El Foro Romano en la capital italiana, un viaje al pasado

· 20 febrero, 2016

Si viajas a la capital de Italia es una de las visitas “obligadas”. El Foro Romano, en el corazón de la ciudad, era el hogar de las instituciones de gobierno, del mercado y de los templos. Incluso había espacio para la justicia, la prostitución y los negocios. Aún podemos encontrar algunos restos de lo que fue el epicentro de la vida en la antigua Roma.

De visita por el Foro Romano

El área donde se construyó este foro en el siglo VI a.C era un pantano que se drenó mediante una cloaca, en lo que sería el primer sistema de alcantarillado del mundo.

Cuando el Imperio Romano desapareció, el Foro quedó olvidado y se fue enterrando. Entrado el siglo XX se realizaron las excavaciones que permitieron encontrar los restos de estas maravillosas construcciones. Entre los puntos más destacados están:

1. Templo de Cástor y Pólux

Templo de Cástor y Pólux en el Foro Romano
Templo de Cástor y Pólux – Nikonaft

En el exacto lugar donde dos jóvenes soldados lucharon contra los latinos se decidió erigir un templo con pórticos, columnas y un podio de 50 metros de largo. Tres de las diecinueve columnas se pueden ver todavía.

2. Templo de Rómulo

Templo de Rñomulo en el Foro Romano
Templo de Rómulo – danileon

Con una planta circular y fachada curvilínea, capiteles y alquitrabe de mármol, este templo pasó a ser el atrio de una iglesia en el siglo VI y hoy se puede ver casi en su totalidad.

“Por lo general, los hombres creen fácilmente lo que desean.”

– Julio César –

3. Basílica Emilia

Basílica Emilia en el Foro Romano
Basílica Emilia – claudio zaccherini

Fue edificada en el año 179 a.C. por orden del cónsul Marco Emilio Lépido. Fue reconstruida en diferentes ocasiones y en el año 14 sufrió un incendio que la destruyó casi por completo. La basílica estaba dividida en naves e hileras de columnas.

4. Basílica Julia

Basílica Emilia en el Foro Romano
Basílica Emilia – claudio zaccherini

Está al sur del Foro Romano entre los templos de Saturno y de Dióscuros. Fue mandada a construir por Julio César en el año 54 a.C pero terminada por Augusto 4 décadas después. Como se incendió, los hijos adoptivos del emperador decidieron reconstruirla para albergar los tribunales en lo civil.

Sus grandes dimensiones (109 metros de largo por casi 50 de ancho) y su nave central abovedada y de dos pisos permitía que 180 jueces trabajaran allí. En la escalinata del pórtico podemos ver juegos grabados en el mármol como si se tratara de un juego de damas chinas.

5. Arco de Tito

Arco de Tito en el Foro Romano
Arco de Tito – Viacheslav Lopatin

Es otro de los arcos del triunfo del Foro Romano, localizado en la Vía Sacra, al sureste del complejo. Fue construido a los pocos años de la muerte del emperador Tito y rememora sus victorias contra los judíos. Además las figuras que adornan la construcción lo muestran como un ser entre real y divino.

Ha servido como “modelo” para otros arcos erigidos a partir del siglo XV como el de París, la Puerta de India y el arco de los Soldados y Marineros de Brooklyn (Nueva York).

6. Arco de Septimio Severo

Arco de Septimio Severo
Arco de Septimio Severo – pisaphotography

Está a los pies de la colina donde se erige el Capitolio y fue construido en el año 203 para celebrar las victorias del Emperador Septimio Severo y sus hijos. Es de mármol y está formado por un arco principal y dos más pequeños.

7. Tabulario

Es uno de los edificios construidos a finales de la época republicana romana y se usaba para guardar documentos importantes (las leyes y las actas del Estado escritas en tablas de bronce).

Las obras terminaron en el año 78 a.C. Y está en una especie de desnivel del terreno. Su decoración de columnas dóricas empotradas, sus muros de piedra y varios elementos arquitectónicos la convierten en una pieza realmente maravillosa del Foro.

8. Curia Julia

curia en el Foro Romano
Foro Romano – Borisb17

Es un antiguo monumento usado como sede del Senado y que fue erigido en el año 44 a.C. Recibe este nombre porque el encargado de las obras fue Julio César, aunque tuvieron que ser interrumpidas por su asesinato en el teatro de Pompeyo hasta que el sucesor del emperador, Octavio Augusto, las finaliza en el 29 a.C.

Es una de las pocas estructuras de la época romana que aún se mantiene en pie. Una de las razones por las cuales se ha conservado es que en el siglo VII pasó a ser la iglesia de San Adrián. Tiene una fachada de hormigón cubierta con ladrillos, bloques de mármol y un interior de 25 metros de largo, de diseño austero y muros desnudos (aunque en la antigüedad tenían chapados de mármol).

Por supuesto que en tu recorrido no puedes dejar de visitar los templos de Saturno, de Vesta y de Venus y Roma, la basílica de Majencio y Constantino, la Regia, la columna de Foca y la Vía Sacra. Viaja en el tiempo durante tu paseo por el Foro Romano e imagina la vida en esas épocas tan remotas.