Mantua, una preciosa ciudad del norte de Italia

27 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Mantua es una de las joyas de Italia, una ciudad rica en arte en la que pasear es descubrir un mundo casi perfecto.

Mantua es una preciosa ciudad italiana que se ubica en la región de Lombardía. Se trata de uno de los lugares más importantes del país ya desde la Edad Media. Ubicada al norte de la península itálica, allí se desarrollaron algunas de las principales muestras del Renacimiento italiano ¿Quieres conocer sus principales atractivos turísticos? Pues toma nota.

Mantua: una ciudad del Renacimiento

Iglesia de San Lorenzo

Mantua es una ciudad histórica que cuenta con decenas de monumentos y espacios que conocer. En ella desarrolló su arte Andrea Mantegna, uno de los principales artistas del Quattrocento italiano. Y fue una de las ciudades más florecientes de la época de la mano de la familia de los Gonzaga.

Rodeada de un entorno natural impresionante gracias a sus lagos y al río Mincio, Mantua se situó al mismo nivel que Florencia, Milán o Ferrara. Está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2008.

Qué ver en Mantua

1. El Palacio Ducal

Palacio Ducal de Mantua

Se trata de un enorme complejo arquitectónico construido en el siglo XIV. Se puede visitar en la Piazza Sardello y se compone de varios edificios conectados por medio de galerías y corredores. Fue el palacio de la familia de los Gonzaga y en él podrás visitar el castillo de San Giorgio, la basílica y unos impresionantes jardines.

En su interior albergaba una de las mejores colecciones de pinturas de toda Italia. Algunas fueron vendidas a Carlos I de Inglaterra y otras se perdieron tras la caída de la familia Gonzaga, ya que el palacio fue saqueado, al igual que el resto de la ciudad de Mantua.

De las obras vendidas al rey inglés, se conservan dos joyas en el Museo del Prado en Madrid: El tránsito de la Virgen, obra de Andrea Mantegna, y La Sagrada Familia de la Perla, de Rafael.

2. La basílica de San Andrés de Mantua

Basílica de San Andrés

Se trata de otra de las joyas que podrás ver en Mantua. Es una iglesia de estilo renacentista comenzada a mediados del siglo XV. Su autor es Leon Battista Alberti y fue encargada por Luis III Gonzaga. De ella destaca su monumental fachada, basada en el arco triunfal del emperador Tito y su interior con bóveda de casetones.

En una de sus capillas podrás contemplar la tumba de Andrea Mantegna, así como frescos de Correggio. Pero lo más destacado es la reliquia que contiene la sangre de Cristo, llamada Preziosissimo Sangue di Cristo, y que, según la tradición, fue llevada a Mantua por Longinos.

3. Catedral de San Pedro Apóstol

Catedral de San Pedro Apóstol de Mantua

Es un templo de origen paleocristiano que se amplió en el siglo XV por orden de Francesco I Gonzaga. Muy reformada en años posteriores, cuenta con planta de cruz latina. Consta de cinco naves divididas por arcadas y con capillas adosadas en las que se pueden contemplar obras de Veronese.

En el crucero, una bella cúpula sorprende con una de las representaciones pictóricas más impresionantes del manierismo, una obra que representa el Paraíso. Además, dentro de la catedral de San Pedro Apóstol se encuentran las tumbas de algunos de los miembros de la familia Gonzaga.

4. El palacio del Te

Palacio Te de Mantua

A las afueras de la ciudad de Mantua existe un precioso palacio manierista obra de Giulio Romano. Se trata de un edificio de planta cuadrada que data de principios del siglo XVI y cuya construcción se llevó a cabo por orden de Federico II Gonzaga para que fuese su palacio de descanso y recreo.

Cuenta con un patio central y un bonito jardín columnado. Y en la actualidad es la sede del Museo Cívico del Palazzo Te. En él podrás contemplar una preciosa colección de arte mesopotámico. Pero lo que más destacan son sus frescos, que pueden verse en las salas llamadas de los Caballos, del Amor y Psique, de Ovidio y de los Gigantes.

5. El Palacio d´Arco

Es otro de los impresionantes palacios que pueblan las calles de Mantua. Ubicado en la Piazza Carlo D’Arco, es de estilo neoclásico. En él se encuentra una de las salas más impresionantes de la historia del arte: la Sala dello Zodiaco. En ella se hallan representados los meses del año y los signos del zodiaco.

  • Mantua, joya del Renacimiento. Agenzia Nationale Turismo. Recuperado el 26 de diciembre de 2019 de http://www.italia.it/es/ideas-de-viaje/arte-e-historia/mantua-joya-del-renacimiento.html
  • Provincia di Mantova. Portale sul Turismo a Mantova. Recuperado el 26 de diciembre de 2019 de http://www.turismo.mantova.it/