Mil Islas en Canadá, idílicas y sorprendentes

Adrián Pérez 1 abril, 2016

Las Mil Islas, entre Canadá y Estados Unidos, son un lugar de ensueño para disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza y desconectarse de absolutamente todo: trabajo, preocupaciones, tecnología. Es el lugar perfecto para una escapada romántica o en familia. En definitiva recorrer las Mil Islas es algo que debes agregar a tu lista de cosas por hacer. ¿Te animas a conocerlas?

Las Mil Islas: un lugar de ensueño

Las Mil Islas (Thousand Islands) es un archipiélago que se encuentra entre Canadá y Estados Unidos. En  sus más de 80 kilómetros de largo se encuentran las 1.864 islas que conforman este magnífico lugar. Las islas estadounidenses se encuentran en el estado de Nueva York y las islas canadienses se encuentran en la provincia de Ontario.

Las islas que conforman este archipiélago se caracterizan por ser sumamente variadas. Así, podemos encontrar desde una minúscula isla en la que apenas cabe una pequeña casita a otras en las que construyeron castillos. De hecho, muchas parejas se comprometen y casan en estas románticas islas, especialmente en aquellas cuyas construcciones son palacios que parecen sacados de un cuento de hadas.

Mil Islas
Mil Islas – LornaWu

Como te comentamos anteriormente, los tamaños de las islas pueden variar desde 100 kilómetros cuadrados hasta algunas sumamente pequeñas en las que cabe una sola residencia. Algunas son tan minúsculas que fue necesario establecer una serie de reglas para determinar lo que son islas y lo que no. Para ser considerada isla tiene que:

  • Estar por encima del nivel del mar durante todo el año.
  • Tener una superficie de al menos 930 centímetros cuadrados.
  • Poseer al menos un árbol vivo.

Curioso ¿No crees?

El famoso y romántico castillo de las Mil Islas

En las islas que corresponden al estado de Nueva York hay una que se destaca por encima de las demás, y es que hasta la forma natural de la misma resulta sumamente romántica y especial. El castillo Boldt es un pequeño fortín que está ubicado en una isla con forma de corazón.

Castillo Boldt en las Mil Islas
Castillo Boldt – Victoria Lipov

Esta isla con forma de corazón, sin duda alguna, es una de las más famosas de todo el recorrido y también la preferida por muchas parejas para comprometerse y/o contraer matrimonio. El castillo fue construido por George Boldt como un regalo de amor para su adorada esposa Louise Augusta Kehrer. Lamentablemente, la construcción del mismo fue abruptamente interrumpida en el año 1904 cuando Louise falleció.

Castillo Boldt en las Mil islas
Castillo Boldt – Roger de Montfort

La historia señala que la familia Boldt, especialmente Louise, adoraba pasar las vacaciones de verano en una casa de campo ubicada en una de las Mil Islas. Por esa misma razón su esposo le prometió construirle su propio castillo en este increíble lugar.

“Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta”

-Sam Keen-

Después de comprar la propiedad de la isla con forma de corazón, comenzaron todos los trabajos para la construcción del pequeño fortín. Más de 300 trabajadores fueron los encargados de hacer realidad este pequeño palacio de 6 pisos, 120 habitaciones, puente levadizo, espectaculares jardines, palomar, pasadizos secretos y una torre que iba a estar destinada para que los más pequeños de la casa tuvieran un lugar especial en el cual divertirse.

El triste final del castillo Boldt de las Mil Islas

George Boldt deseaba entregarle este palacio a su esposa para el mes de febrero de 1905 con motivo del día de San Valentín. Tristemente, Louise falleció por causas naturales un año antes de finalizar la obra. Inmediatamente y sumido por una profunda tristeza, George ordenó parar la construcción.

Castillo Boldt en las Mil islas
Castillo Boldt – Roger de Montfort

Después de 73 años de completo abandono, las autoridades adquirieron la propiedad, la terminaron y le devolvieron todo su esplendor. Con el paso de los años se ha convertido en una de las islas favoritas tanto por los locales como por los turistas.

En definitiva, las Mil Islas son uno de esos lugares que parecen sacados de un cuento de hadas, parece increíble que un archipiélago tan perfecto pueda ser realidad. Es el destino ideal para descansar y soñar. Un magnífico recorrido ideal para una escapada romántica o familiar. Y a ti, ¿te gustaría conocer las Mil Islas?

Te puede gustar