

Los vikingos fueron los primeros pobladores de la isla, y de ellos podemos admirar utensilios y herramientas, máscaras rituales y una estatuilla de Thor de Eyrarland. Esta última pieza es uno de los vestigios más populares de la colección. Con la llegada del cristianismo, se levantaron hermosas iglesias; algunas de sus vidrieras y puertas más excepcionales se exponen en el museo.

La puerta de la iglesia de Valþjófsstaður es otra de las piezas más representativas de la exposición permanente. En ella está tallada una versión de la leyenda del Caballero y el León en la que un león se convierte en compañero del caballero que mató al dragón que lo mantenía cautivo.

Una visita a la Casa de la Cultura

Con la entrada al Museo Nacional de Islandia viene incluida una visita a la Casa de la Cultura. Este es uno de los edificios históricos más bonitos de Islandia, y data del año 1909. Es imperante visitar su hermoso exterior pero, sobre todo, es interesante admirar los detalles interiores.

La exposición que hay en la Casa de la Cultura alberga colecciones de 6 importantes instituciones culturales islandesas. Las obras de arte expuestas allí son de diversos estilos y épocas; además, se presentan junto con objetos de museo y materiales de archivo como son libros o mapas antiguos.

El Museo Nacional de Islandia nos invita a conocer en detalle la historia de esta nación.
Imagen: The Iceland Museum Guide (https://www.museumguide.is/).

Para conocer un poco mejor Islandia, ¡visita su Museo Nacional!

Sabemos que los museos nacionales son instituciones que han contribuido a forjar identidades nacionales. En ellos se muestran los «supuestos» orígenes de la nación y su desarrollo a lo largo de la historia, siempre en su versión oficial. Islandia no es una excepción, pero no por ello hay que dejar de visitarlos.

Conocer Islandia a través de su Museo Nacional te va a permitir conocer cuál es la identidad nacional oficializada, la cual podrás comparar con la realidad, paseando por sus ciudades y pueblos y conociendo a sus gentes. Además, será una oportunidad perfecta para pasar unas horas a resguardo del frío, e incluso para tomarte un café acompañado de alguna delicia local.

Te podría interesar...
Islandia en invierno: lo que debes saber
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Islandia en invierno: lo que debes saber

Islandia en invierno es ideal para actividades como el esquí nórdico, y ni siquiera hay que alejarse mucho de Reikiavik para apreciar su belleza.