Qué visitar en Islandia: 7 lugares imprescindibles

· 6 octubre, 2018
Islandia es un país donde la naturaleza ofrece rincones y paisajes espectaculares. Algunos son de visita obligada.

Una isla llena de paisajes que quitan el aliento, donde el hielo y el fuego conviven durante los inviernos sin días y los veranos sin noches. Descubre cuáles son los 7 lugares que tienes que visitar en Islandia. Pero ten en cuenta que no siguen un orden específico, ya que todos son maravillosos a su manera.

1. Blue Lagoon

Blue Lagoon, uno de los lugares que visitar en Islandia
Blue Lagoon

Se trata de un spa geotérmico de agua salada beneficiosa para la salud. El agua de la laguna, rica en sílice y otros minerales, ha probado su efectividad y ha ayudado a tratar eczemas y otros problemas de la piel, como la psoriasis.

Además de una clínica para el tratamiento de la piel, encontrarás una gran variedad de masajes, tratamientos y servicios de lujo en este increíble spa.

Sus aguas, de color azul lechoso y rodeadas de lava, le dan al lugar un aire de misterio y encanto. Durante años, el Blue Lagoon ha sido una de las atracciones turísticas más famosas de Islandia. Se encuentra en la península de Reykjanes, cerca del aeropuerto de Keflavík.

2. El Parque Nacional Thingvellir

Parque Nacional Thingvellir en Islandia
Parque Nacional Thingvellir

Thingvellir ostenta el honor de ser el parque nacional más antiguo del país y el único reconocido por la Unesco. Se encuentra a unos 45 minutos de Reikiavik y destaca por su historia y folclore, además de por la increíble geología del lugar.

Está situado directamente entre las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia, de ahí que geología sea tan interesante. En Thingvellir se puede descubrir cómo se formó la isla. Pero también se puede conocer buena parte de la historia de Islandia, ya que es el lugar donde se reunió el parlamento islandés durante siglos.

3. El Área Geotérmica de Geysir

Geysir en Islandia
Geysir – Tormod Fauskrud / Flickr.com

Geysir forma parte del valle Haukadalur y se encuentra a unos 50 minutos de Thingvellir. Por el camino ya se pueden ver numerosos géiseres. Pero el más importante es, sin duda, Geysir. Se le podría llamar el “padre de los géisers”, ya que de ahí proviene el nombre de este fenómeno geológico.

De Geysir solía emanar una enorme torre de agua hirviendo de 60 metros de altura. Sin embargo, hoy en día solo es una gran charca de agua caliente porque durante años los visitantes arrojaron a su interior piedras que acabaron casi cegándolo.

Aun así, la zona está llena de más géiseres increíbles, como el de Strokkur, que eclosiona cada cinco minutos y cuyos chorros de agua alcanzan los 20 metros. Además, hay piscinas de aguas termales y el paisaje ofrece colores impresionantes gracias a los distintos minerales.

4. La cascada de Gullfoss

Cascada de Gullfoss
Cascada de Gullfoss

Otro de los lugares que hay que visitar en Islandia sin excusas, porque es una de las cascadas más impresionantes del país (si no la que más). Está a menos de diez minutos en coche de Geysir, en un antiguo valle. La caída de sus aguas está dividida en dos y alcanza los 32 metros.

Las aguas provienen del río Hvíta, uno de los mejores lugares del país para hacer rafting. Existe un tour al que se pueden apuntar tanto novatos como expertos y que te llevará por un recorrido por las poderosas corrientes hasta el antiguo valle y sus increíbles formaciones.

5. La Reserva Natural de Skaftafell

Cascada en el parque de Skartafell en Islandia
Caída Negra en Skaftafell

Esta reserva natural de más de 4800 km² esconde varios de los paisajes más extraños y surrealistas del planeta. Formada por la constante dualidad del hielo y el fuego y rodeada por desiertos de arena negra y glaciares, es uno de los lugares que debes visitar en Islandia.

Hay varias rutas en la zona que te llevarán a admirar tesoros naturales como Svartifoss (la Caída Negra), una catarata que cae por un barranco de columnas negras de basalto, entre otros.

6. El Cañón de Asbyrgi

En el noreste de Islandia encontrarás un impresionante cañón en forma de herradura. Es el lugar perfecto para entrar en contacto con el esplendor de la naturaleza y relajarse. Desde la cima del acantilado se pueden admirar unas vistas fantásticas y, por supuesto, echar unas fotos increíbles.

7. Reikiavik, la ciudad que debes visitar en Islandia

Reikiavik en Islandia
Reikiavik

Después de todas estas maravillas naturales, seguramente quieras pasar un rato en la “civilización”. La capital de Islandia es una ciudad pequeña, pero merece la pena visitarla, sobre todo por su gastronomía.

Reikiavik, además, invita a pasear por sus calles. Acabarás descubriendo sus lugares más importantes, como Laugaveugr, la iglesia Hallgrimskirkja, el lago Tjörn o el puerto.