5 lugares de Roma que no puedes perderte

Adrián Pérez · 8 abril, 2019
Roma es una ciudad fabulosa que merece una larga estancia para descubrir todos sus tesoros. Si no es el caso, hay lugares que son de visita obligada.

La capital italiana es un lugar que merece la pena visitar una y otra vez. Si solo tienes un par de días para conocerla, hay lugares de Roma que deben estar los primeros en tu lista. Vamos a llevarte a 5 de ellos, pero recuerda que hay mucho más que ver, y que nada como una estancia larga, muy larga, para descubrir todos sus secretos.

1. Lugares de Roma imprescindibles: el Coliseo

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

El anfiteatro Flavio fue el más grande del Imperio romano y hoy en día es uno de los monumentos más destacados de la ciudad. Se construyó hace casi 2000 años y en su momento de esplendor tenía capacidad para 50 000 personas.

Se usó para diferentes espectáculos, como peleas de gladiadores o muestras de animales exóticos, y también para ejecuciones. Tras la caída del Imperio quedó abandonado. Sus piedras sirvieron para levantar otros edificios de la ciudad, de ahí el aspecto que presenta.

Abre todos los días a las 8:30 de la mañana y te conviene ir temprano para evitar las largas filas de turistas. La entrada cuesta 12 euros y permite el acceso también al Foro y al Palatino. Para llegar al Coliseo puedes tomar la línea B de Metro y bajar en Colosseo.

2. Foro

Foro, uno de los lugares de Roma que hay que visitar
Foro Romano

Otro de los lugares de Roma que no hay que perderse. El Foro era el centro neurálgico del Imperio, el sitio donde se desarrollaba la vida política, cultural y económica. Para su construcción se drenó el área, que era pantanosa, y se instaló uno de los sistemas de alcantarillado más antiguos del mundo.

Abandonado, al igual que el Coliseo, quedó sepultado por la tierra. Las excavaciones del último siglo permitieron sacarlo de nuevo a la luz. Hoy en él se puede recorrer la Vía Sacra y ver los arcos de Tito y Severo Séptimo.

También se pueden admirar el templo de Antonino y Faustina, la columna de Foca, la basílica de Majencio y Constantino y la Curia. Un auténtico viaje al corazón de la Antigua Roma.

3. Palatino

Colina del Palatino en Roma
Colina del Palatino

Es la colina más céntrica de la ciudad y una de las partes más antiguas que podemos visitar. Está muy cerca del Foro. Estuvo habitada desde el año 1000 a.C. y, según la leyenda, aquí vivía la loba que alimentó a Rómulo y Remo (el primero mató al segundo y fundó Roma).

En el Palatino puedes ver el palacio Domus Flavia y las casas de Livia y Augusto. También verás los jardines Farnesianos, el hipódromo de Domiciano y el museo con esculturas, mosaicos y otros objetos encontrados en excavaciones. Además, desde aquí obtendrás maravillosas vistas del Foro Romano.

4. Fontana di Trevi

Fontana di Trevi en Roma
Fontana di Trevi

Se trata de la fuente más famosa de la capital italiana y una de las más bonitas del mundo. Mide 26 metros de alto y 20 de ancho y sus orígenes se remontan al año 19 a.C., cuando era el final del acueducto Aqua Virgo.

Durante el Renacimiento el papa Nicolás V ordenó levantar una fuente en este lugar. Ya en 1762 se construyó el magnífico conjunto barroco que hoy podemos contemplar. En ella se representa al dios Océano en un carro tirado por dos tritones.

La leyenda indica que si se arroja una moneda a la fuente se regresa a Roma. Si son dos, se encontrará un amor italiano. Y, si se lanzan tres monedas, además, habrá boda.

5. Plaza de España

Plaza de España de Roma
Plaza de España

Es uno de los lugares de Roma imprescindibles y uno de los más concurridos. Con su famosa escalinata y la vista de la iglesia de la Trinità dei Monti, ofrece una de las imágenes más bellas de la ciudad. La plaza lleva el nombre de España porque en el siglo XVII se instaló en uno de sus edificios la embajada española.

Se sitúa en la Via dei Condotti (ideal para ir de compras), en la intersección con las vías Frattina y del Babuino. Uno de los puntos destacados de la plaza es la fuente de la Barcaza, construida por Pietro Bernini según las órdenes del papa Urbano III.

Por supuesto, hay muchos más lugares de Roma que son de visita obligada. Si tienes tiempo, debes visitar la plaza Navona con sus tres fuentes. También el Campo dei Fiori y el Panteón de Agripa (construcción romana que ha llegado casi intacta hasta nuestros días).