Los más impresionantes acantilados de Islandia

Adrián Pérez 21 junio, 2017

¿Te gustan los destinos donde la naturaleza es la principal protagonista? ¿Estás buscando un sitio que te permita huir del calor y el turismo de masas en tus próximas vacaciones? Entonces te recomendamos que tengas en cuenta un hermoso país-isla al norte del mundo donde vivirás aventuras inolvidables. Y entre sus principales atractivos, destacan los acantilados de Islandia, sencillamente fabulosos. ¿Te gustaría conocerlos? 

Los mejores acantilados de Islandia

Cuando nos dicen Islandia seguro pensamos en nieve, hielo… más nieve y más hielo. Pero además, este país tiene mucho para ofrecer en cuanto a atractivos naturales y paisajes de ensueño. La mejor época para visitarlo es en primavera y en verano, cuando la tierra deja de ser blanca y surge en su máximo esplendor.

Si eres más de los destinos fuera de lo común y buscas un lugar diferente para tus vacaciones, no dejes de visitar este bello país y descubrir sus espectaculares acantilados.

1. Krisuvikurberg

Krisuvikurberg en Islandia
Krisuvikurberg – Sergio Morchon / Flickr.com

Llegar a ellos es toda una aventura, pero merece la pena. Debes tomar la carretera 427 hasta un camino secundario que te lleva directamente a ellos. Si te animas a llegar en coche o vehículo te salvarás de caminar. También puedes contratar una excursión en un 4 X 4 para disfrutarlos por completo. El terreno es irregular, deberás cruzar un río y si todavía no ha lucido mucho el sol habrá algo de nieve en el camino.

Cualquier fotografía que puedas tomar de estos acantilados no le hará justicia… tampoco intentar describirlos con palabras. Te aseguramos que quedarás boquiabierto (y mejor lleva una bufanda para cubrirte). Tienen 70 metros de altura y el mar rompe con fuerza en ellos. A sus pies hay una hermosa playa de arena volcánica.

2. Acantilados de Dyrholahey

Acantilados de Dyrholahey en Islandia
Dyrholahey – elenaburn

Son los acantilados de Islandia más famosos, y están cerca de la localidad de Vik. Se puede acceder a ellos sin problema a través de unas playas de arena negra. La carretera hacia Dyrholahey está asfaltada y antes de llegar hay un aparcamiento gratuito. En cualquier época del año sopla bastante el viento y debes extremar tus precauciones para no perder nada ni para sufrir un accidente.

Sigue el camino marcado para pasear por estos bonitos acantilados con sus rocas de formas caprichosas. Los lugareños dicen que se trata de trolls. Si apenas bajas del coche ves que hay muchos turistas, no te preocupes porque nadie se queda más de 15 minutos allí. Si aguardas máximo media hora tendrás los acantilados para ti solo.

3. Acantilados de Hafnarberg

Acantilados de Hafnarberg en Islandia
Acantilados de Hafnarberg – Jason Walsh / Flickr.com

¿Te consideras una persona valiente? Entonces este lugar es perfecto para ti. Ubicados en la península de Reykjanes (al igual que los de Krisuvikuberg) solo puedes acceder a ellos andando… unos 2,5 km desde que dejas aparcado el coche en un parking a la vera de la carretera 425.

El paisaje que verás aquí es lunar ya que la roca volcánica está por doquier. El recorrido hasta el acantilado te puede llevar una hora aproximadamente (y lo mismo para regresar, claro está). Pero merece la pena… el paisaje es algo monótono e inhóspito, pero el plato fuerte está en la llegada.

Al ser muy poco conocidos estos acantilados te permiten disfrutar de la soledad, la tranquilidad y el silencio. En verano los únicos acompañantes serán las aves, las focas y las ballenas.

4. Acantilados de Látrabjarg

Acantilados de Látrabjarg en Islandia
Acantilados de Látrabjarg – Tsuguliev

Tienes que tomar la carretera 612 hasta el final para llegar a este hermoso lugar con unos acantilados de 12 kilómetros de longitud y 400 metros de altura. Aquí anidan cientos de aves entre ellas los famosos “frailecillos” o “payasos de mar” con pico rojo y cuerpo negro y blanco.

Según la época del año también podrás ver focas. Si vas por la tarde, no dejes de disfrutar de una puesta del sol como no hay otra en el mundo.

“Si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes.”

-Vincent van Gogh-

Ya lo has visto, si quieres disfrutar de vistas espectaculares, desafiando al vértigo, visita alguno de estos acantilados de Islandia. Su imagen, sin duda, sera imposible de olvidar y cualquier esfuerzo para llegar a ellos habrá merecido la pena.

Te puede gustar