Descubre el Monasterio de los Diez Mil Budas de Hong Kong

· 9 marzo, 2019
En este monasterio hay miles de estatuas de Buda, más de las que indica su nombre. Y, además, todas son diferentes.

Viajamos a Asia para descubrir un lugar fascinante que se esconde en Hong Kong, una de las regiones más importantes de la República China. El Monasterio de los Diez Mil Budas es un singular lugar de culto de la religión budista, adornado con miles de esculturas de Buda. ¿Necesitas información? ¡Continúa leyendo!

Monasterio de los Diez Mil Budas, el esplendor del budismo en China

El Monasterio de los Diez Mil Budas es un particular edificio de culto. Está situado en el área de Sha Tin, a las afueras de Hong Kong (China) y a orillas del río Shingn Mun.

Monasterio de los 10.000 Budas en Hong Kong
Monasterio de los 10.000 Budas

Su construcción se inició en 1949 por orden del predicador budista Yuet Kai. Pretendía se un homenaje a Buda, el sabio que fundó la religión budista, una de las más importantes de Asia.

Las obras finalizaron en el año 1957. Con él no se quería construir exactamente un monasterio con monjes residentes, sino un lugar donde poder mostrar su devoción por Buda.

De hecho, el predicador Yuet Kai consiguió reunir casi 13 000 estatuas de Buda. Estatuas de todo tipo que se pueden contemplar en los alrededores del monasterio, de ahí el nombre del Monasterio de los Diez Mil Budas.

Las miles de estatuas se extienden alrededor de las ocho hectáreas que ocupa el monasterio: en las escaleras, los pabellones, los templos interiores, las terrazas.

Pero sobre todo, es en la pagoda del monasterio donde se centra la mayor parte de esta colección de budas. De hecho, si subes hasta lo alto de la pagoda puedes disfrutar de unas estupendas vistas de los rascacielos de Hong Kong, los bosques y el mosaico de budas.

¿Por qué es tan especial el monasterio?

figura de Buda
Figura de Buda

Visitar el monasterio de los Diez Mil Budas puede convertirse en una experiencia única. No deja de ser un templo budista diferente a los que puedes encontrar por otras regiones del continente.

Y es esa colección inmensa de réplicas e imágenes de Buda la que lo convierte en un lugar especial. Es una colección variada, tradicional y a la vez ecléctica. Las esculturas tienen tamaños diferentes, colores e incluso representaciones.

En definitiva, cada pieza es única y diferente. Hay estatuas con todo tipo de ropajes, en todo tipo de posturas y con expresiones de lo más variadas. Pero todas ellas representan lo mismo: la devoción y homenaje Buda.

Pero además de eso, la importancia del monasterio reside en el gran patrimonio histórico y cultural que rodea sus ocho hectáreas. Cada buda cuenta su historia, tiene su expresión y su aspecto. Algo único y diferente al resto de templos budistas.

Datos prácticos para la visita

Budas sentados en el monasterio de los Diez Mil Budas
Budas sentados

Llegar hasta el Monasterio de los Diez Mil Budas es relativamente sencillo. Podrás hacerlo desde Sha Tin, el distrito de Hong Kong, usando el transporte público. Debes usar la línea azul claro de metro. El trayecto dura aproximadamente 20 minutos. Si te alojas en Hong Kong llegar hasta allí será de lo más cómodo.

El monasterio se encuentra en lo alto de una colina. ¿Qué significa? Que para llegar tendrás que subir un total de 400 escaleras. Verás la entrada al monasterio y empezarán a aparecer ante ti los primeros budas.

Por ello, nuestro consejo es que lleves calzado cómodo y ropa cómoda. Tendrás mucho que recorrer por los alrededores del monasterio si quieres disfrutar de todas las estatuas que alberga.

Por lo demás, el monasterio y sus cinco templos (llamados templo del Dios del Cielo, del Buda de Candi, Kwun Yam y Nei Tor) abre todos los días y la entrada es gratuita. ¡Una gran ventaja!

Cerca de 13 000 estatuas puedes ver en el Monasterio de los Diez Mil Budas. Y gracias a los seguidores del budismo esta cifra no para de crecer. Sin duda, la visita hasta este lugar es una de las mejores cosas que puedes hacer en Hong Kong.

Aquí disfrutarás de la experiencia del contacto con otras culturas y religiones, profundizarás en los preceptos de budismo y conocerás algo más del arte asiático. ¿Qué más se puede pedir a esta visita?