10 motivos para hacer un crucero por el Mediterráneo

Elena Blanco · 26 enero, 2019
Un crucero es una buena forma de relajarse y disfrutar de algunas de las ciudades más bonitas del Mediterráneo en solo unos días.

El crucero por el Mediterráneo es uno de los más populares que puedes hacer desde España. Es muy probable que conozcas a alguien que lo haya hecho, y seguro que te ha contado mil maravillas. Pero quizás aún no te has terminado de convencer. Por eso, te vamos a dar 10 razones por las que embarcarte en esta aventura.

1. Conoces una parte de la historia

La cultura e historia española le deben mucho al Mediterráneo. Gran parte de lo que es y de cómo es el país está ligado a este mar. Y lo mismo ocurre con todos los países que tienen la suerte de estar bañados por él, desde Francia a Italia o a Grecia.

Ver la influencia del mar en los diferentes territorios es algo curioso de ver y, sobre todo, interesante. Gracias a un crucero por el Mediterráneo podrás percibir el contraste muy fácilmente.

2. El precio es relativamente bajo

Ventajas de hacer un crucero

Partiendo de la premisa de que los cruceros no son los viajes más económicos, lo cierto es que los que surcan el Mediterráneo son los que tienen un precio más bajo.

Eso sí, ten en cuenta que las distintas navieras, como si de diferentes compañías aéreas se tratara, ofrecen precios y recorridos diferentes. Por ello, no olvides comparar diferentes precios y escoger el que mejor se ajuste a tu presupuesto.

3. Parten desde España

Algunas de las mayores navieras del mundo inician su periplo por el mar Mediterráneo desde puertos españoles. Con 7 terminales internacionales, el de Barcelona es el puerto que más cruceros recibe al año. En 2018 se realizaron en él más de 800 escalas.

4. En un crucero por el Mediterráneo la diversión está asegurada

Crucero por el Mediterráneo

En este tipo de cruceros, la palabra aburrimiento no está permitida. Hay decenas, por no decir cientos de actividades diferentes para todas las edades y gustos. Los cruceros son ciudades en miniatura, con tiendas, restaurantes, discotecas, piscinas…

Eso dentro del barco, pero fuera también te esperan mil cosas por hacer. Puedes contratar excursiones o experiencias divertidas en las paradas que hagas, para así aprovechar al completo la aventura.

5. Disfrutarás de una buenísima cocina

Este tipo de cruceros se caracterizan por el todo incluido y por contar con deliciosos menús casi las 24 horas del día. Por ello, la comida y la bebida no serán ningún problema, especialmente si te encanta probar cosas diferentes.

Y por si eso fuera poco, lógicamente en cada una de las paradas podrás disfrutar de la gastronomía característica de cada lugar. Y es mundialmente conocido que la cocina mediterránea es de las más exquisitas del planeta.

6. Conocerás muchas ciudades en poco tiempo

Marsella en la Costa Azul.
Vista de Marsella

Una de las principales ventajas de hacer un crucero por el Mediterráneo es que en apenas unos días puedes visitar varias ciudades, e incluso países. Y además, con este tipo de cruceros podrás ver algunas de las ciudades más importantes del continente, como por ejemplo Roma o Atenas.

7. Diferentes itinerarios entre los que elegir

Las diferentes navieras ofertan distintos itinerarios. Algunas hacen sus escalas en unas ciudades y otras en otras, por lo que tienes un gran abanico de posibilidades ante ti. Solo debes pensar qué lugares deseas visitar y tener en cuenta el punto de partida y de llegada del itinerario. Seguro que encuentras el crucero perfecto para ti.

8. El clima siempre es bueno

Crucero en puerto

Desde luego que en el Mediterráneo, el tiempo no es una de las principales preocupaciones. Generalmente tendrás buenas temperaturas y días despejados.

Es posible que, especialmente en invierno, te encuentres con alguna tormenta, pero nada que no te haga disfrutar de la experiencia. Es por ello que se puede hacer este tipo de cruceros en prácticamente cualquier momento del año.

9. No necesitas cambiar de moneda

Una de las cosas que más «pereza» da cuando se viaja es si hay que cambiar de moneda. La ventaja que tienen estos cruceros es que la mayoría de los países que recorren tienen la moneda única. Además, en el interior del barco podrás pagar sin ningún tipo de problema. Así que esa es otra preocupación que te ahorras.

10. La calidad es elevadísima

Como decíamos más arriba, cada naviera oferta cosas diferentes (con su consecuente variación de precios) pero todas son de una enorme calidad. Por ello, conviene que te asegures de qué te ofrece cada empresa. Valora muy bien la relación calidad-precio y encuentra la opción que se ajuste perfectamente a lo que estás buscando.