Contemplamos el “skyline” de la bahía de Hong Kong

Con sus espectaculares rascacielos, la bahía de Hong Kong es una de las más sorprendentes del planeta. Vamos a cruzarla para disfrutar de sus imágenes más bellas.

La bahía de Hong Kong es una de las más fotogénicas que se pueden visitar en el mundo. Un conjunto arquitectónico espectacular que, además, parece quedar envuelto en una atmósfera diferente. Algo que sin duda es lo más adecuado, teniendo en cuenta la peculiar historia y las singulares condiciones que la distinguen de cualquier otro rincón de China.

Salvar la bahía de Hong Kong

Bahía de Hong Kong
Bahía de Hong Kong – Bernard Spragg. NZ / Flickr.com

El territorio hongkonés en la actualidad incluye varias islas, y es la mayor la que da nombre a todo el conjunto. Pero también se incluye parte de territorio continental, sobre todo la península de Kowloon, que queda a escasa distancia. De hecho, desde ella se contempla la mejor vista del famoso skyline de la bahía de Hong Kong.

Del mejor emplazamiento para sacar esa fotografía, os hablaremos a continuación, pero ahora os contaremos cómo cruzar la bahía de Hong Kong, ya que uno se puede hospedar tanto en la moderna zona de la isla como en las calles de Kowloon. Y el mejor modo de salvar esa distancia es en ferry.

Star Ferry

Bahía de Hong Kong
Bahía de Hong Kong – Alex Chen / Flickr.com

Esos ferrys son los de la histórica flota Star Ferry. En apenas un cuarto de hora se cruza de una orilla a otra, y a un precio muy módico. De hecho, está considerado como el trayecto en barco con mejor relación calidad-precio del mundo.

Y es que no solo es barato, sino que el recorrido es de lo más especial, contemplando a un lado y otro un conjunto arquitectónico único.

El paseo marítimo de Tsim Sha Tsui Este

Hong Kong desde Vistria Harbour
Hong Kong desde Vistria Harbour – estherpoon

En Kowloon no hay pérdida posible para dirigirse a este paseo marítimo, el cual es el mejor lugar para ver la bahía de Hong Kong, también conocido como Victoria Harbour.

A cualquier hora del día o de la noche allí habrá turistas, sacando la foto más emblemática del lugar y captando los infinitos detalles de luz y color que proporciona la fusión del azul del mar con los rascacielos.

De día es como mejor se aprecian esas arquitecturas, cuya modernidad todavía llama más la atención cuando la bahía de Hong Kong es recorrida por alguna embarcación china tradicional, con su gran vela recortada sobre los edificios de acero y cristal.

Pero de noche, las vistas son igualmente espectaculares. Entonces ya no se aprecian todos esos detalles arquitectónicos, pero se asiste a un espectáculo de luz de lo más sugerente. Un lugar para relajarse y soñar con el futuro, mientras se ven las siluetas iluminadas de los edificios más emblemáticos de la bahía hongkonesa.

Edificio del HSBC

Edificio del HSBC en Hong Kong
Edificio HSBC – The Climate Group / Flickr.com

Sin duda, de todo el conjunto monumental y contemporáneo de la bahía de Hong Kong, el más carismático y alabado es el edificio que construyó Norman Foster para ser la sede del Shanghai Bank. Un edificio que es una de las grandes obras de arte de finales del siglo XX.

“De lo que se trata con el diseño es que el hecho de ir allí se convierta en toda una experiencia. El arquitecto debería trabajar con el entorno, con el paisaje.”

-Norman Foster-

Torre del Banco de China

Tras la obra de Foster, llegarían otras, pero desde luego la más espectacular es la Torre del Banco de China. Una gran torre construida a base de triángulos y cristales, la cual se ha convertido en otro referente de la silueta de la bahía de Hong Kong.

Pico Victoria

Vista de la bahía de Hong Kong
Hong Kong – ESB Professional

Ya os hemos presentado dos lugares ideales para contemplar el skyline de la bahía, ambos casi a la altura del mar, tanto a bordo del Star Ferry como desde el paseo marítimo de Kowloon. Pues bien, ahora os proponemos disfrutar de ese mismo panorama, pero desde un punto de vista elevado.

Para ello hay que tomar el Peak Tram, un tranvía que se eleva por la montaña que cierra la bahía de Hong Kong. Una vez salvada cómoda y rápidamente ese desnivel, solo nos queda subir hasta la cima y la Peak Tower.

Un desplazamiento que vale la pena, ya que veremos desde las alturas Hong Kong, uno de los conjunto urbanos más apasionantes y dinámicos de todo el planeta.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar